domingo 14 de abril de 2024

Emergencia Pública

Continúa el impasse en el Concejo: para Villalba el proyecto "es una sarta de mentiras"

El concejal por Primero Río Negro, aseguró que la ausencia de los 6 concejales a la sesión para tratar el proyecto de Emergencia fue consensuada, ante la política de "apriete" que lleva a cabo el oficialismo.

jueves 22 de febrero de 2024
 Continúa el impasse en el Concejo: para Villalba el proyecto "es una sarta de mentiras"
Villalba criticó duramente la propuesta, calificándola de insuficiente y acusando al proyecto de carecer de transparencia. Foto: Marcelo Martínez.
Villalba criticó duramente la propuesta, calificándola de insuficiente y acusando al proyecto de carecer de transparencia. Foto: Marcelo Martínez.

Durante la mañana de este jueves, el Concejo Deliberante vivió momentos de frustración cuando la sesión prevista para debatir el proyecto de emergencia económica y habitacional quedó suspendida debido a la ausencia deliberada de seis concejales. El proyecto, impulsado por el Ejecutivo, buscaría responder a la creciente crisis habitacional y económica que afecta a la localidad, pero enfrenta resistencias en el cuerpo legislativo.

Desde temprano, vecinos y miembros de diversas organizaciones se congregaron en la sala del Concejo, manifestando su apoyo al proyecto. Sin embargo, la estratégica ausencia de los ediles Leandro Costa Brutten (Incluyendo Bariloche), Facundo Blanco Villalba (Primero Río Negro), Samantha Echenique (Juntos por el Cambio), Natalia Almonacid, Silvio Barriga, y Juan Pablo Ferrari (Juntos Somos Río Negro) impidió alcanzar el quórum necesario para iniciar el debate.

El concejal Facundo Blanco Villalba, en diálogo con ANB, explicó que la decisión de no asistir fue consensuada entre varios bloques como forma de protesta ante "el apuro" con el que el oficialismo buscaba tratar el proyecto, presentado apenas dos días antes. Villalba destacó la necesidad de discutir seriamente el proyecto, señalando preocupaciones sobre el poder que otorgaría al intendente y las modificaciones propuestas en el área de Tierras.

Por su parte, el presidente del Concejo Deliberante, Gerardo Del Río, declaró levantada la sesión ante la imposibilidad de proceder. Esta situación fue duramente criticada por la concejal Julieta Wallace de Incluyendo Bariloche, quien, a pesar de sus reservas sobre el proyecto, cuestionó la actitud de sus colegas de no proporcionar quórum.

La polémica se intensificó con las declaraciones de Villalba, quien insinuó un posible conflicto de intereses de Wallace: "Está más oficialista que los concejales del PUL, talvez porque el marido tiene un cargo y trabaja en el Instituto de Tierras y Viviendas, aunque no quiero ser mal pensado", ironizó.

Los concejales aseguraron que habían adelantado a Del Río que ante la negativa de discutir el proyecto, no acompañarían al oficialismo. Foto: gentileza.

Mientras tanto, fuera del recinto, la tensión era palpable. Cinco unidades del servicio de transporte Mi Bus y miembros de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC) con banderas del gremio, se posicionaron cerca de la entrada, en un claro gesto de presión hacia los concejales. Villalba denunció esta acción como un intento de coacción, afirmando que se había acordado previamente no ceder ante presiones externas.

Con declaraciones que no dejan lugar a dudas sobre su postura, Villalba cuestiona la efectividad y la transparencia del proyecto, sugiriendo que más allá de su presentación urgente, carece de contenido y claridad en sus propuestas.

"Para nosotros se terminó la política de la apretada, de la apurada. Esas son cosas que no van más", afirmó Villalba, haciendo eco de su anterior argumentación sobre la necesidad de un debate más profundo y detallado sobre la propuesta en cuestión. Según el concejal, el proyecto presentado al Concejo no solo es insuficiente en cuanto a soluciones concretas para los problemas habitacionales y de transporte público de la ciudad, sino que también adolece de una falta de honestidad hacia la ciudadanía.

"Acá le están mintiendo a la gente. No se resuelven los problemas instantáneamente por votar esta ordenanza", señaló, criticando la ausencia de un plan de viviendas y cuestionando la necesidad de la ordenanza para renegociar contratos de transporte público, algo que el intendente podría hacer por otros medios. La falta de menciones a mejoras para los empleados municipales también fue un punto de discordia para el edil, quien calificó las promesas del proyecto como "una sarta de mentiras".

Villalba también sugirió que el proyecto debió ser presentado de manera separada, distinguiendo claramente entre las emergencias habitacional y económica, para permitir un análisis y debate adecuado sobre cada aspecto. Además, expresó su disposición a discutir propuestas que agilicen trámites internos o faciliten la adquisición de maquinaria por parte del municipio, mostrando una apertura al diálogo que, según él, falta en el lado del Ejecutivo.

La transparencia en las negociaciones de tierras fue otro de los puntos críticos abordados por Villalba, quien mostró su preocupación por la falta de claridad respecto a los lotes mencionados por el intendente como parte de un futuro desarrollo inmobiliario. "Es lógico que genere suspicacia, que a mí me genere ruido", concluyó, reflejando la desconfianza que siente hacia las intenciones detrás del proyecto. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS