martes 15 de junio de 2021

Tragedia en Baguales: El análisis de un especialista

Cedric Larcher, especialista de la temática de avalanchas, brindó su punto de vista sobre la investigación de la muerte de Carlos Cruppi bajo una avalancha en el cetro de esquí privado.

lunes 22 de marzo de 2021
Tragedia en Baguales: El análisis de un especialista

*Por Cedric Larcher

El año 2020 fue uno año negro en muchos aspectos y en especial para los que se dedican al tema de la nieve y de las avalanchas con el fallecimiento de dos personas en la zona, uno siendo un referente en el tema.

No estuve presente en estos hechos, pero como especialista en el tema, siempre trato de entender la sucesión de hechos y tomas de decisiones que llevan a estas desgracias, para aprender y tratar de mejorar las herramientas, protocolos y conocimientos sobre el tema.

Sé muy bien lo difícil de entender lo que paso y porque paso (sin hablar de responsabilidad que no me incumbe y no me interesa).

Especialista en avalancha, dedicándome al tema desde hace mas de 20 años, he siempre tratado de mantenerme al tanto de los últimos desarrollos en el tema, aportando también con mi modesta participación al conocimiento global de la nieve, de las avalanchas y hoy más que todo en las trampas heurísticas y desvíos psicológicos que hacen que los practicantes, a pesar de tener a veces un extenso conocimiento del tema, siguen cometiendo errores de principiante.

Al leer el artículo sobre la pericia del accidente de Baguales, no puedo dejar pasar lo que leí. Por supuesto que son elementos puntuales sacado de una pericia más extensa, pero generan muchas dudas sobre los métodos de evaluación del riesgo de avalancha usados por parte de los protagonistas e inducen ideas erróneas graves.

Los granos de la capa débil que falló eran muy pequeños y por ende difíciles de observar. Generalmente requieren un tamaño mayor para generar inestabilidades más riesgosas y generalizadas y es por ello que no se observaron avalanchas naturales ni producidas por esquiadores en los alrededores, aún con inclinaciones similares".

Desde los trabajos de Werner Munter al principio de los años 90, se sabe que un corte de nieve no puede de ninguna manera ser tomado como representativo del manto nivoso.

Antes de salir, se tiene que hacer evaluación hecha sobre criterios más extensos de evolución del manto nivoso en relación con las condiciones climáticas, la topografía de la salida, los participantes (nivel físico, técnico, psicológico). (Método 3x3 o método de reducción de riesgo, por ejemplo) Los cortes de nieve solo sirven para confirmar si hace falta.

Por otro lado, si vamos al “grano”, (o a los granos), las capas frágiles constituidas de escarcha o de caras planas pueden ser de granos muy pequeños y a pesar de eso son de las que más producen avalancha. Por eso se realizan tests de estabilidad, como elementos de confirmación del análisis global del manto nivoso y de su evolución en relación con el clima.

Establecer una relación entre el tamaño de los granos de una capa frágil y el nivel de riesgo es totalmente erróneo.

Por lo cual la dificultad de observación de los granos no es de ninguna relevancia para evaluar el nivel de riesgo.

El nivel de peligro, según la escala pública de avalanchas Sudamericana existente el día 1 de septiembre que determina la "probabilidad" de que se desencadene una avalancha en conjunto con las consecuencias que pueden ocasionar era moderado (2 de 5), lo cual implica avalanchas pequeñas en áreas específicas o avalanchas grandes en áreas aisladas”.

Para poder poner un nivel de riesgo, se necesita en la zona relevamientos múltiples, seguidos, y por parte de personas competentes y acostumbrados al la zona. El nivel de riesgo puede ser muy sensiblemente diferente entre Perito Moreno, Catedral, El Lopez o Baguales.

Cabe recordar que la mayoría de los accidentes de avalancha ocurren con riesgo 2/3, siendo el peligro de los niveles 4/5 tan evidente que la gente no se mete o que toma los recaudos necesarios. Por eso se contrata un guía, para detectar los peligros no evidentes de la montana y tomar los itinerarios, comportamientos y precauciones necesarios para mitigar el riesgo.

No tuve acceso a los relevamientos realizados antes y después de los hechos y seguro que la lectura in extenso del peritaje aclara las cosas, pero me pareció importante evitar que se difundiera conceptos erróneos que podría generar mas errores o ser percibido con incompetencia o corporativismo entre guías. 

Cabe recordar que hoy en día, el material necesario para andar fuera de pista cuenta con

-              DVA (3 antenas + marcador de victima)

-              Sonda de más de 2m40 con cable

-              Palas de aluminio amplia y con mango extensible

-              Sistema de comunicación

-              Botiquín

-              Y POR SUPUESTO CAPACITACION EN RESCATE Y PRIMEROS AUXILIOS + ENTRENAMIENTO

 

*Cedric Larcher es Instructor Avalancha Certificado ANENA/FFME/FFCAM, Instructor DVA Certificado PIEPS/BCA/ORTOVOX/ARVA, Instructor RECCO, Observador Nivo Meteo, Artificiero

Te puede interesar
Últimas noticias