miércoles 17 de abril de 2024

Ciencias aplicadas

Una muerte en video

A partir del análisis de un caso, Néstor Vidal aborda la importancia de las ciencias aplicadas en los problemas forenses.

domingo 14 de enero de 2024
Una muerte en video
Foto: ilustrativa.
Foto: ilustrativa.
Por Néstor Vidal

Este artículo lo realizo con mucho afecto ya que el mismo está dedicado en homenaje y reconocimiento a dos investigadores barilochenses de las ciencias aplicadas, resumiendo en sus nombres a todos los que de una u otra manera aportan diariamente y en silencio la excelencia profesional a las investigaciones científicas en cualquier campo en que la desarrollen.

El Dr. Ernesto Nelson MARTNEZ (F) quien en vida fue licenciado en Física (U.N.C), Doctor rerum naturae de la Universidad Técnica de Múnich (Alemania), Profesor y Vicedirector del Instituto Balseiro quien desarrollaba sus actividades en el Centro Atómico Bariloche (CNEA).

Y al Dr. Rodolfo Guillermo Preggliasco (WILLY), Licenciado en Física y Dr. en Física (U.B.A), Investigador del CONICET. Y actual Director del Grupo de Física Forense del Centro Atómico Bariloche.

LOCALIZACIÓN DE DISPAROS A TRAVÉS DEL PATRÓN DE ECOS GRABADOS

Ante un chasquido, nos damos vuelta hacia el lado correcto. Gracias a nuestros 2 oídos podemos localizar el origen aproximado del sonido. En casos especiales, el sonido puede incluso identificar al autor de un disparo. (1) . Como el sonido es efímero, los estudios acústicos requieren grabaciones. Una excepción a esta regla es el análisis acústico que llevó a cabo el físico Luis W Álvarez. Sobre la película del asesinato de J F Kennedy en Dallas (2). Lo notable es que, como la película era muda, Álvarez baso toda su investigación sobre evidencias puramente graficas. Midió la aceleración angular en el movimiento con que la cámara seguía la comitiva presidencial y relacionó sus picos repentinos, manifestados por la extensión lineal de los reflejos del sol en las carrocerías de los autos, con la evidencia sobre las cámaras de las ondas de choque proveniente de los disparos supersónicos. Si el trabajo fue excepcional, su autor no lo era menos; entre otras cosas, Álvarez había estado en el Enola Gay cuando se arrojó la bomba atómica sobre Hiroshima, había ganado el premio nobel de física en el año 1968, e ideo la hipótesis de la extinción de los dinosaurios por el impacto de un meteorito.

La aparición posterior de una cinta que podría haber sido grabada inadvertidamente durante los hecho de dallas condujo a estudios complejos sobre la acústica del caso (3), Aunque este enfoque resultó infructuoso en su momento (4,5), ha sido resucitado en la reevaluación reciente de la evidencia por parte de D.B.Thomas. (6).

Si bien el registro detallado de un incidente era raro en el año 1963, se está haciendo cada día más común debido a la proliferación de las videocámaras, que graban también el sonido. En este articulo les bridare solo un breve pantallazo de como los investigadores aprovecharon la grabación de este tipo para localizar el origen de disparo en un caso real complejo (7).

A principios del año 1997, cuando la policía neuquina despejaba una manifestación sobre el puente entre Plaza Huincul desde el Sur, un disparo mato a un transeúnte de 24 años.

Cuando esta muerte, fotografiada y filmada en video, llego a los noticieros de todo el país, el caso Teresa Rodríguez adquirió relevancia nacional.   

El proyectil mortal era de plomo, aplastado, sin estrías. Los detalles de la deformación de la bala, su baja energía en el impacto, así como algunas inclusiones de sílice, llegaron a la conclusión de que probablemente había rebotado tangencialmente en el suelo; como consecuencia de tal rebote, había perdido su camisa de latón, y con ella las estrías que podrían haber identificado al arma que la disparó, por su composición, peso y dimensiones conservadas, el proyectil era compatible con el núcleo de plomo de antimonios de un proyectil de 9 x 19 mm.

Dos años después del hecho, la jueza de la causa pensó que tal vez la física podría dar alguna pista sobre lo ocurrido dándoles así participación a estos dos profesionales del Instituto Balseiro (C.A.B).

Los investigadores Martínez y Preggliasco, luego de analizar las evidencias aportadas por la justicia interviniente, los mismos se abocaron a trabajar sobre el material aportado y existente en causa, más precisamente sobre el sonido grabado en la cintas, utilizando además dos métodos complementarios en sus investigaciones, mediante audiogramas gráficos y luego de un extenso trabajo realizados los investigadores localizaron el origen del sonido del disparo, a cual provenía del grupo de policías que se encontraban sobre el puente ya antes citado, también logran determinar mediante el análisis y confrontación de imágenes fotográficas la ubicación y posición exacta de Teresa Rodríguez segundo antes de que fuera herida.-

EL DISPARO MORTAL

La pregunta final de los científicos era: ¿Qué disparo hirió a Teresa Rodríguez?, por lo cual los investigadores se abocaron a estudiar las imágenes de video. Cuya falta de nitidez en la cinta se debía al natural del temblor de la cámara al momento de la filmación.

Luego de un exhaustivo y largo análisis técnico, se determinó que muy probablemente el octavo disparo fue el fatal. (técnica utilizada de simulaciones de Monte Carlos) (9).

FINALMENTE:

Se supo entonces gracias al trabajo de investigación científica realizadas por los Doctores Martínez y Preggliasco, cual fuel el tiro fatal y de donde salió, pero no se pudo decir quién apretó el gatillo. Sí pudieron nombrar a alguien que NO lo hizo. Ya que, en el primer año de la investigación, una pericia realizada había indicado como autor del disparo a un Cabo de la Policía Neuquina. El estudio realizado por los Investigadores del Instituto Balseiro demostró que dicho suboficial NO había efectuado ninguno de los (11) once disparos que arrojó la investigación. Y en especial NO disparo el octavo proyectil, el mortal.  

Nuestro país tiene una honrosa tradición en la aplicación de la ciencia a los problemas forenses. Para mantenerla, debemos adaptarnos a la evolución de las empresas científicas de este siglo. Hoy en día, desarrollos como los mencionados en el párrafo de arriba escapan a la posibilidades de un investigador y requieren la colaboración de físicos, matemáticos, estadísticos y criminalistas. Pudiéndose establecer esa clase de cooperación creativa entre académicos y expertos en los desarrollos forenses. -

Este profesional quien suscribe este artículo recientemente fue galardonado con la “Premiación Internacional Forensic Tiger Awards 2023” por el aporte a la Investigación Forense – Siendo un adepto de la Biblioteca Científica en Física Forense Dr. Ernesto Martínez - Leo Falicov del Instituto Balseiro del Centro Atómico Bariloche. 

 

Bibliografía:

  • Harry Hollien . The Acoustics of Crime. The New Science Of Forensic Phonetics Plenum Press, Nueva York, 1990.
  • Luis Alvarez. A physicit examines the Kennedy assassnation film. American journal of Physics  
  • Appendix to Hearing Before the select Committee on Assassenations of the House of Representatives Ninety-Fifth Congress, Volumen VIII U.S. Washington D.C.1979.
  • Commitee on Ballistic Acoustics, National Research Council. Reexamination of acoustic evidence in the Kennedy assassination, Science, 218:127-133,1982.
  • Commitee on Ballistic Acoustics “Report of the Committee on Ballistic Acoustics.
  • B. Thomas. Echo Correlation Analysis and the acoustic evidence in the Kennedy assassination revisited . Science & Justicie. 41 (1) :21-32, 2001.
  • G Pregliasco y E.N. Martinez. Gunshot location through recorded sound a preliminary report, jorunal of Forensic Sciences 47(6): 1309-1318, 2002.
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS