lunes 26 de febrero de 2024

Control

El Gobierno inicia la intervención de los Registros Automotores

Este proyecto busca revolucionar un sistema criticado por su ineficiencia y altos costos, además de enfrentar cuestionamientos por prácticas políticas controvertidas.

domingo 28 de enero de 2024
El Gobierno inicia la intervención de los Registros Automotores
La iniciativa apunta a mejorar la transparencia y reducir la carga financiera para los ciudadanos. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.
La iniciativa apunta a mejorar la transparencia y reducir la carga financiera para los ciudadanos. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

Este viernes, el Gobierno Nacional, a través del viceministro de Justicia Sebastián Amerio, anunció el inicio de un ambicioso plan de intervención de los registros automotores en todo el país.

La medida, oficializada mediante una comunicación del subsecretario de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia, Carlos Medina, busca revocar las actuales intervenciones o designar nuevos interventores en más de un centenar de registros de propiedad automotor.

Argentina cuenta con 1.557 registros automotores, manejando un mercado que realiza aproximadamente 180.000 operaciones mensuales, incluyendo transferencias e inscripciones de automóviles, motocicletas, transporte pesado y maquinaria agrícola.

En 2022, el país experimentó un volumen significativo de transacciones, incluyendo 407.532 vehículos nuevos, 1.589.000 usados, 410.955 motocicletas nuevas y 401.562 usadas, sumando un total de 2.809.049 trámites.

La intervención anunciada apunta a reformar un sistema largamente criticado por su burocracia, ineficiencia y altos costos, además de ser señalado como un foco de prácticas políticamente cuestionables. Un ejemplo reciente involucra la designación de Emilce Angélica Aiello, concuñada del exministro de Justicia Martín Soria, como interventora del registro número 3 en Centenario, una oficina con jurisdicción sobre la importante zona de Vaca Muerta. La polémica designación se produjo durante el gobierno de Alberto Fernández. 

Los problemas del sistema registral de vehículos se centran en dos aspectos principales: el funcionamiento deficiente del sistema y los altos costos asociados a los trámites. Estos últimos representan aproximadamente el 6% del valor del vehículo.

Además, hay diferencias significativas en los aranceles de transferencia y los impuestos según el origen del vehículo y la ubicación geográfica; los autos nacionales pagan un 1,5% de arancel de transferencia, mientras que los importados pagan el 2%. En cuanto a los impuestos, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cobra un 3% en impuesto de sellos, mientras que en el interior del país se aplica un 4% en concepto de Ingresos Brutos.

Otra crítica apunta a la complejidad del sistema, con múltiples formularios que exigen presencialidad, incluyendo la firma del formulario 08 para transferencias, que si bien es digital para adelantar el proceso, requiere una firma manual.

A mediados de diciembre pasado, la diputada nacional, Patricia Vásquez, presentó un proyecto de ley que apunta a simplificar y modernizar el proceso de transferencia, inscripción y mantenimiento de autos, introduciendo cambios profundos y significativos.

Uno de los puntos destacados es la creación del Registro Único Nacional Digital (RUNDA), una plataforma que permitiría a los usuarios gestionar por sí mismos las transferencias e inscripciones, eliminando intermediarios.

Además, se plantea un cambio fundamental en la forma en que se relacionan las patentes y los vehículos. Siguiendo el modelo estadounidense, se busca vincular la patente directamente al usuario, no al auto en sí.

El proyecto también contempla la eliminación del grabado de autopartes y cristales, así como una reformulación en el pago de patentes, estableciendo un arancel único para todo el territorio nacional. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS