domingo 14 de abril de 2024

Recortes

“Desde Nación han planteado que la obra pública es un gasto"

En Río Negro, importantes proyectos de infraestructura corren riesgo de no finalizarse debido a los anunciados recortes en obra pública por el gobierno de Javier Milei.

martes 19 de marzo de 2024
“Desde Nación han planteado que la obra pública es un gasto"
Las obras enfrentan obstáculos financieros por la falta de fondos nacionales. Foto: archivo.
Las obras enfrentan obstáculos financieros por la falta de fondos nacionales. Foto: archivo.

Las obras de infraestructura esenciales para el desarrollo y crecimiento de la ciudad andina enfrentan un futuro incierto debido a los recortes en la obra pública implementados por la administración del presidente Javier Milei, comprometiendo proyectos como la nueva terminal de ómnibus, la ampliación del hospital Ramón Carrillo y la expansión de la avenida Bustillo. La falta de envío de fondos por parte del gobierno nacional puso en jaque la finalización de estas iniciativas, vitales para la comunidad.

En un esfuerzo por cumplir sus promesas de campaña de establecer un gobierno de austeridad, el presidente Milei efectuó recortes significativos en la asignación de recursos para la obra pública, decisiones que generaron preocupación y críticas desde diferentes sectores, especialmente en regiones que dependen de estos fondos para llevar a cabo proyectos de infraestructura fundamentales.

El Ministro de Obras y Servicios Públicos de Río Negro, Alejandro Echarren, expresó su desacuerdo con la perspectiva del gobierno nacional, destacando la importancia de la obra pública no solo para mejorar la calidad de vida de la población, sino también como motor de empleo y reactivación económica. "Desde Nación han planteado que la obra pública es un gasto y nosotros no lo entendemos así", afirmó Echarren.

La situación es particularmente crítica para proyectos que fueron diseñados para ser financiados conjuntamente por el gobierno nacional y provincial, como la terminal de ómnibus y la ampliación del hospital Ramón Carrillo. A pesar de los compromisos asumidos, el gobierno nacional falló en cumplir con sus obligaciones financieras, dejando un vacío que la provincia tuvo que intentar cubrir con recursos propios, aunque con dificultades.

La nueva terminal de ómnibus, cuyas obras se detuvieron en febrero de este año con un avance del 33%, y la ampliación del hospital, que alcanzó un 88% de progreso, son testimonios del esfuerzo provincial por mantener vivo el impulso de estas iniciativas a pesar de la falta de apoyo nacional. Sin embargo, la ampliación de la avenida Bustillo, que depende enteramente de fondos nacionales, quedó en suspenso.

Ante este panorama, Echarren advirtió sobre las dificultades crecientes para continuar con los proyectos debido al desinterés del gobierno nacional y la situación económica adversa que enfrenta el país. La incertidumbre sobre la finalización de estas obras esenciales pone de manifiesto los desafíos que enfrentan las administraciones locales para avanzar en el desarrollo urbano y social en un contexto de restricciones presupuestarias y prioridades cambiantes a nivel nacional. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS