lunes 4 de julio de 2022

Historias

Es bombero en Melipal y hoy se aventura a recorrer el mundo en velero

Bitácora de Benjamín Reynal, quien ya cruzó el Atlántico y por delante queda un año y medio de navegar el Mediterráneo junto a su familia.

jueves 23 de junio de 2022
Es bombero en Melipal y hoy se aventura a recorrer el mundo en velero

Por Cecilia Russo.

Benjamín Reynal vive en Bariloche y reparte su tiempoen diversas profesiones y actividades: es escritor, bombero voluntario, montañista y empresario. Pero ahora, le sumó la de navegante. Con un velero  de más de 20 años, decidió recorrer los mares por casi un año y medio, junto a su familia. “Todo me deslumbra, voy con mucho entusiasmo, como un niño explorador”.

Desde Cádiz (España), a donde arribó hace pocos días luego pasar un mes entero cruzando el océano Atlántico, Reynal compartió con ANB las aventuras de este primer trayecto del viaje y cómo continuará en los próximos meses.

El "Oblivion": "como mi tema favorito de Piazzola", compartió Reynal. (Foto: gentileza)

“Siempre quise hacer un viaje así; me decía algún día lo voy a hacer. No soy náutico, sé manejar bote a motor pero el mar y el barco a vela son otra cosa. Todo lo tuve que aprender ahora, y todavía sigo aprendiendo”, relató.

El autor de Contra el Fuego contó que “el detonante” fue una mezcla de cosas: “primero, el post covid, esos dos años encerrados donde nos planteamos varias cosas, más la situación argentina con crisis recurrentes. Además quería que mis hijos vean otras cosas. Sé que voy a volver  a Bariloche, pero el mundo es ancho y ajeno y quería que mi familia conociera que hay mucho más”.

“Empecé a hablar con gente que hizo viajes similares. Un muy amigo mío, que dio casi la vuelta al mundo, me explicó varias cosas. Yo lo que quería es ser rápidamente autónomo, no depender de nadie. Empecé a aprender rápido, a leer”, recordó. Y así, con un catamarán a vela de más de 20 años, que pudo comprar en Estados Unidos, el sueño comenzó a concretarse. “Lo preparé los últimos cinco meses y me conseguí una tripulación de amigos para cruzar el Atlántico. Mi plan es vivir un año a bordo navegando el mar Mediterráneo, básicamente”, explicó.

A punto de navegar siete mil quinientos kilómetros hacia España. (Foto: gentileza)

Con todo listo, el 19 de mayo zarpó. Atravesar el océano, de continente a continente, no fue fácil. “Durante el viaje nos agarró un viento fuerte de frente, a la altura de las Bermudas, y hubo que refugiarse  ahí dos días. Y también  tuvimos unos problemas con los motores  que nos hizo parar en Azores, una isla portuguesa que está a 1500 km de Europa”, mencionó Reynal.

De todos modos, con el acompañamiento de delfines que los sorprendían cada mañana jugando en la proa y con la sorpresa espectacular de visitar islas volcánicas parecidas al escenario de Jurassic Park, “todo es fascinante”, destacó.

"Se sigue trabajando mucho, lo que cambia es la oficina". (Foto: gentileza)

Ya en Cádiz, el bombero barilochense se reunió con su esposa e hijas, con quienes continuará el viaje, navegando por un año y medio la costa del Mar Mediterráneo, hasta llegar a Turquía. “Sacamos a las chicas del colegio y las anotamos en un programa de educación a distancia que tiene el Ejército argentino, que es muy bueno; es el que usan los atletas y gente que viaja. Empiezan ya en estos días. Y yo sigo trabajando a la distancia. No se interrumpe lo que hacíamos sino que cambia la oficina”, remarcó

Y agregó: “Va a ser toda una educación integral de navegar, vivir en un espacio chico y a veces incomodo, con momento lindísimos. A largo plazo, todo eso vale la pena”. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias