22/04/2015

Suspenden clases y vuelos

En el oeste, pasadas las 22 horas, empezó una fina lluvia de ceniza. Casi dos horas después, llegó al centro. Este jueves no hay clases, y el Aeropuerto está cerrado. Garantizan 48 horas de servicio de energía "sin inconvenientes". Tampoco habría problemas con el agua. Funciona con normalidad el transporte de pasajeros. (Última actualización 23,50 horas)

Suspenden clases y vuelos
Suspenden clases y vuelos
Nubes de cenizas llegando a Bariloche (foto Emiliano Rodrguez)

La escena se repite. Suspenden clases y vuelos en la ciudad por la erupción del volcán Calbuco, en Chile, y la ceniza, pasadas las 22 horas, comenzó a caer en la zona oeste de Bariloche. Vecinos de los kilómetros informaron a ANB que puede observarse una tenue caída de ese material. Casi dos horas después el "polvillo fino" empezó a caer en el centro de la ciudad.

Tras una reunión del Comité de Crisis, la Intendenta María Eugenia Martini brindó una conferencia de prensa destinada a “llevar tranquilidad a la comunidad”, señaló.

La mandataria, acompañada por referentes de la Cooperativa de Electricidad Bariloche, Arsa, la Directora del Hospital, Bomberos, Splif y Parques Nacionales, precisó que autoridades de Defensa Civil de Provincia y Nación viajarán a Bariloche para colaborar con la ciudad. El Comité definió la suspensión de las clases, el cierre del Aeropuerto, el funcionamiento con guardias especiales en el Hospital Zonal, y el sostenimiento del sistema de transporte urbano de pasajeros. En ese sentido se solicitó a la población transitar lo menos posibles por las calles de la ciudad, y hacerlo sin sacar los vehículos particulares.

Se comunicaron con la mandataria el senador Miguel Pichetto y el Gobernador de la Provincia, Alberto Weretilneck, para “ponerse a disposición”, detalló Martini. También informó que con la asistencia de fuerzas federales, se montará un operativo "especial" en la ciudad, "destinado a las zonas más pobladas".

Ante la inminente caída de cenizas, se informó que de ser necesario, y "ante una situación de emergencia", el Municipio proverá de barbijos y antiparras a la comunidad.

La mandataria aseguró que “la explosión del volcán era algo que no se podía prever. Se comunicó conmigo el Ministro de Seguridad de Chile, y me explicó que pese a la aparatología que poseen en ese país, no se pudo detectar ni prever”.

Antes de la conferencia de prensa brindada por las autoridades municipales, cerca de las 19 horas, se reunió el Comité de Crisis de la ciudad, y evaluó las medidas a adoptar. Suspensión de clases, y atención mínima en el Hospital Zonal. También se solicitó que las familias permanezcan en sus casas, y que se racionalice el uso de agua y luz.

Al respecto, uno de los responsables de la Cooperativa de Electricidad Bariloche, garantizó el servicio de energía “sin inconvenientes” para las próximas 48 horas.

Hasta el momento, se desconoce la composición del material volcánico que caerá en la ciudad, por lo que no se puede determinar todavía cómo podría afectar a la provisión de los servicios de agua y luz. “Si la composición es la misma que la del volcán  Puyehue, no habrá inconvenientes”, aseguraron referentes de la CEB y Arsa.

En coincidencia con ese análisis, el responsable de Defensa Civil, Pablo Cavalli, aseguró que “esta vez, estamos mucho mejor preparados para la caída de cenizas”, por la experiencia de 2011, con la erupción del complejo volcánico Puyehue- Cordón Caulle.

“Queremos transmitirle tranquilidad a la comunidad. Tenemos la experiencia de hace cuatro años”, dijo Martini y pidió a la comunidad que “tome con tranquilidad y disposición” la situación, pese a que “no es grata para nadie”, pero “debemos aprender a convivir con los volcanes y las erupciones”, concluyó. (ANB)

Foto 1: Nube llegando a Bariloche (foto Emiliano Rodríguez) 

Foto 2: Nube de ceniza llegando a Bariloche (Chiwi Giambirtone)

Foto 3: Conferencia de prensa del Comité de Crisis (foto Chiwi Giambirtone)

Dejar un comentario
Para las familias de los y las estudiantes rionegrinos.
Un espacio privado para compartir, un maridaje guiado y una propuesta gastronómica diferente.