domingo 14 de abril de 2024

Cambios

Se disolverá el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas

El gobierno aseguró que las funciones del Instituto continuarán siendo cumplidas dentro del Ministerio de Justicia.

jueves 29 de febrero de 2024
Se disolverá el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas
Este cambio representa un punto de inflexión en la política pública hacia las comunidades originarias. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.
Este cambio representa un punto de inflexión en la política pública hacia las comunidades originarias. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

Generando debates sobre la eficiencia del gasto público, el Gobierno Nacional anunció su intención de avanzar sobre la disolución del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), organismo encargado de la gestión y apoyo a las comunidades originarias del país desde su creación por ley en 1985.

Esta decisión sigue a la reciente eliminación del Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y Racismo (INADI), marcando una tendencia hacia la reestructuración de organismos descentralizados dentro de la administración pública. El Gobierno informó que más allá de lo económico, esta institución se habría convertido en una organización "de persecución ideológica".

El INAI, que en el año 2023 registró gastos por $1.907 millones, verá su estructura y dependencias absorbidas por el Ministerio de Justicia. Este cambio de status busca, según voceros del gobierno, mantener las funciones del Instituto mientras se optimizan recursos y se reduce el personal a través de auditorías. La medida forma parte de un plan más amplio que también contempla la reestructuración del Instituto Nacional de Juventudes (IJUVE), entre otros.

La decisión fue delineada por la mesa técnica liderada por Javier Milei, junto a figuras clave como Federico Sturzenegger, el asesor presidencial Santiago Caputo, el vicejefe de Gabinete José “Cochi” Rolandi, y el secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo. Este equipo está trabajando en identificar todos los organismos descentralizados cuya eliminación se considera prioritaria.

El INAI, en su último año de operación bajo la estructura actual, destinó la mayor parte de su presupuesto a costos de personal, con más de $1.248 millones, mientras que las transferencias a instituciones provinciales, municipales, culturales, y sociales, así como a becas y la universidad nacional de Tres de Febrero, representaron una parte significativa de su gasto. 

Creado por la Ley de Asuntos Indígenas (23.302) en 1985, el INAI tenía como mandato el apoyo y la atención a las comunidades indígenas, incluyendo la gestión de tierras, educación, salud, y vivienda. La ley establecía una estructura participativa con representación indígena y vinculación directa con varios ministerios, además de un Consejo de Coordinación y un Consejo Asesor compuestos por representantes de diversos sectores gubernamentales y de la sociedad civil.

La disolución del INAI plantea interrogantes sobre el futuro de la política indígena en el país y la gestión de los recursos destinados a estas comunidades. Aunque desde el gobierno aseguran que las funciones del Instituto continuarán siendo cumplidas dentro del Ministerio de Justicia, grupos de defensa de los derechos indígenas y sectores de la oposición han expresado preocupaciones sobre la pérdida de autonomía y especificidad en el tratamiento de los asuntos indígenas. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS