domingo 14 de abril de 2024

Declive

La coparticipación en Río Negro se desplomó un 21% en febrero

Esta disminución, que acumula una pérdida de $20.256 millones en los dos primeros meses del año, complica seriamente la capacidad de la provincia para cumplir con sus compromisos.

martes 05 de marzo de 2024
La coparticipación en Río Negro se desplomó un 21% en febrero
El declive durante el transcurso del año alcanza el 15,8%, ya que en enero había sido del 10,9%. Foto: gentileza
El declive durante el transcurso del año alcanza el 15,8%, ya que en enero había sido del 10,9%. Foto: gentileza

La situación financiera de la provincia de Río Negro atraviesa un momento crítico, al revelarse que en febrero la coparticipación federal de impuestos que recibe del gobierno nacional registró una caída del 21%, exacerbando las dificultades para afrontar sus compromisos en diversos ámbitos, desde servicios esenciales hasta programas fundamentales.

Este descenso en las transferencias automáticas, que en los primeros dos meses del año resultó en una merma de $20.256 millones para las arcas provinciales, resalta la magnitud de la crisis económica que golpea al país, afectando directamente la operatividad de Río Negro. La reducción promedio de la coparticipación desde el inicio del año es del 15,8%, siguiendo una tendencia decreciente que comenzó con una disminución del 10,9% en enero.

La disminución en la coparticipación se debe, en gran parte, a una baja en la recaudación de impuestos clave como el de Ganancias e IVA, fenómeno influenciado por un descenso en el consumo y la eliminación de la cuarta categoría de Ganancias. Estos efectos son sintomáticos de una contracción económica general, acompañada por factores de presión como la inflación y la devaluación de la moneda nacional.

Desde el Ministerio de Hacienda de Río Negro, se señala que la provincia se enfrenta a "un escenario económico desafiante", marcado no solo por la reducción de las transferencias nacionales, sino también por una caída en la recaudación de impuestos a nivel provincial. La combinación de estos factores pone en riesgo la capacidad del gobierno provincial para cumplir con sus obligaciones y asegurar la continuidad de los servicios básicos para sus habitantes.

Según fuentes del Ministerio, la contracción económica, sumada a la inflación y la devaluación del tipo de cambio, están minando la recaudación provincial y, por ende, la capacidad para hacer frente a las necesidades de la población.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS