sábado 25 de septiembre de 2021

Los primeros accidentes de la historia

Con la producción de automóviles en cadenas de montaje, el automóvil se popularizó y llegaron los primeros accidentes. La columna del perito, Néstor Vidal.

domingo 14 de marzo de 2021
Accidente con dos camiones en la esquina de las calles Balfour y Meagher en Chippendale, 1940.

*Por Néstor Vidal

Seguro que, para muchos de ustedes, la historia del automóvil, es de sobra conocida. En 1886 Karl Benz, un ciudadano alemán de la ciudad de Mannheim, presenta el primer vehículo del mundo que llegaba a alcanzar los 20 kilómetros por hora. Por aquella época los usuarios solo podían comprar gasolina en las farmacias y en cantidades muy bajas, hasta que en 1907 la empresa californiana Standard Oíl inaugura la primera gasolinera ubicada en Seattle, con la intención de dar respuesta a la creciente demanda de combustible.

En 1910 Henry Ford, comienza a producir automóviles en una cadena de montaje. Un sistema totalmente innovador que le permitió alcanzar cifras de fabricación hasta entonces impensables.

Accidentes de tráfico en un día de invierno de Washington, 1921

Con ello el automóvil se popularizó y comienzan los primeros accidentes de tráfico. He rescatado unos cuantos, de los archivos históricos disponibles, para hacer memoria de estos primeros años. El primer accidente de tráfico se produjo en 1896 en Irlanda, cuando Mary Ward falleció tras caer de un vehículo a vapor diseñado por su primo. El primer peatón fallecido al ser atropellado por un coche con motor de combustión en el Reino Unido, fue Bridget Driscoll en el año 1896. El accidente se produjo a la «increíble» velocidad de 7 kilómetros por hora.

La Primera Multa de Tránsito

Era el Siglo XIX cuando un agente impuso la primera multa de trafico de la que se tiene constancia. La infracción fue por el exceso de velocidad, al alcanzar 13 km/h cuando el limite era de 3.2 Km/h.

El coche se estrella contra un muro y cae por el puente en Virginia, 1923.

La policía cree que la señora Metos estaba conduciendo el coche en el momento del accidente. Tanto ella como la señora Holland, declararon que un hombre cuyo nombre desconocían, era quien conducía. Según la policía, el accidente fue el resultado de una fiesta nocturna que comenzó a la 1:00 de la madrugada. El turismo viajaba a gran velocidad en dirección a Virginia, cuando chocó contra un muro para caer a las puntiagudas rocas. Otras tres personas estaban en el coche además de la señora Holland. Dos sufrieron heridas leves mientras que el conductor de la máquina, cuya identidad la policía no ha podido establecer, salió ileso.

El coche cae desde el puente a la cubierta del canal de aguas pluviales, 1940.

Observando el patrón astillado de los radios se piensa que el coche derrapó hacia un lado a causa de la nevada y probablemente chocó contra la acera que rompió la rueda destrozando los radios.

Escena de accidente en Kings Cross, 1948.

Henry A. Thayer, jefe de la División de Suministros de la oficina de los veteranos de EEUU, y su hija Lois Virginia Macías murieron cuando el automóvil sedán en el que viajaban, atravesó la barandilla de protección del puente de la avenida Connecticut Klingle de Washington para caer 75 metros hasta el arroyo. El coche era un Nash 625 de 1924.

Atravesó la barandilla de protección del puente cayendo 75 metros abajo, 1925

Colisión entre un tranvía y un camión que transporta carbón en Mascot, 1940

Dos hombres se ahogaron y se salvó el conductor, McLennan. En la investigación oficial los policías declararon que habían olido alcohol en el aliento de McLennan. Aunque McLennan admitió que había tomado «una copa de vino» culpó del accidente al volante que estaba defectuoso. Fue acusado de homicidio involuntario, pero al final le absolvieron de todos los cargos.

Murió el 7 de julio de 1927, como consecuencia de las heridas sufridas en otro accidente de tráfico, cuando su coche chocó con el del detective Arthur T. Fihelly. Una vez más hubo informes de alcohol en su aliento después del accidente, pero la investigación no llegó a la conclusión de que había estado conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Desde el año 1910 se prohíbe conducir bajo los efectos del alcohol en el estado de Nueva York y pronto otros estados le siguieron. En 1938 el límite legal de concentración de alcohol en sangre era de un 0,15%.

Accidente del senador Boies Penrose en 1920. Accidentes de tráfico.

* Perito en accidentología vial terrestre y en investigación forense de incendios. 

Fuente: Archivo Fotográfico Histórico Americano - Documental Primario.

 

Te puede interesar
Últimas noticias