lunes 24 de junio de 2024

Seguridad vial

El tránsito y el clima invernal en Bariloche

En este artículo se presentan algunas posibles soluciones para mejorar la movilidad y la seguridad de los habitantes y los visitantes.

sábado 04 de mayo de 2024
El tránsito y el clima invernal en Bariloche
En invierno, el tránsito en Bariloche, presenta una serie de inconvenientes que afectan la movilidad y la seguridad de los habitantes y los visitantes de la ciudad. Foto: archivo Marcelo Martínez.
En invierno, el tránsito en Bariloche, presenta una serie de inconvenientes que afectan la movilidad y la seguridad de los habitantes y los visitantes de la ciudad. Foto: archivo Marcelo Martínez.
Por Néstor Vidal*

Bariloche es una de las ciudades más visitadas de Argentina, especialmente en la temporada invernal, cuando miles de turistas llegan para disfrutar de la nieve y las actividades recreativas.

Sin embargo, esta gran afluencia de visitantes también genera problemas en el tránsito, que se ven agravados por las condiciones climáticas adversas, la falta de infraestructura vial adecuada y la escasa planificación urbana.

En este artículo este profesional exhibe algunos de los principales inconvenientes que se presentan en el tránsito en Bariloche en invierno, como algunas posibles soluciones para mejorar la movilidad y la seguridad de los habitantes y los visitantes.

Principales inconvenientes

  • Accidentes de tránsito: Según datos de la Policía de Río Negro, en el invierno de 2023 se registraron 145 accidentes de tránsito en Bariloche, que dejaron un saldo de 7 muertos y 87 heridos. La mayoría de estos accidentes se debieron a la falta de adherencia de los vehículos al pavimento, por la presencia de hielo o nieve, o a la imprudencia de los conductores, que no respetaron las normas de circulación ni las indicaciones de las autoridades. Además, muchos vehículos no contaban con los elementos de seguridad obligatorios, como cadenas, neumáticos de invierno o luces antiniebla.
  • Embotellamientos: Otro problema frecuente en el tránsito en Bariloche en invierno es la congestión vehicular, que se produce principalmente en las zonas céntricas y en los accesos al centro de esquí. Esto se debe a que la capacidad de las calles y las rutas son insuficiente para albergar el gran número de vehículos que circulan en la temporada alta, y a que no hay suficientes estacionamientos ni transporte público alternativo. Los embotellamientos generan demoras, estrés, contaminación y malestar entre los usuarios de la vía.
  • Daños en la infraestructura vial: Por último, el tránsito en Bariloche en invierno también provoca deterioros en la infraestructura vial, que se ve afectada por las bajas temperaturas, las precipitaciones, el uso de sal para derretir el hielo y el peso de los vehículos. Estos daños se traducen en baches, grietas, deslizamientos y socavones, que ponen en riesgo la integridad de los conductores y los peatones, y que requieren de un constante mantenimiento y reparación por parte de las autoridades competentes.

Posibles soluciones

  • Mayor control y fiscalización: Una de las posibles soluciones para mejorar el tránsito en Bariloche en invierno es aumentar el control y la fiscalización de los vehículos y los conductores, para asegurar que cumplan con las normas de circulación y los requisitos de seguridad. Para ello, se podría implementar un sistema de cámaras, radares, retenes y multas, que permita detectar y sancionar las infracciones y las conductas irresponsables. Asimismo, se podría reforzar la presencia de agentes de tránsito y de personal de emergencia, que orienten y asistan a los usuarios de la vía en caso de necesidad.
  • Mejorar la infraestructura vial: Otra posible solución es mejorar la infraestructura vial, tanto en la ciudad como en las rutas, para aumentar la capacidad, la fluidez y la seguridad del tránsito. Para ello, se podría ampliar el número y el ancho de los carriles, construir rotondas, puentes y semáforos inteligentes, pavimentar y señalizar adecuadamente las calles y las rutas, y crear más estacionamientos y zonas de descanso. Además, se podría mejorar el sistema de drenaje, iluminación y limpieza de la vía, para evitar la acumulación de agua, hielo o nieve.
  • Promover el transporte público y alternativo: Finalmente, otra posible solución es promover el uso del transporte público y alternativo, para reducir el número de vehículos particulares que circulan por la ciudad y las rutas. Para ello, se podría mejorar la calidad, la frecuencia, la cobertura y el precio del transporte público, como los colectivos, los taxis y los remises, y ofrecer descuentos o beneficios a los usuarios. Asimismo, se podría incentivar el uso de medios de transporte alternativos, como las bicicletas, los patines eléctricos o las caminatas, y crear más ciclovías, senderos y espacios peatonales.

En conclusión, en invierno, el tránsito en Bariloche, presenta una serie de inconvenientes que afectan la movilidad y la seguridad de los habitantes y los visitantes de la ciudad.

Estos inconvenientes se deben a diversos factores, como las condiciones climáticas, la falta de infraestructura vial, la imprudencia de los conductores y la gran afluencia de turistas.

Para solucionar estos problemas, se requiere de una acción conjunta y coordinada de las autoridades, los prestadores de servicios, los medios de comunicación y la ciudadanía, que permita implementar medidas de control, de mejora y de promoción del transporte público y alternativo.

Igualmente, tené en cuenta que las bajas temperaturas afectan a tu vehículo, por eso te dejo una serie de tips para que tengas en cuenta, y los pongas en práctica, antes, durante y después de conducir en invierno.

  • Revisá la batería: si está vieja o defectuosa, puede descargarse completamente con el frío.
  • Paciencia al arrancar. No insistas si ves que el motor de arranque lo intenta, pero no puede. Probá un par de veces, no más de diez segundos, y esperá luego unos minutos para repetir la operación. Después de arrancar, da tiempo al motor para que se caliente sin aceleraciones bruscas para que vaya adquiriendo temperatura poco a poco. Una vez en marcha, no enciendas inmediatamente la calefacción: dejá que el calor haga efecto antes sobre el motor.
  • Usá líquido limpiaparabrisas con anticongelante: es muy fácil que se congelen y obturen los conductos plásticos y de goma.
  • Chequeá el líquido refrigerante: un líquido turbio o de color oscuro puede estar pidiendo un cambio. Y podría congelarse. No dejes que eso ocurra: el líquido refrigerante también lleva anticongelante.
  • Mantené el nivel de combustible el mayor tiempo posible al máximo, no sabes si estarás detenido o en situación de tener que dejar el motor del auto encendido para calefaccionar el habitáculo.

  • Dejá levantados los limpiaparabrisas: es la mejor forma de que las gomas no se congelen y queden pegadas al cristal; podrían romperlas al intentar despegarlas.

  • Mantené limpios los vidrios por dentro: cuando se empañen, lo agradecerás.

*“Centro de Investigación Forense y Tecnología del Tránsito”.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS