sábado 18 de mayo de 2024

Inflación

En junio, los alquileres deberán abonarse el doble

Según la actualización del Índice de Contratos de Locación, quienes firmaron un contrato de alquiler en junio de 2022, el próximo mes afrontarán un aumento del 100%.

miércoles 31 de mayo de 2023
En junio, los alquileres deberán abonarse el doble
El Índice de Contratos de Locación comenzó a aplicarse desde la sanción de la Ley de Alquileres en 2020. Foto: archivo.
El Índice de Contratos de Locación comenzó a aplicarse desde la sanción de la Ley de Alquileres en 2020. Foto: archivo.

La inflación no da tregua. Cada nuevo mes que llega trae aumentos en diferentes productos y servicios y el pago de alquileres no está exento de ello.

De acuerdo con la Ley de Alquileres vigente que establece ajustes anuales del pago mensual y según la actualización que se aplica a través del Índice de Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central, los inquilinos que firmaron un contrato en junio de 2022 afrontarán el próximo mes un aumento del 100%.

De esta forma una persona que, por ejemplo, pagó $80.000 en los últimos 12 meses, comenzaría a pagar $160.000 desde el mes próximo hasta junio de 2024.

Cada vez es más caro y además costoso poder conseguir una vivienda por la escasez de oferta existente en todo el país y, sobre todo en una ciudad turística y universitaria que hace que el afluente de personas sea mucho mayor.

El ICL comenzó a aplicarse desde la sanción de la Ley de Alquileres en 2020 y por lo tanto se emplea en los acuerdos que se rigen bajo la normativa que por primera vez superó las tres cifras.

Sin embargo, según informó Infobae a través de mediciones privadas que muchos aumentos superarán el 136% ya que muchos propietarios, para cubrirse del problema de la inflación pidieron más en el punto de partida del contrato, y los inquilinos ante la desesperación de no encontrar una vivienda terminaron aceptando esas condiciones.

Cómo prever el aumento de junio

Para calcular el aumento del precio del alquiler, tanto los propietarios como los inquilinos pueden consultar el Índice de Contratos de Locación (ICL) que publica a diario el Banco Central en su web (en la pestaña “Estadísticas”, luego en “Principales variables” y la opción ICL). El ICL combina la variación de la inflación (según el Índice de Precios al Consumidor, IPC del INDEC) y con los salarios, de acuerdo con la remuneración promedio de los trabajadores estables (RIPTE).

El usuario deberá seleccionar las fechas de inicio y finalización del período que se quiere consultar. Primero se debe colocar la fecha en la que se concretó la última actualización, para saber cuál era el índice en ese momento, y en la que se hará el ajuste. Luego, tomar el precio actual del alquiler y dividirlo por el valor del primer índice. Por último, se debe multiplicar ese monto por el índice de la fecha en la que cambia la cifra del alquiler.

En conclusión, la fórmula que se debe aplicar es el total del alquiler dividido por el índice de la fecha del año anterior y multiplicarlo por el índice del día en que se aplicará el aumento sobre el mismo. El valor que arroje será el importe del alquiler que el inquilino deberá abonar durante todo el año.

En base con la información emanada del último Censo Nacional, en la Argentina hay 2.350.000 familias que viven en inmuebles alquilados, vale decir que hay 2.400.000 millones de contratos de locación, sean formales o informales.

La nueva y polémica ley de Alquileres

Muchas personas sostienen que desde que entró en vigencia la nueva Ley de Alquileres se agudizó la problemática. En este sentido, se cree que la posible reforma solo podría tratarse a mitad de 2023 y las cámaras e inmobiliarios siguen reclamando que se modifiquen los dos temas neurálgicos.
Por un lado, se solicita que A vuelvan a ser a dos años la duración de los contratos y no a tres como ahora. tamnién piden que el método de ajuste sea de libre acuerdo entre partes y aumentos semestrales porque consideran que a través del Índice de Contratos de Locación (ICL) que regula el Banco Central impacta mucho el papel de la inflación.
Sin embargo, Roberto Díaz sostiene que la ley sí sirve, sólo falta esa pata que no está aplicada que tiene que ver con la regulación de precios.
 
“Desde la Asociación de Inquilino Río Negro pedimos incluir un artículo para que los precios se regulen con un tope entre contrato y contrato pero el mercado logró que no se incorpore en esta nueva ley con lo cual quedo exactamente igual que la ley anterior, es decir, nunca en Argentina se reguló el precio entre contrato y contrato. Ese es el gran problema que tenemos y donde más está impactando el precio de los alquileres permanentes”, relató.
También dice que es necesario señalar que la ley está conteniendo los precios, es decir, si no tuviéramos ley, con este coeficiente que dicta el Banco Central, los precios estarían mucho más altos. “El 81% de aumento que marca la ley para este enero es para los contaros que ya están firmados. Por supuesto que es un número importante porque impacta en el salario que no evoluciona de la misma forma que lo hace el precio de los alquileres”, cuenta Díaz.
 
Hay que tener en cuenta que cuando termina un contrato e inicia uno nuevo, el precio que aumenta la inmobiliaria es entre el 120% y el 150% entonces al no estar regulado el precio entre contrato y contrato se dan los mayores aumentos. Cuando se compara el aumento del 81% que marca la ley con el 150% que está aumentando el mercado inmobiliario, hay 70 puntos porcentuales de diferencia entre un precio y otro. Razón por la cual el sector inmobiliario y muchos políticos quieren, desde hace mucho tiempo, derogar la actual ley de alquiler.
Te puede interesar
Últimas noticias