miércoles 19 de junio de 2024

Declaraciones

Continúa la polémica por el proyecto que busca desregular la tarifa de los taxis

La regulación de los montos de los viajes estaría supeditada a la voluntad de los propietarios, como ocurre con las agencias de remises. Además, se habilitaría el uso de aplicaciones móviles.

domingo 26 de mayo de 2024
Continúa la polémica por el proyecto que busca desregular la tarifa de los taxis
El proyecto fue presentado hace pocos días. Aún le quedan algunas comisiones por recorrer, en caso de que los ediles lo aprueben. Foto: archivo.
El proyecto fue presentado hace pocos días. Aún le quedan algunas comisiones por recorrer, en caso de que los ediles lo aprueben. Foto: archivo.

Llega la temporada de invierno y con ella las quejas por parte de los residentes en relación a la falta de transporte que responda de manera eficiente a las necesidades de movilidad. Esto, sumado a la llegada diaria de miles de turistas de todas partes del mundo a disfrutar de los atractivos que ofrece la ciudad.

Por ello, la movilidad es clave. Tal como lo anunció durante su campaña electoral, el intendente Walter Cortés, trabajaría es la desregulación del servicio de taxis, para abrirle la puerta a otros prestadores y formatos.

Tal es así que, la semana pasada, presentó en el Concejo Municipal un proyecto que busca aplicar importantes cambios en el servicio, incluyendo desde la ampliación de licencias hasta el permiso para funcionar mediante aplicaciones y la desregulación de la tarifa, con libertad para que los prestatarios prescindan del reloj y pacten el precio con el pasajero.

El artículo 1 del proyecto de ordenanza le quita el carácter de “servicio público” y propone denominarlo simplemente como “servicio de taxi”. En caso de que el proyecto avance, Bariloche sería el primer municipio en el que, la tarifa de taxis no estaría regulada por el Estado, tal como sucede en los municipios del resto del país.

Otra cláusula autoriza a los prestadores a tomar pasajeros no solo por llamadas telefónicas o enlace radial, sino “por aplicaciones móviles de transporte”. Es decir que, como sucede en otras ciudades del país, los taxis podrían funcionar como Uber o Cabifyy ser pedidos de las propias aplicaciones.

Para entender un poco más acerca de este proyecto, ANB dialogó con Tomás Hercigonja, concejal del Partido Unión y Libertad (PUL), quien afirmó que el objetivo principal del proyecto es regularizar todo lo que no está regularizado o encuadrar en una normativa todo lo que la gente está reclamando y darle el beneficio al vecino que pueda acceder a una mejor conectividad a través del transporte, llámese aplicaciones como Uber o Cabify.

Hace años que la tarifa del taxi es regulada por el Municipio. “Esto hace que cada vez que los taxistas reclaman un aumento, se debe cumplimentar con determinados pasos, que muchas veces se extienden en el tiempo, y genera que los trabajadores estén en condiciones desiguales”, aseguró.

Por esta razón, es que “creo que la decisión que hemos tomado de desregularizar la tarifa es beneficiosa, primero para que ellos puedan disponer de acuerdo a la demanda del mercado y, en segundo lugar, para que no sea un servicio público, porque todos los que tienen licencia tienen la libre disponibilidad de prestar servicios como ellos quieran”.

Hercigonja, al igual que Cortés, remarca que el taxi ya no es un servicio público. “En su momento, seguro lo fue. Pero ahora los tiempos han cambiado y llegaron otras alternativas como las aplicaciones. Y sí, en cierta forma perjudica el trabajo manual porque una computadora reemplaza la mano de obra. Sin embargo, en este caso es todo lo contrario, porque Internet está dando un beneficio para aquellos que necesitan un servicio de transporte”.

En este contexto, el concejal hace hincapié en que en invierno es cuando más se complica el traslado de los ciudadanos, “teniendo en cuenta que los taxistas siempre se avocan a buscar el mejor servicio, ya sea en el aeropuerto, en el centro de la ciudad, o en el cerro Catedral. Sin embargo, la gente que vive en el Alto también necesita trasladarse y que escuchemos sus voces.”, aseguró.  

La decisión de presentar este proyecto, lejos está de “estar en contra de los taxistas, si no simplemente, es darle la posibilidad a los consumidores que elijan cómo y por dónde quieren viajar”.

Al ser consultado sobre los criterios que se van a tener en cuenta a la hora de entregar habilitaciones, Hercigonga explicó que desde el Municipio van a acceder a la base de datos de las aplicaciones para realizar un control exhaustivo. “Muchos dicen que cualquiera puede acceder a las aplicaciones y no es así, porque para poder tener un usuario se tiene que demostrar que posees carnet, que el vehículo está a nombre tuyo, que tenés la RTO y el seguro al día. Y, cuando se te vence alguno de estos papeles y querés entrar a la aplicación, te bloquean”, sentenció.

ANB también dialogó con Carlos Di Franco, presidente de la Asociación de Taxistas en Bariloche. “Claramente, hay un desconocimiento total por parte del Gobierno Municipal en relación a la temática. Para poder realizar la desregulación de la tarifa de taxis, Hercigonja debería sentarse a leer las leyes, ya que el Municipio adhiere a la Ley Nacional de Transporte que dice que el taxi es un servicio público. Por lo tanto, para llevar adelante ese proyecto se deberían cambiar artículos de esa norma”.

Di Franco sostiene que es necesario que haya una referencia en el valor de las cosas, porque “dejar que cada uno ponga el precio que quiere va a generar un desastre. Quisiera ver a cualquier persona que pida un taxi a la 1 de la mañana en el cerro Catedral y tenga que bajar hasta el centro y el chofer le diga que le cobra $100.000 y que si no le gusta que llame a otro”.

Luego de comentarle los dichos de Hercigonja acerca de que el único servicio público de transporte en Bariloche es el Transporte Urbano de Pasajero (TUP), el referente de los taxistas dijo que eso no es correcto porque están dentro de la Carta Orgánica. “Además, con el mal funcionamiento del TUP, el estado deplorable de las calles y el colapso vehicular, hacen que los ciudadanos necesiten de otra opción de transporte público para trasladarse”.

Esta situación genera un gasto importante de dinero para el Estado, ya que cada vez que se quiere aumentar la tarifa tanto del taxi como del TUP, se deben seguir algunos pasos legales, como el llamado a Audiencia Pública para después no ser vinculante y muchas veces se extiende en el tiempo. “No veo mal que el Estado quiera eliminar todo ese desgaste, pero creo que se debería hacer de otra manera”, remarcó Di Franco.

En este contexto, Di Franco lamentó que no se haya convocado a las instituciones para trabajar en conjunto en el armado del proyecto, para que sea beneficioso para todos. “Por eso, algunos empresarios del taxi ya tenemos en mente traer colectivos para hacer servicio urbano”, adelantó.

El proyecto fue presentado hace pocos días. Aún le quedan algunas comisiones por recorrer en caso de que los ediles lo aprueben. “Pero estaremos atentos a lo que vaya sucediendo para ver cómo nos posicionamos ante eso”, finalizó el taxista. (ANB) 

Te puede interesar
Últimas noticias