miércoles 17 de abril de 2024

Análisis

Herramientas para detectar a personas mentirosas

Néstor Vidal hace un repaso sobre las técnicas con las que se pueden descubrir engaños o manipulaciones.

domingo 17 de marzo de 2024
Herramientas para detectar a personas mentirosas
Consejos para poder llegar a detectar a personas mentirosas. foto: ilustrativa.
Consejos para poder llegar a detectar a personas mentirosas. foto: ilustrativa.

Continuando con el artículo anterior, en esta segunda entrega de “MENTIROSOS” teniendo solo como finalidad el de conocer, detectar, analizar y comprender desde el estudio científico el por qué mentimos.  

Mentir intencionadamente es una de las características más salientes de nuestra especie. En este artículo compartiré algunas de las herramientas necesarias para llegar a poder detectar sí estás ante una persona mentirosa y manipuladora. Acompañando alguna referencia bibliográfica por si el tema es de tú interés, como el principio de relevancia (Sperber y Wilson 1986/1995), la habilidad de asignar estados mentales a otros recursivamente (Perner y Wimmer, 1985) y el mecanismo de detección de tramposos (Cosmides, 1989; Tobby y Cosmides, 1989, 1992, 2000).

La mentira comienza desde la niñez y siempre tiene un propósito, un objetivo. Pero ¿qué sucede cuando a uno le mienten? ¿Cuáles son los mecanismos psicológicos por los que se cree una mentira? “Somos mucho más receptivos a una información que afirma una creencia propia y las aceptamos como verdades sin cuestionarlas lo suficiente, por lo que puede en ocasiones ser una manera de estar mintiéndose a sí mismo”.

Mentir, engañar o estafar a otros es un comportamiento complejo que pone en funcionamiento distintas áreas del cerebro haciendo que interactúen entre ellas y, además, cada tipo de mentira posee su propios procesos neuronales. 

Cristian Salomoni, criminalista y director del máster en comportamiento no verbal y detección de mentira de la Escuela Europea de Criminología, ha compartido con la psicóloga Alicia Martos sus conocimientos sobre la mente de los estafadores.

Investigadores de la Universidad de Harvard han comprobado que mentir o robar no solo requiere de una gran concentración, sino que activan distintas partes del cerebro.

La persona que miente tiene que maquinar los detalles de su engaño, recordar cómo era su estafa, saber a quién está engañando, fingir una nueva identidad ocultando la suya, estar atento para no incurrir en errores y tener un “plan b” por si la víctima no cae en su engaño.

Al mentir ponemos en funcionamiento un conjunto de actividades donde se requieren la activación del lóbulo temporal, el lóbulo frontal y el sistema límbico en mayor medida que cuando estamos diciendo la verdad.

Este aumento en la materia blanca otorga al mentiroso las herramientas necesarias para dominar el arte del engaño y la estafa. El hecho de tener menos materia gris en el lóbulo prefrontal hace que se preocupen menos por los aspectos morales de sus decisiones ya que tienen una mayor dificultad para procesar este tipo de pensamientos.

EL 70% DE LOS ADULTOS MIENTEN

 

El estudio realizado por la Universidad de Massachusetts arrojó como resultado de la investigación que más del 70% de los adultos mienten en una conversación habitual. Aquí habría que hacer una diferenciación, porque no es lo mismo mentir de vez en cuando en temas más banales y otra mentir de forma habitual ya como filosofía de vida porque tu cerebro lo nota.

¿MENTIROSOS O MITÓMANO?

Es importante saber que el mentiroso y el mitómano NO son lo mismo, hay diferencias entre . Mientras que un mitómano dice mentiras de forma compulsiva el mentiroso lo hace de forma ocasional con el fin de protegerse. Además, el mitómano lo que intenta es trasformar la realidad. Imita otras personalidades, inventa experiencias, porque no le gusta su realidad.

Durante los últimos años, las distinta investigaciones sobre el engaño ha estado plagada por resultados muy decepcionantes.

La mayoría de los trabajos previos, se ha concentrado en leer las intenciones del mentiroso en su lenguaje corporal o su rostro, a partir de pistas como el sonrojo, la sonrisa nerviosa o los ojos distraídos.

El ejemplo más famoso es el de Bill Clinton, que se tocó la nariz cuando negó su affaire con Mónica Lewinsky, lo que entonces se tomó como un signo seguro de que estaba mintiendo.

 

El investigador Timothy Levine de la Universidad de Alabama en Birmingham, reveló “...Que el acto de mentir provoca algunas emociones fuertes –nervios, culpa, quizás la excitación del desafío- que son difíciles de contener…” De acuerdo con su teoría, incluso si creemos que tenemos cara de póker, es posible que nos descubramos con movimientos muy sutiles, conocidos como "micro expresiones", que pueden fácilmente entregarnos.

 

TIPS PARA DESCUBRIR EL ENGAÑO

 

Una serie de principios conversacionales que deberías incrementar en tus posibilidades para descubrir una mentira:

  • Usa preguntas abiertas. Esto obliga al mentiroso a ampliar su historia hasta que se ve atrapado en su propia red de engaños.
  • Utiliza el factor sorpresa. Debes tratar de incrementar la "carga cognitiva" del mentiroso, por ejemplo, haciéndole preguntas que no anticipaba y que pueden resultar confusas, o pidiéndole que cuente un evento de atrás para adelante. Estas técnicas le hacen más difícil mantener su fachada.
  • Fíjate en los detalles pequeños y verificables. Si una persona dice que está en la Universidad, pídele que te cuente cómo va de la casa a la misma. Sin embargo, si encuentras una contradicción no entregues tu juego: en vez de corregirlo, es mejor permitirle al mentiroso que gane confianza mientras suelta más mentiras.
  • Observa los cambios en la confianza. Fíjate con cuidado en si el estilo del mentiroso potencial cambia cuando se lo desafía: un mentiroso puede mostrarse muy elocuente cuando se siente en control de la conversación, pero si su zona de confort se ve limitada, puede que se cierre.
  • El objetivo eslograr una conversación casual más que un interrogatorio intenso. Bajo esta presión suave, el mentiroso se descubrirá contradiciendo su propia historia o volviéndose obviamente evasivo o errático.

 

MENTIRAS EN LAS REDES SOCIALES

Es sabido que en la actualidad las redes sociales juegan un papel importante en nuestra vida diaria, por ello la Profesora de Análisis de Texto Kalina Bontcheva. Jefa del proyecto en la Universidad de Sheffield. Dio a conocer recientemente que desde el año 2014, se están realizando investigaciones con la colaboración y participación de otras (4) cuatro Universidades como lo es la Universidad Warwick, el King's College de Londres, Saarland en Alemania y Modul en Viena. En este tema en particular de las Redes Sociales.

El uso diario en las diferentes plataformas de comunicación social NO escapa a la mentira ya que es cotidiana y va de la mano con sus interlocutores. Lo novedoso es que mediante un modelo matemático los investigadores indicaron que es posible determinar por qué mentimos. Este estudio aun en desarrollo nos adelanta de la existencia de dos tipos de mentiras en las redes sociales:

  • Las mentiras blancas o prosociales.
  • Las mentiras negras o antisociales. 

No hay un método a prueba de todo para detectar la mentira, pero utilizando un poco de tacto, inteligencia y persuasión podrías tener esperanzas de que, eventualmente, la verdad finalmente saldrá a la luz.

Entre las conclusiones, publicadas en la revista Proceedings of the Royal Society B., los científicos encontraron que:

  • Las mentiras en las redes sociales llamadas blancas o prosociales -en las que el beneficio de faltar a la verdad es para el receptor- equilibran, unen a la sociedad, ofrecen diversidad de opiniones al colectivo virtual y ayudan a mantener relaciones sociales amplias.
  • En contraste,las mentiras negras o antisociales -egoístas y útiles únicamente para el que la emite- fracturan los vínculos, pues fomentan la desconfianza, son dañinas puesto que desbaratan la red rompiendo la ligas al sentirse todos engañados.

 

Una mentira por mucho que se repita, no deja de ser una mentira” Alfredo Vela.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS