martes 25 de junio de 2024

Ley de Alquileres

Con subas por debajo de la inflación, cómo calcular los aumentos de alquiler

Los aumentos para el mes de febrero son del 85,95%.

jueves 09 de febrero de 2023
Con subas por debajo de la inflación, cómo calcular los aumentos de alquiler
Los aumentos están por debajo de la inflación. Foto: ilustrativa.
Los aumentos están por debajo de la inflación. Foto: ilustrativa.
Por Camila Soldati

Desde su aplicación a mediados de 2020, la Ley de Alquileres no dejó de hacer ruido. Desde todos los sectores encuentran múltiples beneficios y contras.

En diciembre de 2022, los aumentos estuvieron por debajo de la inflación, con un 94,8%. Durante febrero, los aumentos serán de unos pocos puntos mayores al 82% del primer mes del año, pero menores a los precios generales.

El  Índice de Contratos de Locación (ICL) del Banco Central es un indicador basado en el promedio entre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide INDEC y los sueldos, según la remuneración promedio.

El aumento para el segundo mes del año es del 85,95%, y se aplica de forma anual. Esto quiere decir que quienes hayan iniciado sus contratos de alquiler durante el mes de febrero de 2021 o 2022, tendrán aumento en febrero de este año.

El aumento se calcula ingresando al link del Banco Central. Allí se deberá ingresar la fecha inicial del contrato y la fecha de la actualización. Al realizar la consulta, se deberá dividir el índice actual por el índice del inicio de contrato y multiplicar por el valor locativo inicial. El resultado es el valor del alquiler actualizado.

Por ejemplo, un alquiler iniciado en febrero de 2021 tiene como índice un 1,17. Para ferero de este año, el valor es de 3,29. Si el valor inicial del contrato fuera de $20.000, la cuenta sería (3,29/1,17) x 20.000, lo que daría como resultado $56.239 para el alquiler desde febrero 2023 hasta el 31 de enero del próximo año.

La Unión de Inquilinos de Río Negro tiene como objetivo asesorar a los locatarios en sus derechos, basándose y trabajando en leyes y ordenanzas para mejorar el acceso a la vivienda. La organización nació en el 2014 ante el incumplimiento de leyes y contratos de alquiler.

“Discutimos la nueva ley de alquileres con el mercado inmobiliario y el Congreso de la Nación. Muchos puntos los pudimos mejorar y otros, quedaron igual o como querían las inmobiliarias”, comentó Roberto Díaz, titular de la Unión de Inquilinos.

Para Díaz, la Ley actual es superior a la anterior, ya que los aumentos están por debajo de la inflación. “A muchas inmobiliarias no les conviene, porque no pueden aumentar por encima de la inflación como históricamente pasó en Argentina”, afirmó.

Dentro de los beneficios de la Ley, Diaz destacó que solo se puede pedir un mes de depósito y, los propietarios deben optar por una garantía propietaria o garantía con recibo de sueldo, y no ambas. Además, al finalizar el contrato, la Ley estipula la devolución del depósito actualizado, y se puede rescindir el contrato de locación con 3 meses de anticipación sin tener que pagar una penalidad.

“Los aumentos son cada un año. Los precios están por debajo de la inflación, que es la primera vez que ocurre desde el año ’84 hasta ahora”, mencionó el titular de la organización.

“En cuanto a los arreglos, todo el mantenimiento pasó a manos del propietario. El inquilino solo debe arreglar lo que rompe o descuide de la vivienda. Hubo muchas mejoras en cuanto al ingreso, la permanencia y la salida de una vivienda, con más derechos, pero el mercado no los cumple y el Estado no hace que se cumplan”, aseguró Díaz.

Con respecto a Bariloche, la situación es compleja: hay una importante crisis habitacional. En reiteradas ocasiones, vecinos de la ciudad realizaron acampes frente al Concejo Municipal, solicitando a los ediles una solución al creciente problema.

A esto se suman los requisitos para iniciar el contrato: muchos propietarios no alquilan a personas con mascotas o niños.

Más allá de los aumentos desmedidos en los importes de los alquileres, se vio una notable baja de los alquileres permanentes, frente al creciente aumento de alquileres de tipo turístico en la ciudad.

Para el titular de la Unión de Inquilinos, quienes dejan de alquilar permanente para hacerlo de manera temporal “actúan de manera ilegal. No lo hacen con inmobiliarias o páginas oficiales, sino a través de publicaciones en Facebook, por mensajes de WhatsApp, lo que hace muy difícil controlarlo. Esto genera un aumento de los precios, porque al haber poca oferta de alquileres permanentes y una mayor demanda, hay una suba de precios”, concluyó. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias