martes 27 de septiembre de 2022

Ciudad

Cómo sigue el sector comercial post crisis de pandemia

Durante 2020, se registró una gran cantidad de comercios que cerraron sus puertas. Cuál es la situación hoy.

viernes 16 de septiembre de 2022
Cómo sigue el sector comercial post crisis de pandemia
Según las estadísticas, los años 2018 y 2019 fueron los peores en cuanto a cierre de comercios. Foto: Marcelo Martínez.
Según las estadísticas, los años 2018 y 2019 fueron los peores en cuanto a cierre de comercios. Foto: Marcelo Martínez.

Los últimos años marcos cifras muy diferenciadas en el comercio. El inicio de la pandemia, afectó severamente al sector en Bariloche y hubo muchos que decidieron cerrar. Tras los primeros meses de medidas estrictas, comenzaron los reclamos para poder reactivar la atención al público e incluso, se difundieron cifras alarmantes para intentar hacer mella en las decisiones políticas. Hoy, cuando ya no quedan vestigios de las medidas adoptadas, la situación parece comenzar a revertirse.

Para agosto de 2020, una encuesta elaborada por la Cámara de Comercio de Bariloche, mostraba que un 76% de los negocios de Bariloche facturo menos del 50% que en la misma fecha de 2019, y que el 79% se endeudó para sostener su actividad.

Para el invierno de 2020, época turística por excelencia en Bariloche, pero esta vez, sin visitantes, había casi 30 locales comerciales tapiados o con carteles de cierre solo en calle Mitre. La situación se repetía en otros puntos de la ciudad y también repercutía en los pequeños comercios y despensas barriales.

Pero además de la pandemia, el comercio ya registraba un descenso en los niveles de venta desde tiempo atrás. En 2017, por ejemplo, se registraron 520 bajas comerciales en la ciudad, en todos los rubros: hotelería, gastronomía y comercio.

El sector comercial repuntó con la reactivación del turismo post pandemia. Foto: Marcelo Martínez.

La situación se mantuvo similar durante los años siguientes, siendo 2019 uno de lo peores en cuanto a habilitaciones de comercios nuevos y bajas de locales que decidieron cerrar sus puertas. Según las cifras del área de Fiscalización del municipio, en 2019 hubo solo 178 nuevos trámites de habilitación, mientras que las bajas fueron 452.

“Los años 2018 y 2019, fueron durísimos. Años recesivos para la economía en general y eso impactó directamente en el comercio”, consideró el presidente de la Cámara de Comercio, Hernán Lagar.

Luego, durante el año de pandemia, la situación fue crítica para muchos comerciantes, especialmente durante los meses de mayo, junio y julio, lapso en el que se dieron de baja 179 comercios y las altas fueron solamente 76.

El comercio logró repuntar con la temporada estival de 2020-2021, cuando el turismo volvió a reactivarse y hubo un verano colmado de visitantes en la ciudad. “Las actividades vinculadas al turismo, o los comercios y rubros que se encuentran en las calles principales, se ven directamente beneficiados”, sotuvo.

En lo que va del año, se realizaron 269 altas comerciales en distintos rubros. Foto: Marcelo Martínez.

A pesar de esto, las consecuencias económicas de la pandemia continuaron haciendo sentir su efecto y si bien hubo nuevas habilitaciones, un total de 372 durante todo 2021, el número se mantuvo similar a las bajas comerciales, que fueron 379.

Económicamente, la situación mejoró notablemente con la vuelta del turismo y con temporadas muy exitosas, tanto de verano como de invierno. Esto también se ve reflejado en el compromiso de pago de la TISH (Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene).

“Actualmente hay un 91% de cumplimiento de pago. Teniendo en cuenta que en los primeros meses de pandemia fue 0%, y luego fue creciendo mes a mes, explica que estamos teniendo buenas temporadas”, señaló Lagar.

En este sentido, agregó que “en el último tiempo, el tipo de comercio que trabaja con línea blanca, electrónica y demás, se resintió un poco”. Uno de los motivos es el faltante de productos debido al cierre de importaciones, pero también lo vinculan a “la suba de tasas de los programas de cuotas que en algún momento reactivaron la compra, pero ahora no están pudiendo volver a ese nivel de actividad”.

En relación a las nuevas aperturas comerciales que fueron numerosas durante el año pasado y que en lo que vamos de 2022 llegan a 269, números que abarcan todo tipo de comercios que requieran el alta municipal, Lagar lo consideró como una “apuesta del sector”.

“A una ciudad como la nuestra donde la economía es casi netamente turística, el tipo de cambio y las políticas sobre viajes al exterior, la beneficia ya que se incrementa notablemente el turismo interno”, indicó.

Lagar indicó que “ya no tenemos más temporada baja, media y alta, tenemos media alta y altísima” lo que impacta directamente en el sector comercial. “Ya ahora se sabe que la temporada de verano va a ser muy buena, y eso hace que el comerciante cumpla y apueste al crecimiento”, finalizó. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias