jueves 23 de mayo de 2024

Orgullo

Ingenieros del Balseiro resultaron ganadores de una competencia organizada por la NASA

Tomás Liendro y Lautaro Mendieta, forman parte de uno de los equipos ganadores de la “hackathon” de aplicaciones espaciales “NASA SpaceApps Challenge 2023”.

miércoles 20 de marzo de 2024
Ingenieros del Balseiro resultaron ganadores de una competencia organizada por la NASA
El premio para los ganadores consiste en una visita al Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Foto: ilustrativa.
El premio para los ganadores consiste en una visita al Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Foto: ilustrativa.

Dos ingenieros egresados del Instituto Balseiro, Tomás Liendro y Lautaro Mendieta, forman parte de uno de los equipos ganadores de la “hackathon” de aplicaciones espaciales “NASA SpaceApps Challenge 2023”.

“Haber ganado este hackathon con un trabajo realizado en dos días demuestra que en Argentina los jóvenes tenemos capacidades competitivas a nivel global”, destacó Tomás Liendro.

Junto a su colega Lautaro Mendieta, ambos ingenieros egresados del Instituto Balseiro, y otros cuatro colegas de distintas universidades públicas de Argentina, integra uno de los equipos ganadores de la competencia global “NASA SpaceApps Challenge 2023”, una mega reunión de programadores que organiza cada año la agencia espacial estadounidense NASA. 

“El proyecto que desarrollamos es un sitio web con una interfaz muy amigable para la visualización de datos recopilados por instrumentos de medición que se encuentran en la Luna”, comentó Tomás Liendro, que tiene 27 años, es oriundo de la ciudad de Río Turbio, Santa Cruz, y egresó de la carrera de Ingeniería Mecánica del Instituto Balseiro en 2020. 

“Actualmente hay un creciente interés por explorar la Luna, con la idea de crear asentamientos permanentes para humanos allí. Es por eso que es necesario poder comprender los desafíos y las oportunidades que nuestro satélite natural ofrece”, agregó Liendro. El anuncio de los ganadores fue transmitido por el canal oficial de la NASA en YouTube en el mes de febrero. 

Premio y planes futuros

El premio para los ganadores de las diez categorías de la competencia consiste en una visita al Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA ubicado en Washington, Estados Unidos. “La visita será una gran oportunidad para seguir explorando nuevas redes de contacto”, expresó Liendro, que integró el equipo “SpaceBee” y que recibió el premio en la categoría “Mejor uso de tecnología”.

“Adicionalmente nuestro proyecto pretende convertirse en una plataforma para conectar grupos alrededor del mundo que se encuentren desarrollando tecnologías similares y que de esa forma puedan trabajar en conjunto para potenciarse de manera de llevar la exploración interplanetaria al siguiente nivel por medio de la democratización de la información y de la tecnología espacial”, dijo Liendro, que en la actualidad, es estudiante de la Maestría en Ingeniería en el mismo instituto.

Así, la app web que desarrolló el equipo integrado por Liendro y colegas, bautizado “SpaceBee”, vincula y visualiza datos que distintos instrumentos científicos de las misiones Apolo recaban en la Luna. La aplicación se llama  “Aónikenk”, en referencia a pueblos indígenas de la Patagonia en Sudamérica, e invita a sumergirse en la exploración lunar de forma abierta y pública.

“En la aplicación podrás filtrar por fecha los eventos lunares registrados por los instrumentos pasivos desplegados durante las misiones Apolo entre 1969 y 1972. También encontrarás información de series temporales sobre terremotos lunares. Todos estos datos se presentan en un globo terráqueo 3D que representa la Luna y ondas sísmicas animadas sobre los lugares de los eventos sismológicos”, comentan en la descripción de la app: https://aonikenk.spacebeetech.com/

El equipo “SpaceBee”, que se destacó entre más de ocho mil proyectos de todo el mundo, fue evaluado por expertos técnicos y de administración de la NASA. Además de Tomás Liendro y Lautaro Mendieta, quien es Ingeniero en Telecomunicaciones del Balseiro, está integrado por Fabián Burgos, Ingeniero Electrónico de la Universidad Tecnológica Nacional; Santiago Nuñez, Ingeniero Electrónico de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco; Juan Losarcos, Geólogo de la Universidad Nacional de la Pampa; Dolores Avalis, Diseñadora Industrial de la Universidad Nacional de Córdoba; y Sol Maldonado, Ingeniera Electrónica de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Con respecto a planes futuros, Liendro contó que la intención es seguir desarrollando la herramienta de visualización de datos que presentaron en la hackathon. Luego, se buscará trabajar en la articulación con un proyecto que tiene junto a su colega Lautaro Mendieta, relacionado a las tecnologías espaciales.

“Los objetivos a corto plazo incluyen continuar la promoción de las tecnologías espaciales como lo venimos haciendo desde hace un par de años con nuestro proyecto de un Rover Lunar”, comentó. Este ingeniero conforma también, con sus colegas de SpaceBee Technologies, el equipo que ganó, en 2023, el desafío “Moon Rover” (rover lunar) del programa “Open Space”, a partir de la propuesta de crear un robot de exploración lunar llamado “RoverTito”.

Sin embargo, la continuidad de estos proyectos y la invitación a viajar en junio de 2024 al centro Goddard depende de los recursos que el equipo de Liendro y colegas pueda conseguir. “Como cualquier proyecto que busca generar un impacto en la sociedad, se requiere mucho tiempo y esfuerzo”, destacó.

La base del IB

Ante la consulta de cómo influyó su formación del Instituto Balseiro, o IB como lo llama su comunidad académica, Liendro comentó: “Gracias al IB adquirí no solo el conocimiento técnico necesario para llevar adelante proyectos tecnológicos, sino que también aprendí el enorme valor de la perseverancia, y a apoyarme en mi equipo y colegas para lograr el objetivo”.

Asimismo, habló sobre su profesión y remarcó la importancia de la creatividad para resolver problemas. “Como ingeniero, lo que más me gusta es poder pensar en problemas y contar con las herramientas necesarias para poder materializar soluciones. Los proyectos de ingeniería suelen ser muy interdisciplinarios, por lo que también el trabajo en equipo y la formación continua son aspectos que me gustan de la ingeniería”, dijo.

-¿Qué fue lo que más te gustó de la carrera de grado en el IB? 

-Lo que más me gustó del IB tiene que ver con la creatividad con la que se plantean los problemas. En el Balseiro aprendí que la ingeniería es el fruto de la creatividad sumada a las herramientas técnicas, todo ello multiplicado por la coherencia en la estructura de las ideas.

-¿Querés destacar algo de lo aprendido en clase?

-Muchas veces durante la cursada la solución de los problemas implica pensar fuera de la caja, y eso es algo que considero muy valioso tanto en mi carrera como en los proyectos que llevo adelante. Me tocó estar frente a un problema complejo pero a veces solo hay que cambiar la perspectiva y volver a los conceptos fundamentales para poder converger a la solución.

En el IB, los docentes fueron excelentes mentores en cómo llevar esto adelante y es algo que aprecio mucho. Además, en el IB también se fomenta mucho el trabajo en equipo porque uno se encuentra inmerso en un entorno donde los compañeros se convierten en un pilar muy importante para poder avanzar en la carrera. (Prensa Instituto Balseiro)

 

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS