miércoles 19 de junio de 2024

Deporte

Una ordenanza garantiza la continuidad del parapentismo en la ciudad

Por unanimidad, el Concejo aprobó la normativa que reconoce finalmente el histórico sitio de aterrizaje para quienes practican este deporte.

viernes 31 de mayo de 2024
Una ordenanza garantiza la continuidad del parapentismo en la ciudad
La ordenanza fue aprobada este jueves en la sesión que se realizó en la Radio Nacional. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.
La ordenanza fue aprobada este jueves en la sesión que se realizó en la Radio Nacional. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

Los parapentistas de la región fueron testigos de un gran paso, cuando en una sesión del Concejo Deliberante, se aprobó por unanimidad, establecer oficialmente como sitio de aterrizaje, un espacio de jurisdicción municipal, en el kilómetro 5 de la avenida Pioneros.

Quienes practican este deporte, que funciona como un gran atractivo turístico, además, se encontraban en una encrucijada ya que a pesar de que la actividad se encuentra regulada y con los permisos necesarios, no tenían el reconocimiento oficial del aterrizaje que utilizan hace mas de 30 años.

Tanto los pilotos que vuelan por su cuenta, como aquellos que lo hacen como una actividad comercial para quienes quieren conocer Bariloche desde el aire y vivir una experiencia distinta, utilizan mayormente un punto de despegue ubicado en la cumbre del cerro Otto, propiedad de la Asociación ALAS.

Este espacio aéreo para la práctica está habilitado por la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) y es un lugar con acceso vehicular, lo que permite que quienes no pueden ascender a una montaña a través del trekking, puedan ser parte de un vuelo de parapente de todas maneras.

Para aterrizar, desde hace décadas, se utiliza un predio ubicado detrás del complejo del Teleférico Cerro Otto, y desde la Fundación Sara María Furman no prestaron conformidad para delimitar el área como un sitio de aterrizaje.

El predio en cuestión está ubicado en el kilómetro 5 de la avenida Pioneros. Foto: ilustrativa Marcelo Martínez.

Esto llevó a que los deportistas nucleados en ALAS (Asociación Lagos Andinos del Sur) comenzaran a trabajar para buscar una solución y así fue que junto a la concejala Julieta Wallace (Incluyendo Bariloche) y el comité técnico municipal (COTAM), delinearon un proyecto de ordenanza que fue aprobado por unanimidad este jueves en una sesión especial que se realizó en Radio Nacional.

“Esto fue muy importante, porque, en definitiva, es la oficialización de un espacio y la confirmación de que se va a poder hacer la actividad en el cerro Otto”, remarcó a ANB, Pablo Pontoriero, reconocido parapentista y guía de montaña de Bariloche.

Según detalló Pontoriero, el trabajo interinstitucional y con la integrante del cuerpo legislativo local, permitió confirmar que el predio en cuestión está compuesto por calles públicas, tal como figura en el registro catastral, aunque habían sido cercadas hace muchos años.

De esta manera, lo que se logró es establecer que, en este espacio público de la ciudad, se realizará el aterrizaje de los vuelos de parapentes que despegan desde el cerro Otto, garantizando la práctica del deporte de una manera más segura y confiable para quienes lo realizan.

“El despegue se hace en el cerro Otto hace más de 30 años, lo que pasa es que Bariloche fue creciendo y está todo copado por urbanizaciones. Cada vez hay menos campo y sitios verdes, para que la gente los utilice como espacio de recreación”, consideró Pontoriero.

Con la aprobación de esta ordenanza, los deportistas sienten “tranquilidad” de saber que oficialmente, podrán aterrizar en este predio sin tener conflictos con propietarios privados linderos al lugar.

“Si nos prohibían aterrizar allí, se perdía un lugar de vuelo que es el único con un fácil acceso, o al menos al que se puede llegar en vehículo, eso habilitaba a volar a un montón de gente, tanto locales como turistas”, agregó Pontoriero.

El trabajo conjunto que permitió la creación de esta ordenanza nació también tiempo atrás, con la declaración de Bariloche como la capital nacional del turismo aventura. Esto le otorga una especial relevancia a las actividades y deportes al aire libre y vinculados a la montaña, y el parapente es una de ellas.

“Además de ser un deporte, es un atractivo turístico. Corría riesgo de perderse o de que sea cada vez más difícil practicarlo en caso de no lograr tener un sitio oficial para aterrizar”, añadió el parapentista.

En un comunicado que realizaron desde ALAS, indicaron que “este logro reafirma el compromiso de Bariloche con las actividades de turismo aventura que le dan la impronta a nuestra ciudad y que impactan directamente no sólo en la actividad turística de la zona si no también en la calidad de vida de todas las personas que practican deportes de montaña”.

Es que cada vez son más las personas que buscan una experiencia diferente en su viaje o recorrido por la ciudad y un vuelo en parapente se vuelve una propuesta ideal para vivir una actividad llena de adrenalina, que permite conocer Bariloche desde otra perspectiva.

“Estamos muy contentos, agradecidos a todos, porque hay mucho trabajo atrás, sobre todo que haya sido aprobado por unanimidad, nos demuestra que trasciende intereses políticos o particulares y eso está buenísimo”, remarcó Pontoriero. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias