jueves 18 de agosto de 2022

Análisis

Las temperaturas de nuestro sistema solar

Néstor Vidal presenta una nueva columna de opinión.

domingo 20 de febrero de 2022
Las temperaturas de nuestro sistema solar
Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Lo típico cuando nos levantamos cada mañana es comprobar las condiciones del tiempo en nuestra ciudad Bariloche, pero más allá de si llueve, hace viento o sale el sol, las condiciones climáticas de la Tierra son únicas. El resto de los planetas ninguno ofrece la posibilidad de vivir en él por ahora, aunque hoy en día hay proyectos futuristas y una carrera abierta por ser el primero en llegar a Marte entre SpaceX, la NASA o Blue Origin.

Investigadores y científicos de todo el mundo trabajan en hacer que algún día sea posible habitar no solo en el planeta rojo, sino cualquier otro tipo de planeta. Más allá de ver cómo sería la vida en alguno de ello, en este artículo te comento lo que sería habitarlos y las temperaturas que tendrías que afrontar.

Las temperaturas de los planetas del sistema solar son muy variables dependiendo de su distancia al Sol o que cuenten o no con

una atmósfera que retenga el calor. Tomando datos de la NASA vamos a repasar las sorprendentes temperaturas que hay en los planetas. En comparación a la Tierra, la temperatura en el resto de los planetas del sistema solar tiende a ser extrema y no ofrece la posibilidad de vida por “ahora” en nuestro sistema solar.

Ahora, a qué temperatura te enfrentarías si por ejemplo pudieras vivir en:

MERCURIO

Mercurio es un planeta tan próximo al Sol que sus temperaturas son extremadamente altas. Durante el día en Mercurio veríamos el Sol tres veces más grande y 10 veces más brillante que desde la Tierra.

La incidencia de los rayos solares hace que las temperaturas alcancen entorno a los 427℃. Por la noche, como no hay atmósfera que pueda retener el calor del día llegan a desplomarse hasta los -184℃. A pesar de ser el planeta más próximo al Sol, no es el más caliente del sistema solar y su temperatura media es de 160℃.

VENUS

Bienvenidos a Venus, el planeta con las temperaturas más altas. Venus está cubierto por una atmósfera densa de dióxido de carbono y se forman nubes de ácido sulfúrico. Esta combinación forma el famoso efecto invernadero que el responsable de que el calor esté retenido y el planeta suba su temperatura.

Venus puede alcanzar temperaturas tan desorbitadas e insoportables que suben hasta los 453℃. En el caso de haber tenido océanos, hubieran desaparecido hace mucho tiempo.

LA TIERRA

Nuestro planeta tiene una temperatura media de 15℃ que está en alza. Si seguimos contaminando y emitiendo gases a la atmósfera, iremos aumentando el efecto invernadero. En la actualidad los científicos e investigadores ya han dejado de manifiesto los problemas que conlleva el cambio climático, capaz de provocar climas extremos.

MARTE

El planeta rojo también es un lugar de temperaturas extremas. Aunque las temperaturas diurnas en Marte se acercan a la temperatura que podemos tener en invierno en la Tierra (0℃), su delgada atmósfera no puede mantener el calor del Sol. Por la noche las temperaturas bajan hasta los -129℃.

Los rovers que han pisado Marte y estudian el planeta han recogido datos que demuestran que, en algún momento del pasado, es probable que hubiese mucha agua, o que incluso haya lagos subterráneos en los polos. Sumado a la temperatura, se unen fenómenos como las tormentas de polvo que pueden dejar el planeta cubierto durante semanas.

JÚPITER

Júpiter es un gigante gaseoso que no cuenta con una superficie sobre la que podamos mantenernos en pie. Un planeta donde las tormentas abundan y destaca una gran mancha roja.

Todo el planeta está cubierto por grupos de nubes se sitúan en lo alto de la atmósfera, posiblemente compuestas por amoniaco. Es el más grande del sistema solar y su temperatura mínima es de - 163℃ y la máxima de 121℃.

SATURNO

Situado a 1.448 millones de kilómetros del Sol y presidido por sus imponentes anillos. Casi el doble de la distancia a la que se sitúa Júpiter y lo lleva a sufrir temperaturas medias de -176℃.

Como curiosidad, el clima más parecido al de la Tierra en el sistema solar se encuentra en la luna más grande de Saturno, Titán. Según algunos científicos esta luna puede tener estaciones, nubes con lluvia y una atmósfera compuesta en parte de nitrógeno. La mala noticia es que los ciclos son de metano y no de agua.

URANO

El gigante de hielo. Alcanza temperaturas de - 218℃. Si lo comparamos con la Tierra, Urano se encuentra tan lejos que tarda 84 años terrestres en completar una órbita. Es decir, cada estación dura lo que aquí serían 21 años.

El eje de Urano está torcido y es el causante de algunos cambios de clima en sus estaciones. En verano o en invierno, en diversas partes del planeta es de día o de noche durante toda la estación.

NEPTUNO

El planeta más lejano del sistema solar, concretamente a una media de 4.506 millones de kilómetros del Sol. Un gigante gélido con temperaturas muy frías como media de -218℃.

Una cifra que ya hemos mencionado anteriormente y que coincide con la de Urano. El motivo por el que ambos planetas tienen casi la misma temperatura, a pesar de encontrarse a distancias diferentes respecto al Sol, es un misterio.

Pero aún hay un lugar en el sistema solar, más frio que no es un planeta que es el sitio más frio de todo el sistema solar está muy cerca de nosotros. Se trata de la Luna, nuestro satélite, la “LUNA” es un astro frío y sin atmósfera, con unas temperaturas extremas, es el astro más frío del sistema solar. La temperatura más baja puede llegar a los -240 ºC y la más alta a los 104 ºC.

¿Y el lugar más frío de la galaxia? Claro que SI existe, es una nebulosa llamada nebulosa del BUMERÁN. Se trata de una nube simétrica que se ha formado por un tremendo viento a alta velocidad, compuesto de gas y polvo, que sopla desde una estrella central a velocidades de casi 600.000 kilómetros por hora.

La rápida expansión ha enfriado las moléculas en el gas nebular hasta aproximadamente los -272 °C, o lo que es lo mismo un grado por encima del cero absoluto (-273 ºC), más frío incluso que la radiación cósmica de fondo, lo que la convierte en la región más fría conocida en el Universo lejano.

SÍNTESIS: La temperatura más fría de la Tierra, -98 ºC, ha sido detectada por científicos en la Antártida.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS