lunes 24 de junio de 2024

Iniciativa

48 horas de solidaridad para ayudar en el cuidado de perros abandonados o maltratados

Conciencia Animal impulsa dos días de solidaridad para ayudar a una de las voluntarias que puso su casa a disposición para el tránsito de animales.

lunes 27 de mayo de 2024
48 horas de solidaridad para ayudar en el cuidado de perros abandonados o maltratados
Cualquier aporte, por pequeño que sea, ayudará a continuar la labor solidaria de Conciencia Animal Bariloche. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.
Cualquier aporte, por pequeño que sea, ayudará a continuar la labor solidaria de Conciencia Animal Bariloche. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

En medio de una crisis de maltrato y abandono animal que parece agravarse con el paso del tiempo, la solidaridad y las ganas de ayudar afloran en distintos grupos que, por verdadero amor, ponen su tiempo y recursos a disposición para colaborar. Este es el caso de Conciencia Animal Bariloche, una de las tantas organizaciones de la ciudad dedicadas a ayudar a perros abandonados o maltratados y ahora, impulsan una iniciativa de 48 horas de solidaridad.

El objetivo es que, durante 48 horas, quienes puedan aportar por mínimo que sea, una ayuda económica, con materiales de construcción o incluso alimentos o medicamentos para los perros rescatados, y así ayuden a la organización.

Conciencia Animal Bariloche comenzó hace un año aproximadamente, aunque algunas de sus integrantes vienen de trabajar en otras organizaciones similares. El amor por los animales, hizo que, durante este año, hagan hasta lo imposible por ayudar a los amigos de cuatro patas.

No es la primera vez que impulsan esta movida solidaria. El objetivo ahora es puntual: ayudar a Brisa, una de las voluntarias que ofreció su propiedad, en donde tiene una habitación en construcción, para cobijar a los animales que reciben en tránsito, los cuales tienen que estabilizar hasta lograr ponerlos en el circuito de adopción responsable.

La tarea no es nada sencilla. En su mayoría, reciben perros en estados deplorables. Algunos, son rescatados de la calle o del vertedero y tristemente, otros, de sus propios dueños que los maltratan hasta la muerte.

“Siempre hubo perros abandonados, en la calle o maltratados, pero en el último tiempo creció muchísimo la cantidad. Creemos que la falta de alquileres, o los requisitos que exigen de no tener mascotas, la crisis económica y demás, hacen que se incremente notablemente el número”, indicó a ANB, Silvina, integrante de Conciencia Animal.

Recientemente, el caso de una perra rescatada en un estado calamitoso de la propiedad de su tutor, llevó a pensar en esta iniciativa solidaria, ya que se trata de un animal de raza grande, que no puede estar en contacto con otros animales.

“Brisa se ofreció a recibirla ella y tenerla en tránsito hasta que se recupere, pero está en un momento en el que no puede ni comer alimento balanceado ni incluso recibir medicación, hasta que no se recomponga un poco. Es piel y hueso”, contó Silvina.

Debido a que para que esta voluntaria de la organización pueda recibirla en su hogar y mantenerla allí, necesitará acondicionar un espacio que se encuentra en construcción, se puso en marcha esta iniciativa solidaria.

“Lo que la gente pueda aportar, nos sirve. La idea es cerrar ese espacio, aunque sea con placas, para que la perra esté abrigada, así que, si alguien tiene una chapa, o cualquier material que quiera donar, también nos sirve. Sabemos que estamos en una situación económica complicada, así que todo lo que aporten, para nosotras es un montón”, remarcó la mujer.

La iniciativa también se realiza en nombre de “Coquito”, un pequeño cachorro rescatado del vertedero junto a tres hermanos más, cuando solo tenían unos 10 días. Brisa, la voluntaria de la organización, los cobijó durante meses. Los alimentó con mamadera cuando recién llegaron, hasta que ya estuvieron en condiciones de ser adoptados.

“Coquito” no fue adoptado y tiempo después, comenzó con algunos inconvenientes de salud. Fue atendido por un veterinario local que no pudo dar con un diagnóstico, por lo que decidieron llevarlo a Villa La Angostura, donde lo atendió Sergio Sánchez.

“Le encontraron un tumor denominado de Sticker, que luego se transformó en un linfoma. Estuvo con tratamiento oncológico seis meses, con todo lo que eso conlleva. Nos dieron una esperanza de vida máxima de dos años, pero el jueves se descompensó y el veterinario detectó que había hecho metástasis en el cerebro”, contó Silvina. Con dolor, despidieron a “Coquito” y decidieron reforzar más que nunca, el trabajo solidario y amoroso que realizan con los perros.

Las personas que quieran y puedan colaborar, pueden hacerlo a través de una transferencia al alias con.ani.brc o contactándose a los celulares +54 294 4342301 (Brisa) o +54 294 4586798 (Silvina). (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias