domingo 3 de marzo de 2024

Proyecciones

Inicio de 2024: Desafíos económicos y expectativas de recuperación

Las empresas se adaptan para sobrellevar la situación, esperando que las políticas de Javier Milei reviertan la recesión. La inflación de diciembre se estima entre el 25% y el 30%, con confirmación oficial pendiente.

domingo 07 de enero de 2024
 Inicio de 2024: Desafíos económicos y expectativas de recuperación
La economía argentina enfrenta desafíos significativos, con una inflación persistente y ajustes fiscales. Foto: archivo Marcelo Martínez.
La economía argentina enfrenta desafíos significativos, con una inflación persistente y ajustes fiscales. Foto: archivo Marcelo Martínez.

A medida que el año 2024 comienza, la economía argentina enfrenta un panorama desafiante, caracterizado por una inflación persistente y ajustes fiscales significativos. Las proyecciones para el primer trimestre sugieren una continuación de la inflación de dos dígitos mensuales, impactando negativamente en el poder adquisitivo de los salarios y, por ende, en la demanda general y actividad económica.

En este contexto, diversas empresas están tomando medidas estratégicas para reducir costos y optimizar operaciones, con la esperanza de que las políticas económicas implementadas por los libertarios logren revertir la tendencia recesiva en un corto plazo. No obstante, la duración de la fase más crítica de la crisis económica sigue siendo incierta, con estimaciones que varían entre un trimestre y el año completo.

Aunque algunos sectores como la agricultura, minería, tecnología, petróleo y gas, y turismo receptivo muestran signos de dinamismo, se espera que la mayoría de los sectores, especialmente aquellos orientados al mercado interno, enfrenten desafíos significativos.

La pérdida de poder adquisitivo y la disminución del consumo interno serán factores clave en este escenario. Además, la competencia de productos importados podría intensificarse si el tipo de cambio se retrasa, especialmente después del anuncio del Banco Central sobre un ajuste mensual del 2%.

Los efectos de la devaluación y el aumento de precios de diciembre ya se sintieron en el comercio minorista. Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas en diciembre sufrieron una caída del 13,7%, culminando en una disminución anual del 3,4% en 2023. Este descenso se vio influenciado significativamente por la subida del tipo de cambio el 13 de diciembre, tras el cambio de gobierno, y la liberalización de precios en sectores clave como combustibles, medicina prepaga, telecomunicaciones y bienes de consumo masivo. La inflación de diciembre, estimada entre el 25% y el 30%, será confirmada oficialmente por el INDEC este martes 9/01.

Con este panorama, el 2024 se perfila como un año de importantes retos económicos para Argentina, donde la eficacia de las políticas actuales será crucial para determinar el rumbo de la recuperación económica. (ANB) 

Te puede interesar
Últimas noticias