15/09/2013 |

Festival Audiovisual Bariloche

Volver a Empezar, nuevo festival de cine en Bariloche

Tras un año sin festival de cine y buscando diferenciarse del "Río Negro Proyecta" de los años 2009, 2010 y 2011, el FAB (Festival Audiovisual Bariloche) comienza el próximo miércoles en nuestra ciudad. Nota de Mariano Benito.

Volver a Empezar, nuevo festival de cine en Bariloche
Volver a Empezar, nuevo festival de cine en Bariloche
a

primer diferencia entre este FAB y su predecesor, está explicitada en su nombre a través de una cuestión no menor: no se trata de un festival de cine, sino que ahora es audiovisual. Esto quiere decir que no sólo habrá películas, sino que ingresa en la programación, determinada producción televisiva que abreva fundamentalmente en series documentales de la TDA (Televisión Digital Abierta) que se han producido en distintas regiones de la Patagonia, a partir de los concursos que desde hace ya tres años viene organizando el estado argentino en pos de facilitar la producción de nuevos contenidos federales.

Sin embargo, la mayoría de los títulos que ofrece el FAB, son películas de cine: largos y cortos que se distribuyen básicamente en cinco competencias:

Largos nacionales - Largos regionales - Cortos nacionales - Cortos regionales - Películas regionales en construcción -

Además habrá una sección de cortos producidos por escuelas de cine de universidades públicas, algunos trabajos ya mostrados en el reciente PAFID de El Bolsón (Patagonia Festival Internacional de Documental Experimental), una muestra de películas latinoamericanas y las mencionadas series de la TDA.

De las películas que se presentarán desde el miércoles 18 al domingo 22 en las salas del Shopping Patagonia y en la Sala del Concejo Deliberante, he visto algunas y me han hablado de otras.

"Samurai" de Gaspar Scheuer, es una interesante experiencia, ya que se trata de una suerte de western gauchesco en el que se mezclan los gauchos, los militares al estilo Bartolomé Mitre o Roca, con inmigrantes orientales de comienzos del siglo XX, pero con pasado vinculado a los temidos guerreros del imperio japonés. De muy cuidada fotografía, la película es un más que digno exponente de ciertos films de género que se están comenzando a hacer en nuestro país.

"El Etnógrafo" de Ulises Rosell, es un documental en donde el director de la famosa película "Bonanza", se adentró en la vida de una comunidad wichí en la región del Chaco siguiendo de cerca la historia de John Palmer, un antropólogo de origen inglés. Está precedida por elogiosos comentarios de gran parte de la crítica.

Otro encuentro impostergable será con "El Gran Simulador" de Néstor Frenkel, también documental sobre el misterioso y legendario mago René Lavand. No la vi, pero todo el mundo me ha hablado muy bien de ella, como también de "Ramón Ayala" de Marcos López que compite en la misma sección.

Juntaré coraje para ver "Pendejos" de Raúl Perrone, con una duración record en su filmografía de 157 minutos. Lo haré por una recomendación expresa de Roger Koza, crítico de cine y anterior programador del festival de Río Negro. He visto algunos films del famoso "Perro" de Ituzaingó. Respeto fundamentalmente su independencia y libertad creativa y sin dudas su espíritu prolífico (creo que ya filmó más de 30 películas), aunque no logro gustar de su cine. Veremos si "Pendejos" es tan distinta de sus anteriores como se dice por ahí.

De dimensiones pequeñas, el festival ofrece una suerte de panorama del cine latinoamericano que se está haciendo hoy día; según la web del festival se concentra en cuatro films: "Tanta Agua"de Ana Guevara y Leticia Jorge (Uruguay), "Insurgentes"de Jorge Sanjinés (Bolivia), "Soy mucho mejor que vos" de Che Sandoval (Chile) y "El Impenetrable" de Daniele Incalcaterra y Fausta Quattrini (Argentina-Paraguay).

En cuanto a los cortometrajes, y al igual que en la mayoría de los festivales, estamos ante la lotería pura. Junto a una joya como "Luminaris" podría haber algún adefesio inmirable, que hasta inclusive podría ser premiado. Insisto, es algo que se da en todos los festivales y a lo que hay que ponerle el pecho. Ampliaremos.

Lo local

Párrafo aparte sobre la cinematografía regional que en esta ocasión presenta cinco largometrajes a competencia. Sólo he visto uno, "El Verano del Camoatí" de Federico Laffitte, que se proyectó en el último festival de cine de Mar del Plata en una sección de películas sobre adolescentes. La recuerdo sincera, fresca y expresando sentimientos y conflictos de un jóven que podrían ser los de cualquier jóven del mundo, pero enmarcado en el valle medio de nuestra provincia. Un director que siempre está activo y que decididamente ama al cine. Veremos si el resto de sus competidoras están a la altura de esta.

Cinco películas parece poco, pero si a ello le sumamos las diez en construcción (de la Patagonia) que aspiran a un premio que posibilitaría su concreción, estamos ante un panorama de lo que podríamos llamar "un auspicioso futuro del cine de la región". Ojo!, que se produzcan muchas películas, sólo es garantía de que alguna de ellas sea bueno y empuje así, una tendencia, una visibilidad de un incipiente foco de producción cinematográfica/audiovisual de una región determinada. También agregaría una enorme cantidad de cortos (18) de la región que suman a lo expresado anteriormente.

Algo para mejorar

Lamento que todas las películas sólo tengan una pasada durante el festival. Probablemente se deba a diversos factores; algunos de ellos que seguramente no dependen de la organización del festival, como la poca cantidad de salas de cine que tiene Bariloche y la misteriosa desaparición del Espacio Incaa que funcionaba en la Biblioteca Sarmiento (esto lo trataremos como se merece en otra nota de ANB).

Pero hay otros factores que si se le podrían adjudicar a decisiones (¿erróneas?) del festival, como la de tener una oferta excesiva de películas para tan pocas salas; que no haya funciones por ejemplo a las 21 o 22 horas. Que una de las salas (la del concejo deliberante) esté practicamente destinada a proyectar secciones de las que (en estas condiciones) se podría discutir su razón de ser.

Por ejemplo, el PAFID fue un gran festival que sucedió hace poco tiempo en la ciudad de El Bolsón y ya tuvo su muestra itinerante en la ciudad de Bariloche, razón por la cual no se entiende bien el motivo de su inclusión apretada con apenas 3 películas. Al ser tan pocos días, debiera reverse la inclusión de tan sólo cuatro películas de cine latinoamericano, que por su exigua cantidad, desdibuja el concepto de "panorama" que se le pretende dar. Por último, se destinan dos horas diarias a la presentación de las series de la televisión digital, cuando algunas de ellas (y seguramente todas en breve) se pueden ver en calidad HD por una página gratuita en internet.

En definitiva, creo que es vital para un festival la doble pasada. No sólo hablo para la gente de prensa, sino principalmente por los espectadores. Ojalá se pueda corregir para próximas ediciones. Pero bueno, pongamos la mejor de las predisposiciones y dispongámonos a disfrutar de esta fiesta del cine que por suerte volvió a nuestra ciudad.

(Durante el festival, ANB publicará notas de opinión diarias sobre el mismo en la sección "El Mirador").

Por Mariano Benito

Dejar un comentario
La jueza Romina Martini pidió desalojar la sala antes de que entrara la imputada.
El violento hecho ocurrió en plena zona céntrica de la ciudad.
La comuna estuvo un mes sin teléfono ni internet.
Más de 100 agentes de la Senaf fueron capacitados.
Los operativos fueron realizados por la Policía en los barrios Ayelén y 169 Viviendas.