lunes 25 de octubre de 2021

Línea Sur

Oftalmólogos solidarios fueron nominados a un importante premio nacional 

Recorren la Línea Sur para atender a pobladores rurales. “Ceguera Cero” es el programa con el que fueron postulados y se lo podrá votar a través de internet.

jueves 07 de octubre de 2021
Oftalmólogos solidarios fueron nominados a un importante premio nacional 
Fotos: gentileza.
Fotos: gentileza.

Por Claudia Olate

Cuando Santiago Virgili comenzó, hace más de 15 años, con un proyecto personal de acercar la atención oftalmológica a las zonas rurales alejadas de los hospitales o sanatorios, seguramente nunca imaginó que un día estaría nominado en un certamen nacional que premia a las iniciativas solidarias.

Todo comenzó quizás en 2004, con la llegada de Santiago a Bariloche. Empezó a atender a pobladores rurales que hacían denodados esfuerzos por llegar al hospital. Falta de conectividad de transporte, caminos en muy mal estado y situaciones de la vida diaria hacían que mucha gente acudiera al oculista únicamente cuando su estado de salud era insostenible.

Santiago Virgili comenzó con la iniciativa hace más de 15 años y hoy son un montón de profesionales que viajan juntos. (Foto: gentileza)

Esto fue el disparador de una iniciativa en la que cada vez participan más profesionales de la salud, amigos entre sí, que tienen un objetivo en común: dar una mano a aquellos que están en condiciones muy distintas a las que acostumbramos en las ciudades o pueblos.

Así surgió Cien Caminos, con viajes solidarios, con camionetas cargadas de insumos médicos, de ropa, de alimentos, de ayuda para a aquellos pobladores que habitan la Línea Sur y muchas veces, llegar a la ciudad se les hace directamente imposible.

El último viaje fue a Río Chico hace pocos días y ya planean otro para noviembre. (Foto: gentileza)

Durante todos estos años, lo que más impacto generó en los oftalmólogos es ver gente ciega o a punto de estarlo, por problemas totalmente tratables de ser encontrados a tiempo. Esto fue quizás, el detonante del programa “Ceguera Cero”, que apunta a prevenir y evitar que los pobladores rurales pierdan la visión por causas que en otro contexto, con un tratamiento adecuado, permiten una vida normal.

Por esto fueron nominados a Abanderados, un certamen organizado por la Fundación Noble. Se trata de un premio anual que reconoce a aquellos argentinos que se destacan por su dedicación a los demás, y difunde sus vidas para que su ejemplo inspire al resto de la sociedad.

El premio tiene diversas instancias, la primera es la postulación. “No sabemos quién nos nominó, fue una sorpresa”, indicó Virgili en diálogo con ANB. Según contó, hubo una preselección y de 700 personas, quedaron seleccionados ocho abanderados. Luego de esta primera parte, comienza la difusión de lo que hace cada uno, para que la gente los conozca.

Fueron nominados al importante premio en el que podrían ganar un millón de pesos. (Foto: gentileza)

A partir del 18 de octubre, se abrirán las votaciones para que todos puedan elegir el proyecto que más los identifica. “Esperamos que los paisanos de la zona nos apoyen”, comentó entre risas el oftalmólogo, que además remarcó que si bien está nominado él, simplemente lo hace como referente del proyecto que involucra a un montón de personas.

En el último viaje realizado días atrás a Río Chico, Cien Caminos se expandió y no solo realizan viajes solidarios de atención oftalmológica, sino que ahora se incorporaron al equipo, kinesiólogos, traumatólogos y dentistas.

“Es increíble lo que hacen, llevan unos equipos, hacen infiltraciones. Los agentes sanitarios nos han comentado que muchas lesiones que se ven en los pobladores, son en la zona lumbar por los trabajos pesados”, detalló Virgili. Allí es donde la atención médica hace maravillas.

Cada vez incorporan más ramas profesionales al grupo. (Foto: gentileza)

Tras las atenciones, los oftalmólogos recetan anteojos en los casos necesarios, prescriben algún tratamiento y los casos más severos, son trasladados a Bariloche para ser tratados en el hospital zonal o en el Sanatorio San Carlos.

En pandemia, los viajes se vieron suspendidos y la atención a los paisanos de la zona, también. Muchos, ni siquiera, pudieron llegar a los centros de salud que hay en los parajes. Por eso, quizás, la primera jornada tras el aislamiento y las distintas restricciones, fue un éxito.

Una gran cantidad de pobladores llegó al lugar. Grandes, chicos, familias enteras. La gente agradece. Agradece la atención, agradece el tiempo. Agradece que haya profesionales que se acerquen a ellos, llevando todo a cuestas, sin importar el estado de los caminos, ni las condiciones climáticas. Y ahora, hay una oportunidad para que los integrantes de Cien Caminos, reciban el apoyo de todos por la labor desinteresada y solidaria que llevan adelante. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias