miércoles 19 de junio de 2024

Bajas temperaturas

Vivir el frío sin gas: una cruda realidad que se repite año a año

Miles de familias atraviesan cada invierno sin el recurso, pagando altos costos de leña, garrafas y electricidad.

martes 04 de junio de 2024
Vivir el frío sin gas: una cruda realidad que se repite año a año
A los aumentos de precios de garrafas y leña, se le suman los incrementos en las tarifas de servicios. Fotos:Marcelo Martínez.
A los aumentos de precios de garrafas y leña, se le suman los incrementos en las tarifas de servicios. Fotos:Marcelo Martínez.

La falta de gas natural es un problema con el que conviven miles de vecinos de la ciudad, y año a año, la situación se recrudece con la llega de las bajas temperaturas y el invierno, que deja más al descubierto lo que implica no contar con el recurso. No solo es una cuestión económica, si no también, de calidad de vida.

Se estima que alrededor de 6500 familias entre Bariloche y Dina Huapi que esperan por la conexión de gas natural e incluso, se hicieron presentaciones ante la Justicia Federal, sin tener mayores avances ni respuestas al respecto.

Desde 2022, Camuzzi no realiza nuevas conexiones debido a que el gobierno nacional no finalizó las obras comprometidas en 2017 para ampliar el Gasoducto Cordillerano y posibilitar así, nuevas conexiones en 25 localidades de Río Negro, Neuquén y Chubut.

Hay unas 6500 familias sin gas entre Bariloche y Dina Huapi. Foto: Marcelo Martínez.

La problemática llevó a la apertura de un expediente en la Secretaría de Energía, pero hasta la fecha, no se recibió ninguna información sobre el estado del suministro de gas natural en la región, ni sobre el progreso de las plantas compresoras necesarias para la ampliación del Gasoducto Cordillerano.

A esto se suma, además, que hay otra gran cantidad de vecinos y vecinas de la ciudad que viven a metros de la red de gas, pero debido a los costos que implica una conexión, no podrían pagarlo y deben vivir con leña, garrafas y caloventores.

“La verdad es que se complica el día a día”, señaló a ANB Priscila, una vecina del barrio Valle Azul. Desde que se mudó a su casa propia, vive sin gas y aunque pasaron los años, los inviernos siempre parecen ser un “empezar de nuevo”.

Además del costo económico, los vecinos apuntan a la calidad de vida de aquellos que no tienen gas natural. Foto. Marcelo Martínez.

Así como aumentaron drásticamente los precios de alimentos, vestimenta y otros rubros, la leña no se quedó atrás. Actualmente, el precio de un metro de leña ronda los 30 mil pesos, en comparación con los 8 o 10 mil que costaba en 2023.

Las garrafas también incrementaron notablemente su precio y además, los vecinos que no cuentan con movilidad, optan por comprarla en el almacén de cercanía, donde se remarcan incluso todavía más los valores.

El precio de la garrafa subió alrededor de un 1000% en menos de un año. “En noviembre de 2023, una garrafa me salía unos 3 mil pesos”, recordó Carlos, mientras acomoda la leña del Plan Calor que recibe dos veces por año.

Los vecinos acopian leña durante el resto del año para pasar el invierno. Foto: Marcelo Martínez.

El municipio implementa este programa todos los inviernos. Así, se entregan dos metros cúbicos de leña divididos en dos entregas, a familias de bajos recursos que no cuenten con gas natural. A esto se suma el Plan Calor provincial que consta de la entrega de garrafas de gas para vecinos sin el recurso. Pero ninguna ayuda es suficiente, son paliativos para los largos meses invernales.

“Ahora la garrafa de 10 kilos en YPF la conseguís a 15 mil pesos, pero acá en el barrio está a unos 20 mil”, detalló Vanesa, otra vecina del alto barilochense. Lo mismo sucede con los tubos de gas. En febrero/marzo, rondaban los 60 mil pesos mientras que ahora, pueden llegar a costar 90 mil.

“¿Dónde bajó la inflación? Lo que me diga el INDEC a mi no me importa, lo que me importa es mi inflación, lo que pago cada vez que voy a comprar”, inquirió Carlos.

El Plan Calor leña y el de garrafas son un paliativo para los vecinos sin gas natural. Foto: Marcelo Martínez.

Los vecinos acuerdan en algo básico: la dignidad. “No es digno vivir así. Muchas personas tienen la posibilidad de conectar el gas, pero no lo habilitan y mientras seguimos sobrellevando con leña y electricidad el día a día”, remarcó Penélope.

Muchas personas concuerdan en que además del costo, que cada vez es mayor, hay algo que no pasa por el dinero y es la calidad de vida. Amanecer con la casa totalmente fría y sin calefacción o llegar a la vivienda después de una jornada de trabajo y encontrarla helada, no es lo mismo que lo que viven las personas con gas.

“Se pone duro en invierno. Nosotros compramos bastante leña en verano pero ahora es todo super controlado. Prendemos el fuego a la tarde para que tire un poco hasta la noche, pero cuando nos levantamos, ya está la casa fría”, contó Vanesa.

A esto se suma también, el fuerte aumento en las tarifas de servicios que comenzaron a percibirse especialmente, en los últimos días. Se estima que los valores se incrementaron desde 400% hasta 1800% desde diciembre de 2023. Si bien el Gobierno nacional anunció a través del Boletín Oficial, la postergación del aumento de la tarifa de gas para mayo, , se calcula que el incremento en abril fue mayor al 250%. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias