miércoles 17 de abril de 2024

Ciencia forense

El perfilador criminal

El perfil criminológico puede definirse como una estimación acerca de las características biográficas y del estilo de vida del responsable de una serie de crímenes graves y que aún no se ha identificado.

domingo 03 de marzo de 2024
El perfilador criminal
Se analiza la escena del crimen, la victimología, pruebas forenses, características geográficas, emocionales y motivacionales del agresor. Foto: Internet.
Se analiza la escena del crimen, la victimología, pruebas forenses, características geográficas, emocionales y motivacionales del agresor. Foto: Internet.
Por Néstor Vidal*

En este nuevo artículo y respondiendo a consultas realizadas por lectores interesados sobre los temas relacionados de las Ciencias Forenses, entre ellos la Criminalística y la Criminología hoy, y de forma general para que tengan una simple idea, escribiré sobre “El Perfilador Criminal”.

¿Pero se han preguntado realmente qué es un Perfil Criminal?

El perfil criminológico puede definirse como una estimación acerca de las características biográficas y del estilo de vida del responsable de una serie de crímenes graves y que aún no se ha identificado.

En otras palabras y resumiendo de forma simple es: “El concepto de Perfilación Criminal es el Conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a quien ha cometido un crimen”.

La perfilación criminal es un proceso de análisis en el cual se requiere una gran cantidad de conocimientos en las áreas de psicología, sociología, criminología, criminalística y estadística. Es necesario que el perfilador sea un profesionista multidisciplinario, que analice minuciosamente el lugar de los hechos, hallazgo o de tránsito, permitiendo que sus conocimientos disminuyan los errores en una investigación criminal y en el tiempo que emplea la policía en solucionar los problemas criminales.

¿Cuándo se aplica la asistencia de un perfilador criminal?

Para que el lector entienda la utilización de esta técnica, el uso del perfil criminológico se restringe generalmente a crímenes importantes tales como homicidios y violaciones, en ocasiones cuando se considera importante el o los delitos efectuados.

Cuando se trabajan en homicidios, violaciones, fraudes o robos de impacto social donde el culpable es un desconocido para la víctima. Cuando se quiere evaluar la posibilidad de relacionar varios homicidios, robos, violaciones, trata de personas, lesiones, fraudes o estafas. El perfil ayuda a conocer ante qué tipo de personas nos enfrentamos y, por lo tanto, disminuye las posibilidades de investigación o redirigiendo la misma.

Los perfiles

Hasta la fecha y para la ciencia forense existen dos (2) tipos de perfiles Inductivos y Deductivos, ahora es muy importante el estudio de casos para extraer patrones de conductas característicos de los agresores. Se desarrolla básicamente en el ámbito carcelario, mediante entrevistas estructuradas o semiestructuradas, se complementa con entrevistas a personal carcelario a cargo de los internos, así como parientes y cualquier persona que pueda dar información relevante respecto a esta persona.

Se analiza la escena del crimen, la victimología, pruebas forenses, características geográficas, emocionales y motivacionales del agresor.

La escena 

El lugar del hecho es el cual el delincuente ha elegido para interactuar con su víctima. Los lugares pueden ser varios si el delincuente ha usado varios lugares desde que atrapa a su víctima hasta que la deja. En todo caso, la escena principal es donde se efectúa la agresión de mayor importancia y el resto son áreas o lugares secundarios.

Generalmente, es en el lugar primario en donde hay más transferencia entre el asesino y su víctima, por lo cual suele ser en la que hay más evidencias psicológicas y físicas. Por esto, la protección del lugar de los hechos o los lugares de los hechos del crimen es de vital importancia, ya que cada pista puede ser la clave del éxito.

La importancia de la geografía

No es cosa menor el aspecto geográfico donde se desenvuelve el delincuente, sus lugares de los hechos, los puntos geográficos de esos crímenes, sus desplazamientos, el terreno en el que actúa, zona de riesgo, base de operaciones. Nos dice mucho del mapa mental del criminal, cuál es la descripción que el delincuente tiene en su mente de las zonas geográficas en las que se desenvuelve en su vida diaria.

Como son su casa, su calle, su barrio, su ciudad, todos están descritos en la mente del criminal en función de las experiencias que ha tenido con cada uno de esos lugares. Con lo que describe su zona de confianza, su territorio, las zonas de influencia, cómo se mueve y se desplaza por ellas.

Como cualquier depredador, el delincuente, ataca a sus víctimas en el territorio en el que está más seguro, en donde su presa tenga menos posibilidades de defenderse o escapar y él pueda huir en caso necesario. Las conductas que requieren intimidad o que pueden provocar cierto estrés, son más fáciles de realizar en un lugar conocido y del cual se tiene cierto control que aquel lugar desconocido y fuera de nuestro control. En los delincuentes desorganizados, su necesidad de delinquir se produce por impulsos y no tiene tanto control sobre ese aspecto.

Generalmente, tienen cierto deterioro mental, el cual hace que no planifique tanto sus crímenes. Por otro lado, el deterioro mental hace que no sea capaz de desplazarse a grandes distancias para buscar a sus víctimas, por lo que también actúa en su zona geográfica.

La firma

El modus operandi tiene naturaleza funcional y tiene tres metas: proteger la identidad del delincuente, consumar con éxito la agresión y facilitar la huida. Por lo que se refiere a la firma, esta es el motivo del crimen, “el porqué”, refleja la razón por la que el delincuente hace lo que hace. Da una información más profunda, ya que nos presenta qué quiere decir con el crimen, y más psicológica, puesto que nos habla de sus necesidades psicológicas. El asesino mantiene su firma estable a lo largo de su carrera criminal, por lo que, aunque cambie su modus operandi, podemos relacionarlo por la firma.

Finalmente, en un delito hay dos protagonistas, el delincuente y su víctima, entre ellos hay una relación, el delincuente usa a la víctima para narrar su historia, para satisfacer sus fantasías personales, pero también para dejar constancia de su relación con el mundo.

Este artículo solo es un espejo superficial de un tema tan complejo como apasionante de las ciencias forenses. Para introducir brevemente al público lector de como a veces se trabaja de forma silenciosa en la resolución de algunos casos complejos de la criminología en nuestro país y el mundo.

Recordando que este profesional fue premiado y reconocido recientemente, en la “3ra. Edición Internacional los Premios Forensic Tiger Award 2023” por su aporte y destacada trayectoria en la investigación académica y científica en el campo de la Ciencia Forense. -

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS