lunes 27 de septiembre de 2021

Seguridad vial

Consejos rápidos para el invierno

La llegada del invierno y las precauciones que hay que tener, en esta columna.

domingo 23 de mayo de 2021
Consejos rápidos para el invierno
Las heladas y la nieve pueden generar situaciones complicadas a la hora de circular. Foto: gentileza.
Las heladas y la nieve pueden generar situaciones complicadas a la hora de circular. Foto: gentileza.

*Por Néstor Vidal

Con la llegada del invierno, es sumamente importante no perder de vista los estados de las calles o de las rutas, ya que al momento de salir con el automóvil luego de las primeras heladas o nevadas no todos lo tienen en cuenta, algunos aspectos como ser el estado dela calzada o el de los neumáticos, lo cual puede jugarles una mala pasada.

Un factor común de los conductores que salen en esta época del año, más precisamente los turistas es que presentan un perfil de manejo de conducción citadina y afrontan otra totalmente diferente como ser de ruta o montaña en condiciones extremadamente peligrosas como hielo, barro o nieve, con muy poca experiencia en resolver estos escenarios de riesgo”, incluso para los nacidos y criados en la zona, los cuales el exceso de confianza a muchos les ha traído incidentes viales. Ante esta situación frecuente, recomiendo:

“Se deben extremar las precauciones y no exceder los límites de velocidad, tenerlo siempre presente al salir de nuestros hogares”.

A continuación, les recomiendo los siguientes tips para circular con el auto en óptimas condiciones y contar con todos los elementos necesarios en caso de que surja cualquier imprevisto.

En ruta

Todos los integrantes del vehículo tienen que llevar puesto su cinturón de seguridad. Los niños deben viajar siempre en las plazas traseras y con las sillitas correspondientes según su rango etario.

Aunque parezca una obviedad, resulta imprescindible para la seguridad respetar las velocidades máximas indicadas en la vía.

Si tenés programado un viaje,es muy importante parar a descansar cada 2 horas o 200 kilómetros recorridos (las paradas que deben ser de al menos 15 minutos) y conducir como máximo 8 horas.

No hay que perder la paciencia si la ruta se encuentra congestionada. Mantener la ubicación en el carril, no realizar sobrepasos y no utilizar la banquina como vía de tránsito. Por otra parte, se recomienda usar ropa holgada y cómoda. 

Una vez en el camino, en caso de tener algún desperfecto, parar lo más lejano a la ruta posible (si es factible, en lugares destinados para detenerse) y colocar las balizas a 75 metros del vehículo en cada sentido de la ruta. Si es una autovía, colocar la primera a 75 metros del vehículo y la segunda baliza a 150 metros. En zonas montañosas y de bajas temperaturas, particularmente en las primeras horas de la mañana, se debe prestar especial atención a las sombras que se reflejan sobre el pavimento dado que suelen formarse capas de hielo o escarcha.

Documentación para circular

  • Registro de conducir vigente.
  • Documento Nacional de Identidad o Cédula de Identidad.
  • Cédula verde del auto.
  • Cédula azul si conduce un vehículo que no es de su propiedad y la cédula verde se encuentra vencida.
  • Seguro del vehículo.
  • Última patente paga.
  • Verificación Técnica Vehicular o revisión técnica si el vehículo está radicado en una jurisdicción que lo exija.
  • Cédula amarilla en caso de vehículos equipados con GNC.

Equipamiento de seguridad para circular

Debés llevar un juego de dos balizas reflectivas triangulares de color rojo. Además, un extintor de un kilogramo que tiene que estar al alcance del conductor dentro del habitáculo y sujeto a un soporte metálico. Recordá que su contenido debe ser recargado una vez por año. El botiquín de primeros auxilios y el chaleco reflectivo son recomendados por este PERITO, pero la Ley Nacional de Tránsito no los exige.  

Chequeo mecánico previo

Comenzá por verificar el motor. Comprobá y sustituí, si es necesario, el nivel de líquido refrigerante y del limpiaparabrisas.  También chequeá el nivel y la cantidad de kilómetros del aceite del motor. Asesorate sobre las cantidades de anticongelante en los fluidos de refrigeración y combustible, para que no sea un problema en lugares de baja temperatura.

El líquido hidráulico, al igual que el líquido de frenos, deben estar en el nivel máximo. En cuanto a los filtros, seguí el plan de mantenimiento recomendado por el fabricante del vehículo. Tené en cuenta que cada vez que reemplaces el aceite del motor, también hay que sustituir su filtro correspondiente.

Uno de los actores clave de la seguridad son los neumáticos: comprobá si el dibujo presenta la profundidad suficiente (1,6 mm es lo mínimo exigido por la Ley) para que tenga la adherencia necesaria en diferentes superficies. Además, verificá el estado del caucho –revisá que no esté cortado ni cuarteado – y colocale la presión que sugiere el fabricante de tu automóvil. No te olvides de controlar también la rueda de auxilio.

Comprobá el correcto funcionamiento de las luces altas, bajas, direccionales, de posición y la baliza. Es recomendable limpiarlas en forma permanente durante el uso en zonas de arena, tierra, barro o nieve.

Con especialistas, hacé revisar la alineación y balanceo -esto es importantísimo para una conducción segura, ya que evita vicios y desgastes prematuros- y el estado de la suspensión, sus anclajes, los amortiguadores, el sistema de frenos y el estado de las pastillas de freno.

En realidad, todos los neumáticos de invierno deben llevar el marcaje M+S, pero además, incluyen un pictograma con una montaña de tres picos y un copo de nieve en su interior. 

Sugerencias en bajas temperaturas.

En zonas de baja temperatura con posibilidad de congelamiento, no dejar las escobillas del limpiaparabrisas sobre el mismo. Retírelas para que no se queden adheridas. Su fin es estar aplicado mientras el vehículo está detenido, no obstante, en estas situaciones puede quedarse pegado el sistema de frenos. Se sugiere tratar de estacionar sin aplicar el freno de mano, si dejar el vehículo en cambio. Siempre verifique las cantidades sugeridas de anticongelante en el agua del radiador, en el combustible o en el agua del sapito. Mantenga el nivel de combustible el mayor tiempo posible al máximo, no sabe si estará detenido o en situación de tener que dejar el motor del auto encendido para calefaccionar el habitáculo. Las cadenas para nieve van colocadas en las ruedas de tracción y no se olvide de verificar que su tamaño sea el adecuado para el rodado del neumático. Nunca deben quedar sueltas o flojas, ya que pueden dañar elementos de seguridad del auto si se sueltan. En situaciones de bajas temperaturas, es probable necesitar más de un arranque para encender el motor de su auto. Por esto es ineludible que la batería esté en buenas condiciones. Recuerde que las mismas bajan su rendimiento al caer las temperaturas.

* Perito en accidentología vial terrestre y en investigación forense de incendios. 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias