domingo 25 de septiembre de 2022

Problema

Después del incendio, el drama de buscar un nuevo lugar para vivir

La mayoría de vecinos del Bariloche Center viven con miedo y decidieron dejar sus viviendas. Pero en un contexto de crisis habitacional, encontrar un nuevo alquiler se volvió una tarea muy complicada.

jueves 15 de septiembre de 2022
Después del incendio, el drama de buscar un nuevo lugar para vivir
Foto: Marcelo Martínez.
Foto: Marcelo Martínez.

Por Cecilia Russo.

A cinco días del incendio que afectó al edificio Bariloche Center, los vecinos que habitan el establecimiento comenzaron a regresar a sus hogares. Allí, entre humo, hollín, daños considerables, miedo e inseguridad, muchos decidieron dejar la residencia y buscar un nuevo lugar donde vivir. Sin embargo, para aquellos que alquilan, la búsqueda resulta muy difícil.

Patricia vive con su pareja en el sexto piso desde hace dos años y alquila de manera permanente. Esa noche, empezaron a escuchar gritos cerca de las 4 de la mañana y lo primero que vieron fue a otros vecinos que se asomaban por la ventana “porque no se podía respirar por el humo”, contó a ANB. “Abrimos un poco para ver qué pasaba afuera, ya estaba todo lleno de humo, no se veía nada, así que entramos al departamente, pusimos una toalla mojada en la puerta y esperamos adentro para que nos evacuaran”, relató.

La mujer remarcó la falta de luces de emergencia en el edificio, “estaba todo completamente oscuro, salimos iluminándonos con la linterna de los celulares, y con eso fuimos bajando las escaleras que no son de emergencia, sino internas”. “Pudimos salir como pudimos, asustados, y nos quedamos en la calle hasta el mediodía cuando pudimos volver a ingresar”, compartió.

El departamento donde vive, al estar en un sexto piso, no sufrió daños graves pero en toda el área hay puertas rotas, está todo lleno de humo y hollín. “Yendo más abajo están todas las plantas muertas, las ventanas rotas, ascensores que no andan”, afirmó.

“Seguimos viviendo ahí porque no tenemos a dónde ir pero necesitamos mudarnos. No tenemos agua caliente, no hay gas y tenemos que ir a casas de amigos para bañarnos; comemos donde podemos y nos vamos arreglando. Pero ya no se puede vivir ahí, la idea de los dueños también es que no viva nadie. Ya no se puede, no es normal”, dijo.

Y amplió: "según nos informaron, tienen que cambiar las conexiones de gas y es un trabajo que lleva mucho tiempo, y si lo hicieran de un día para el otro, desconfiaría. Nos da miedo”.

Al momento sufrido, hay que sumarle la casi nula oferta de alquileres permanentes que hay en Bariloche: “ayer recorrimos media ciudad y no encontramos nada porque todo está destinado al turismo. Me frustré bastante, ahora es salir a preguntar, a golpear puertas porque no hay nada publicado”, manifestó. La pareja busca, al menos, un monoambiente; cuentan con trabajo estable y no tienen mascotas ni hijos.

“Nunca tomamos dimensión del peligro que corríamos. Nos dábamos cuenta que es un edificio muy viejo pero pensamos que lo mantenían con las medidas mínimas de seguridad correspondientes. Ahora quedó en evidencia que no", expresó Patricia.

Para el ingreso, ahora está bloqueada la parte de adelante, la recepción, y se ingresa por el subsuelo. Hay muchas ventanas rotas y los vecinos también temen por su seguridad. “Una vecina del segundo piso nos dijo que desde la noche del incendio que no puede dormir, tiene miedo de que entren a robarle y también quiere irse”, señaló, quien también aseguró que mucha gente ya se fue. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias