sábado 27 de noviembre de 2021

UTHGRA

Rasini: "El gastronómico jamás estuvo acostumbrado a vivir de un plan"

En el día de los trabajadores de la gastronomía, el líder de UTHGRA explicó la "castigada" situación de los temporarios y por qué es una fecha "poco feliz".

lunes 02 de agosto de 2021
Rasini: "El gastronómico jamás estuvo acostumbrado a vivir de un plan"
"Para nada podemos decir que es un feliz día", señaló Rasini. (Foto: Marcelo Martínez)
"Para nada podemos decir que es un feliz día", señaló Rasini. (Foto: Marcelo Martínez)

Por Cecilia Russo.

“Este 2 de agosto es simplemente un día para recordar. Porque nos encuentra en un momento de profundas dificultades, desde que se decretó la pandemia a la fecha. Sin posibilidades de trabajar, con un Estado que sigue sin entender lo que significa el turismo para nuestra región”, expresaron desde UTHGRA en el Día del Gastronómico.

ANB dialogó con Nélson Rasini, secretario general del gremio en Bariloche, y contó que esta fecha es “meramente recordatoria, para nada podemos decir que es un feliz día después de estar prácticamente un año y medio padeciendo una situación muy complicada”.

Este día, pero en 1948 se constituyó la Federación Obrera Argentina de la Industria hotelera (FOAIH), hoy conocida como Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), lo que significó que se agruparan todos los gremios de las ramas hoteleras y gastronómicas constituidas en todo el territorio nacional.

En la actividad gastronómica hay “mucho profesionalismo". (Foto: Marcelo Martínez)

Durante el último año, ha sido el sector que más sufrió las consecuencias de la pandemia y las medidas limitantes de circulación, cerrando en todo el país un 28% de los locales gastronómicos y hoteleros. “El sector más castigado es el de los temporarios, de los cuales, muchos siguen sin recibir ayuda del Estado. A veces no llegamos a entender por qué tanta burocracia”, manifestó Rasini.

Aunque la falta de nieve y el cierre de las fronteras impiden en gran medida que la actividad repunte, la apertura del Cerro Catedral y la concreción de la temporada de invierno presentaron “un movimiento importante en lo que es el sector de cabaña o bungalows”, indicó el referente gremial.

“Lo que está complicado es el sector de turismo estudiantil que por decreto presidencial está prohibido desde los primeros días de abril y no tiene fecha definida de retorno, con el agravante de que la ayuda nacional que habíamos conseguido, de $18 mil que iban a recibir en los meses de junio, julio y agosto, solamente llegó a un 50%. Esto, porque una resolución nacional dice que aquel trabajador que de marzo a abril prestó tareas, así sea una semana, se cayó del beneficio”, apuntó.

"Lo más urgente que necesitamos es volver a trabajar". (Foto: Marcelo Martínez)

Y agregó: “esto nos encuentra en una situación de mucho enojo, porque sólo pudieron trabajar cinco días y eso los priva de cobrar una ayuda. Imagínense cómo estará el estado de ánimo de esos compañeros hoy”.

Con respecto a las cifras que indican que más de 41.000 turistas arribaron a Bariloche durante las vacaciones de invierno, Rasini vio un “mejoramiento” en el sector, aunque remarcó que “estos 1500 trabajadores gastronómicos exclusivamente están parados, cuando normalmente en los últimos meses de junio comenzaban a cumplir tareas y ya estamos en agosto. No pueden trabajar porque el DNU no lo permite y no pueden recibir ayuda del Estado porque algunos escriben cosas que son incomprensibles”.

“Lo más urgente que necesitamos es volver a trabajar. El gastronómico jamás estuvo acostumbrado a vivir de un plan, de una ayuda o de una caja. Con mucho orgullo toda su vida trabajó. Si bien los temporarios tenían sus ciclos bien marcados, después de que terminaba su temporada, se iban a otra actividad o se seguía con eventualidades. Siempre había algo que te permitía sobrevivir. En esta situación llevamos un año y medio, prácticamente condenados a la pobreza y a la miseria”, expresó el secretario de UTHGRA.

Por último, más allá de la coyuntura, el gremialista destacó que en la actividad gastronómica hay “mucho profesionalismo, mucha predisposición para cuando vienen los turistas. Es algo que se lleva en la sangre, dar un buen servicio, saber que la buena atención implica que van a seguir viniendo visitantes”.

Y agregó: “nuestro centro de formación y capacitación, gracias a la dirigencia nacional, permite ir perfeccionando cada vez más a los trabajadores. Estamos muy bien encaminados en lo profesional. Lamentablemente, nos tocó esta pandemia”. (ANB)

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias