lunes 24 de junio de 2024

Vehículos

Consejos para la conducción en invierno

El invierno puede complicar mucho la conducción y debemos estar preparados para todo.

domingo 19 de mayo de 2024
Consejos para la conducción en invierno
La climatología adversa añade peligrosidad a la conducción. Foto: archivo Marcelo Martínez.
La climatología adversa añade peligrosidad a la conducción. Foto: archivo Marcelo Martínez.

En esta guía te aconsejo sobre la conducción en lluvia, nieve, hielo, niebla o viento, analizando también los principales riesgos que corremos para poder evitarlos. Otro elemento imprescindible es el buen mantenimiento del vehículo en condiciones comprometidas, así como conocer las tecnologías que nos ayudan. El invierno puede complicar mucho la conducción y debemos estar preparados para todo. 

¡¡¡CONDUCIR EN INVIERNO POR LAS CALLES DE BARILOCHE!!!!!! 

En invierno se producen menos desplazamientos de media o larga distancia, pero en cambio se producen más movimientos diarios y también más accidentes. Por ello, es importante estar prevenidos en la medida de lo posible y aprender cómo enfrentarnos a circunstancias anómalas que pueden provocar situaciones de peligro. 

La climatología adversa añade peligrosidad a la conducción, haciendo que las maniobras se compliquen si no extremamos la precaución y nos adaptamos a las circunstancias de agarre o visibilidad. Por ello, es aconsejable seguir estos principios básicos: 

  1. Enciende el aire acondicionado después de arrancar el coche: Independientemente de si hace calor o frío, encender el aire acondicionado es una buena práctica para proteger el sistema de generación de electricidad del vehículo. Esto ayuda a preservar la vida útil de la batería. 
  1. Manipula los cristales correctamente: La niebla y el aire húmedo pueden empañar los cristales del coche. Para evitarlo, enciende el calefactor de lunas o el aire acondicionado para secar el cristal. Ajusta la dirección del viento hacia la cabina y evita que el viento entre en el cristal. 
  1. Ajusta la temperatura del aire acondicionado: No hay una regla óptima para la temperatura del aire acondicionado, pero se recomienda mantenerla entre 20 y 26 grados cuando conduces en invierno. Ajusta la temperatura para sentirte cómodo y evita cambios bruscos antes de salir del automóvil. 
  1. Controla la presión de los neumáticos: Verifica regularmente la presión de los neumáticos, ya que afecta la tracción en carreteras resbaladizas. Si usas neumáticos de invierno, asegurate de que estos estén en buen estado. 
  1. Usa neumáticos adecuados: Si vives en una zona donde hay nieve o hielo, considera usar neumáticos de invierno. Estos proporcionan mejor agarre en condiciones extremas. 
  1. Reduce la velocidad: Conduce más despacio de lo habitual para tener más tiempo de reacción ante cualquier imprevisto en la vía pública. 
  1. Mantén una mayor distancia de seguimiento: La distancia de seguridad debe ser mayor en condiciones invernales para evitar colisiones. 
  1. Evita frenadas bruscas: Frena suavemente y con anticipación para evitar derrapes. 
  1. Usa las luces adecuadamente: Enciende las luces de cruce o las luces antiniebla según sea necesario para mejorar la visibilidad. 
  1. Preparate para una posible emergencia: Lleva siempre un Kit de emergencia en el coche con elementos básicos como cadenas para la nieve, una pala, manta y alimento no perecedero y dentro de tus posibilidades el tanque de combustible lleno. 

Recuerda siempre adaptarte a las condiciones específicas de la vía ya sea la calle o la ruta, consulta el estado del clima antes de salir y conduce siempre con precaución durante esta temporada de invierno que se aproxima.

Este profesional es integrante de -CIFTT (Centro de Investigación Forense y Tecnología del Tránsito) – y mi intención es a través de estos artículos promover los comportamientos seguros en las calles y rutas de la provincia y la nación.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS