jueves 8 de diciembre de 2022

Universo

Las sondas interestelares Voyager 1 y 2 de la Nasa cumplen 45 años en el espacio

Néstor Vidal nos cuenta sobre las sondas que han ofrecido imágenes cercanas de Urano y Neptuno.

domingo 21 de agosto de 2022
Las sondas interestelares Voyager 1 y 2 de la Nasa cumplen 45 años en el espacio
Por Néstor Vidal*

Las misiones Voyager 1 y 2 de la NASA son las más longevas de la historia de la emblemática agencia espacial. Han permanecido 45 años en el espacio, ofreciéndonos imágenes cercanas de Urano y Neptuno. Actualmente la Voyager 2, se encuentra a unos 19.000 millones de kilómetros de la Tierra. 

La Voyager 1 fue la responsable de la imagen del "punto azul pálido", tomada por sugerencia del famoso astrofísico y divulgador científico Carl Sagan. Esa imagen, y las palabras de Sagan, encapsulan brillantemente el legado de las misiones Voyager.

Alteraron nuestra perspectiva sobre nuestro lugar en el universo y allanaron el camino para las siguientes misiones, como la misión a Júpiter de Cassini e incluso las observaciones del telescopio James Webb de este año. Algo impresionante para dos sondas espaciales que, como dice la NASA, tienen unos 3 millones de veces menos memoria que los smartphones modernos.

La Voyager 2 fue la primera de las dos sondas lanzadas por la NASA para investigar los planetas exteriores de nuestro Sistema Solar. Fue lanzada el 20 de agosto del año 1977 a bordo de un Titan IIIE-Centaur desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 41 de Cabo Cañaveral. La Voyager 1 fue lanzada aproximadamente dos semanas después, el 5 de septiembre.

Los lanzamientos de las Voyager se programaron para aprovechar una alineación de los planetas exteriores que sólo se produce una vez cada 176 años. Esta alineación permitiría a las sondas saltar de un planeta a otro con la ayuda de un impulso gravitatorio

La Voyager 1 se encargó de tomar imágenes y analizar Júpiter y Saturno. En el año 1990, después de haber volado más allá de Júpiter y Saturno, el equipo de la Voyager se preparó para apagar el equipo de toma de imágenes de la nave. Justo antes de hacerlo, Carl Sagan sugirió que dirigieran el equipo hacia la Tierra.

La Voyager 2 también tomó imágenes de Saturno y Júpiter, pero luego se dirigió hacia Urano y Neptuno. La Voyager 2 se encuentra actualmente a unos 12.000 millones de millas (19.000 millones de kilómetros) de la Tierra. Por su parte, la Voyager 1 cruzó el límite hacia el espacio interestelar en el año 2012, mientras que la Voyager 2 cruzó el borde exterior de nuestro sistema solar en el año 2018.

Con los instrumentos del Subsistema de Ciencia del Plasma de las sondas, el equipo de las Voyager planificó la fase interestelar de la misión y pudo medir el descenso del viento solar cuando cada una de las naves dejó los bordes exteriores del Sistema Solar.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS