martes 21 de mayo de 2024

Trabajo de riesgo

Por falta de acuerdo político, brigadistas siguen a la espera de la jubilación anticipada

El proyecto del sistema previsional diferencial prevé que los hombres se puedan retirar a los 57 años y las mujeres a los 50.

miércoles 24 de mayo de 2023
Por falta de acuerdo político, brigadistas siguen a la espera de la jubilación anticipada
Además reclaman el pase a planta de trabajadores, incorporación de personal y aumento del adicional. Foto: Marcelo Martínez.
Además reclaman el pase a planta de trabajadores, incorporación de personal y aumento del adicional. Foto: Marcelo Martínez.

El Servicio de Protección y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) de Bariloche reclaman en el Centro Cívico de la ciudad, con el objetivo de “visibilizar la situación que atravesamos los brigadistas a nivel nacional”, contó a ANB, Orlando Báez, jefe del SPLIF Bariloche.

En esta oportunidad, los brigadistas solicitan el pase a planta de trabajadores, la incorporación inmediata de nuevo personal, ya que “desde el año pasado hasta la fecha sólo ser registró un ingreso en la institución”, el aumento adicional, que data de septiembre de 2022 y la ley previsional diferencial.

“Esto permite que el brigadista se jubile antes de la edad prevista para cualquier otro tipo de tareas en otras áreas. Entonces, el hombre puede hacerlo a los 57 años y la mujer a los 50. Además, de cumplimentar con otros requisitos como lo son 25 años de servicio y teniendo un tiempo mínimo de 15 años frente a la línea de fuego”, explicó Báez.

En agosto de 2017, la senadora Silvina García Larraburu presentó un proyecto de ley que busca establecer un régimen previsional diferencial para los trabajadores combatientes de incendios forestales y/o rurales.

El proyecto presentado por Larraburu ya lleva siete años en camino. Foto: Marcelo Martínez. 

La normativa prevé un régimen de jubilaciones diferencial, a los cincuenta y siete años en varones y a los cincuenta años en mujeres. La parlamentaria destacó que “es muy grande el sacrificio que se realiza en este rubro, por ello resulta fundamental que los combatientes puedan acceder a este derecho”.

“Los combatientes que se enmarcan en esta actividad, requieren de una alta capacitación y entrenamiento físico, lo que lleva a cambiar personal con una antelación diferente a otras profesiones. Este trabajo es considerado una labor de riesgo por la presencia de fuego, gases tóxicos y altas temperaturas entre otras características”, explicó.

En agosto de 2022, el proyecto obtuvo media sanción al ser aprobado en el Senado. Luego, pasó a Diputados, pero no hubo quórum para sesionar antes de fin de año. “El tema es que en diputados no acuerdan en algunos puntos del proyecto, lo que implica que aún no pueda entrar en el recinto”, afirmó el referente.

El proyecto ya tiene siete años y “todavía no hay una fecha para saber cuándo irán a sesión. Estamos llamando todo el tiempo para que nos den una explicación de lo que sucede, pero las respuestas son siempre las mismas. Queremos saber cuáles son los argumentos de la negativa”, concluyó Báez. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias