viernes 12 de abril de 2024

Seguridad

Un emoji desató una investigación por amenaza de bomba en el Aeropuerto

Una aeronave regresó a la pista poco antes del despegue debido a una posible amenaza. El incidente causó retrasos en otros vuelos.

domingo 10 de septiembre de 2023
Un emoji desató una investigación por amenaza de bomba en el Aeropuerto
La Policía de Seguridad Aeroportuaria inspeccionó la aeronave, pero no se encontró ninguna amenaza real. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.
La Policía de Seguridad Aeroportuaria inspeccionó la aeronave, pero no se encontró ninguna amenaza real. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

Un Airbus A320neo de la reconocida compañía Sky Airline, más precisamente el vuelo H2 542, vivió momentos de tensión en el Aeropuerto Internacional de Bariloche, cuando tuvo que regresar a la pista poco antes de su despegue programado debido a una amenaza de bomba. El vuelo tenía previsto dirigirse hacia Santiago de Chile desde la terminal a las 17:35.

El inusual incidente ocurrió después de que todos los pasajeros habían abordado la aeronave, cuando los pilotos tomaron la decisión de volver a la pista sin proporcionar inicialmente detalles sobre los motivos de su acción.

Posteriormente, se reveló que la medida se tomó debido a que uno de los miembros de la tripulación recibió en su teléfono móvil una imagen del avión acompañada de un emoji de una bomba.

Conforme a las reglamentaciones de seguridad aeroportuaria, esta situación se consideró una amenaza seria a la seguridad de las operaciones, lo que llevó a la evacuación inmediata de la aeronave, con la evacuación segura de todos los pasajeros a tierra.

La aeronave involucrada es un Airbus A320-251N con matrícula chilena CC-AZF, con una antigüedad cercana a los cinco años, entregado directamente desde la línea de ensamblaje de Airbus el 28 de septiembre de 2018. Su interior está configurado para transportar a 186 pasajeros en una sola clase.

Las autoridades de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, siguiendo los protocolos establecidos para estas circunstancias, trasladaron el avión a una zona alejada de la terminal y llevaron a cabo una minuciosa inspección de la aeronave, la cual arrojó resultados negativos en cuanto a la presencia de cualquier dispositivo explosivo.

De acuerdo con fuentes del aeropuerto, antes de las 17:00 horas, los pasajeros habían abordado y la aeronave había solicitado autorización a la torre de control para el despegue. Sin embargo, solo minutos después, los pilotos tomaron la inusual decisión de retornar a la pista, sin proporcionar inicialmente una explicación clara sobre los motivos de su acción.

Los pilotos también solicitaron a la torre de control la presencia de personal de seguridad, quienes, al tomar contacto, conocieron a que se debió la determinación de los pilotos.

Esta situación provocó una interrupción significativa en las operaciones del aeropuerto, con retrasos en otros vuelos programados. La Policía de Seguridad Aeroportuaria llevó a cabo una inspección exhaustiva que se extendió por más de cuatro horas antes de que se permitiera el retorno a la normalidad en el aeropuerto a las 22 horas. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias