lunes 26 de febrero de 2024

Protección

Recomendaciones para la conservación de alimentos ante ola de calor

Frente a las altas temperaturas, se brindan consejos clave para evitar riesgos alimentarios.

lunes 05 de febrero de 2024
Recomendaciones para la conservación de alimentos ante ola de calor
El Ministerio de Salud recuerda la importancia de tomar los recaudos necesarios. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.
El Ministerio de Salud recuerda la importancia de tomar los recaudos necesarios. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

Ante las recientes olas de calor que han azotado a la región, el Ministerio de Salud provincial emitió una serie de recomendaciones esenciales para garantizar la inocuidad de los alimentos y proteger la salud de los consumidores. Con temperaturas que escalan a niveles récord, es fundamental adoptar medidas preventivas en la compra, almacenamiento y consumo de alimentos.

En el momento de la compra, la cartera sanitaria aconseja comenzar seleccionando aquellos productos que no necesitan refrigeración, dejando para el final de la compra los alimentos perecederos como carnes, pescados, aves, lácteos y congelados. Es crucial asegurarse de que los productos congelados estén correctamente almacenados en los puntos de venta, respetando las temperaturas indicadas en sus envases. Ante cualquier irregularidad, se insta a los consumidores a notificar de inmediato al encargado del establecimiento.

Para aquellos que opten por la entrega a domicilio, se recomienda trasladar los productos al refrigerador o congelador sin demora, con el fin de mantener su calidad y frescura.

Respecto al consumo, es vital no dejar los alimentos fuera del frigorífico más de una hora antes de su ingesta, recalentamiento o su posterior almacenamiento en frío. La interrupción de la cadena de frío puede favorecer la proliferación de microorganismos, especialmente en temporada estival.

Si se transportan alimentos fuera de casa, como a ríos o playas, es preferible llevar solo la cantidad necesaria y mantenerlos refrigerados, protegiéndolos del sol, o bien optar por productos que toleren mejor la temperatura ambiente, como enlatados o frutas.

En caso de corte de energía eléctrica, se aconseja mantener cerradas las puertas del refrigerador y congelador. Bajo estas circunstancias, un refrigerador conservará la temperatura adecuada durante aproximadamente cuatro horas, y un congelador, dependiendo de su llenado, por 24 a 48 horas. Si la interrupción del suministro supera las 4 horas, se sugiere utilizar heladeras portátiles o recipientes con hielo para preservar los alimentos.

Aquellos productos del congelador que se hayan descongelado parcialmente y mantengan cristales de hielo, o cuya temperatura sea inferior a 5°C, pueden volver a congelarse sin riesgos.

Una vez restablecido el servicio eléctrico, es crucial evaluar individualmente cada alimento. En caso de duda sobre su estado, el Ministerio aconseja descartarlo para prevenir riesgos para la salud.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS