jueves 29 de febrero de 2024

PNNH

Continúa la lucha contra el incendio: "es un trabajo de hormiga"

Así lo calificó el Jefe del SPLIF Bariloche, Orlando Báez. Los equipos de combate inician su jornada a las 5 de la mañana, trabajando intensamente hasta las 16 horas, seguido por un descanso de 24 horas.

jueves 08 de febrero de 2024
Continúa la lucha contra el incendio: "es un trabajo de hormiga"
Báez aseguró que se trata de un terreno muy complicado y en muchas ocasiones condicionados por el clima. Foto: Marcelo Martínez.
Báez aseguró que se trata de un terreno muy complicado y en muchas ocasiones condicionados por el clima. Foto: Marcelo Martínez.

El combate contra el fuego en el Parque Nacional Nahuel Huapi no cesa, y el incendio forestal en Brazo Tristeza mantiene en vilo a las autoridades y combatientes locales. Orlando Báez, Jefe del Servicio de Prevención y Lucha Contra Incendios Forestales de Bariloche, resaltó la labor coordinada y el esfuerzo incesante de los 25 combatientes de SPLIF que trabajan en el terreno para sofocar las llamas.

Durante una jornada marcada por el desafío de enfrentarse a un terreno complicado y condiciones climáticas adversas, Báez destacó la importancia de una estrategia proactiva para combatir la rápida propagación del fuego, exacerbada por fuertes vientos. "El trabajo de los brigadistas es ejemplar", afirmó, subrayando el compromiso de los equipos que luchan contra el tiempo y la naturaleza.

La tarea de controlar el incendio se lleva a cabo sin descanso, con la colaboración de brigadistas, bomberos voluntarios, guardaparques y combatientes de distintas partes del país, incluyendo el NOA, NEA, y las provincias de Neuquén y Chubut. Báez informó que las operaciones se concentran especialmente en el flanco izquierdo, crucial para prevenir la aproximación del fuego a la jurisdicción rionegrina.

Los equipos de combate inician su jornada a las 5 de la mañana, trabajando intensamente hasta las 16 horas, seguido por un merecido descanso de 24 horas antes de ser reemplazados por un nuevo grupo. Esta rotación garantiza la continuidad y eficacia en los esfuerzos por contener el incendio.

El acceso al sitio del incendio presenta serias dificultades. Los combatientes deben embarcarse de madrugada y ascender por pendientes pronunciadas, enfrentándose a un terreno agreste poblado de vegetación nativa y residuos forestales que complican aún más la tarea. "Es un trabajo de hormiga", declaró Báez, refiriéndose a la labor meticulosa requerida para construir líneas de contención y humedecer las áreas afectadas.

Báez también destacó el desafío logístico que representa la distancia de viaje desde la base hasta el lugar del incendio, subrayando el esfuerzo físico y temporal demandado por la operación en un terreno sin senderos y de difícil acceso.

“Hoy se está trabajando en un sector de dos kilómetros en pendiente, de 28 grados aproximadamente, es un lugar virgen, sin sendero, es un laburo muy pesado y demanda muchas horas”, finalizó.

Te puede interesar
Últimas noticias