lunes 27 de septiembre de 2021

Fito Páez brindó un emotivo show en la Fiesta Nacional de la Nieve

El músico repasó los clásicos de su carrera y cautivó al público, que cantó y bailó. “Gracias por dejarme vivir en sus corazones a través de tantos años”, manifestó en el cierre de un recital para el recuerdo. La crónica de ANB.

sábado 15 de agosto de 2015
Fito se entregó al público barilochense.
(foto Chiwi Giambirtone)
(foto Chiwi Giambirtone)

En la segunda noche de recitales de la Fiesta Nacional de la Nieve, Fito Paéz desplegó toda su magia sobre el escenario del Centro Cívico. Con su característico carisma, el rosarino encendió al público, que bailó y cantó en lo que fue una gran fiesta.

En un set de una hora y media, el músico de 52 años hizo una recorrida por las grandes obras de su carrera. Comenzó con algunas canciones de sus últimos discos, entre las que se destacó el sonido eléctrico y moderno de “Yo te amo”, para luego dar paso a clásicos como “La rueda mágica” y “Tumbas de la gloria”.

Luego se fue la banda y él se sentó frente al piano lo que propició un clima íntimo. Tocó “11 y 6” – un himno que Páez aclaró que “está cumpliendo 30 años” -, “Pétalo de sal”, “Cable a tierra”, “Un vestido y un amor” –tema que contó, compuso y salvó su relación con Cecilia Roth - y “Dale alegría a mi corazón”. El público no tuvo más opción que entregarse a las melodías y emocionarse con la sensibilidad de uno de los más grandes exponentes del rock nacional.

Ya con el regreso de los músicos, el recital fue una verdadera fiesta. “Circo beat”, “Ciudad de pobres corazones”, “A rodar mi vida”, “Al lado del camino” y “Brillante sobre el mic”, entre otros, integraron la lista. En ese momento del show, el rosarino entró en calor: saltó arriba del piano y revoleó la campera.

Durante todo el concierto, Fito se conectó con la gente: pidió coros, reveló las historias que esconden sus canciones, bailó, saltó y demostró su virtuosismo con el que se ganó a generaciones de argentinos.

“Acá me emborraché por primera vez”, recordó y contó que uno de sus tantos amores fue barilochense. “Gracias por dejarme vivir en sus corazones a través de tantos años”, agradeció antes de despedirse con “Dar es dar” – desde donde convocó a los presentes a ser donantes de órganos - y el hit atemporal “Mariposa Tecknicolor”.

Al término de su recital, se iba a realizar el desfile y elección de la nueva Reina Nacional de la Nieve y el show de “Los Elegidos”. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias