lunes 24 de junio de 2024

Elecciones

La política se reconvierte de cara al 2025

"El contexto político liderado por Javier Milei impuso una reconversión en la manera de hacer política", un análisis de Martín Ramírez Tacgorian.

martes 21 de mayo de 2024
La política se reconvierte de cara al 2025
Un análisis sobre el contexto político, a 150 días de la asunción de Milei. Foto: ilustrativa.
Un análisis sobre el contexto político, a 150 días de la asunción de Milei. Foto: ilustrativa.

Javier Milei lleva en el gobierno más de 150 días, su discursividad antagónica con el sistema político, fue uno de los elementos más importantes para mantener índices muy altos de intención de voto durante la campaña y conservar su imagen positiva durante su gobierno.  Cuando me refiero a su discursividad, hago hincapié en la forma disruptiva de gobernar por medio de la imposición y el ataque a la política siendo parte del sistema. Una concepción que le permite, aún hoy en día, conservar a un electorado que se encuentra cansado del sistema. Según un estudio de opinión pública que pregunta a quién votaría usted si hoy fueran las elecciones legislativas de 2025, La Libertad Avanza obtendría un 31,7% de los votos (Encuesta Nacional de Abril, de Pulso Research). 

Su forma de gobierno ha dejado a la oposición y al resto de la política ante una posición inferior de poder. Sin embargo el poder legislativo fue el único que le condiciona los planes al ejecutivo ante el tratamiento de la Ley Bases, el paquete fiscal y el posterior Pacto de Mayo, anunciado por el Presidente en la apertura de sesiones ordinarias. El no consenso en el poder legislativo es el que no le dio lugar al gobierno a poder cantar su primera victoria en este espacio, no es un dato menor sabiendo que esta ley implica las bases para el modelo de país que el presidente y su gabinete quieren llevar adelante.

Sin embargo, más allá de no haber aprobado la Ley Bases en tiempo y forma, el contexto político liderado por el Presidente Javier Milei ha impuesto una reconversión en la manera de hacer política y por ende de reordenar los frentes de cara al 2025.

En el caso de Unión por la Patria, no hay formas de ocultar la fragmentación interna. A pesar del esfuerzo que la ex vicepresidente Fernández lleva adelante en sus apariciones públicas, de visibilizar una unidad, el Partido Justicialista hace años que viene pidiendo nuevas voces en la conducción. Fernando Gray es el primero que levantó la mano y criticó con dureza la conducción y lo sigue haciendo hoy en día, ante los discursos de Cristina Fernández y los posteos de Máximo Kirchner en la plataforma  X. La reorganización puertas adentro del PJ, es el tema a resolver con urgencia de cara al 2025. El gobernador Kicillof sabe muy bien que el reordenamiento interno será el aval para buscar su candidatura, ya que no solamente los dirigentes lo exigen, sino la propia militancia necesita candidatos que se re-conviertan a las nuevas formas de hacer política que el Libertario impuso en esta última campaña.

En el caso del PRO, ante la asunción de Mauricio Macri como presidente nuevamente, la reconversión apura y cada vez más se ve una diferenciación entre quienes acompañan al ex presidente Macri y los que deciden acompañar a Patricia Bullrich.

Del lado de Mauricio Macri, su capital político son algunos intendentes y gobernadores que podrían garantizar esa cuota de poder al sentarse con el Presidente ante futuras negociaciones, pero la falta de territorio lo han puesto más como un dirigente que comanda detrás de un escritorio. En el caso de Patricia Bullrich, su dinamismo ha generado el apoyo del Presidente en todas sus acciones. La Ministra de Seguridad Nacional trabaja diariamente para consolidar el cambio en lo político y en el territorio. Sin ir más lejos durante el día sábado se realizó un acto en Luis Guillón, en donde los principales referentes de Patricia Bullrich coincidieron con Sebastián Pareja, principal delegado de Javier y Karina Milei para el armado de La Libertad avanza en el principal distrito del país, la provincia de Buenos Aires. La legisladora provincial Florencia Retamoso manifestó “Patricia Bullrich nos aporta la mirada del lugar donde tenemos que estar”. La reorganización del PRO tiende a acompañar al gobierno de Javier Milei y garantizar el territorio electoral de cara al 2025.

Y si vamos de un extremo al otro, la moderación, la avenida del medio o el dialogismo son otros de los espacios que vuelven a tomar fuerza de cara al año próximo. Horacio Rodríguez Larreta, referente de “Juntos por el Cambio”, sigue perdiendo el acompañamiento de fuerzas que lo mantenían a flote y lo alejan de la contienda electoral dentro de la moderación. Durante esta semana el Partido Laborista presidido por Gustavo Rossi, fue quien manifestó su ruptura con Juntos por el Cambio tras este espacio encontrarse en el otro extremo del Kirchnerismo.  Su posición será el “Justo Medio” según manifestó Rossi en una entrevista radial durante el fin de semana. 

Esto me permite desarrollar una línea que se viene consolidando al margen de lo partidario, donde distintos referentes políticos se encuentran garantizando el diálogo con el gobierno, buscando construir una Argentina mejor. Como es el caso de Maximiliano Abad, Martin Lousteau, Nicolas Massot y el propio Pichetto como líder del bloque dialoguista "Hacemos Coalición Federal". Más allá de que la opinión pública, sigue balanceándose en opciones tan radicalizadas, el agrupamiento de dirigentes de diversidad partidaria, que tienen el rol de ser una oposición constructiva que garantice el diálogo, el consenso y la no aprobación a “ojos cerrados” de leyes ha dado lugar a la reconversión de muchos dirigentes que ven una oportunidad en que la opinión pública se identifique con una Argentina representada por dirigentes moderados.

Para finalizar, no hay análisis que permita visibilizar el futuro de la política de nuestro país. Si está claro que la formas de gobernar del presidente están generando nuevos escenarios donde los dirigentes y sus frentes electorales se están convirtiendo para dar pelea y captar al electorado de cara a las elecciones legislativas de 2025. Lo que está en juego es la confianza de la sociedad y la amplitud legislativa dará lugar a tres posibles escenarios. Por parte del oficialismo sumar legisladores, les dará un mayor control en el congreso para finalizar el mandato y llegar mejor parados a las elecciones de 2027. Por parte del Pro será clave el acompañamiento al gobierno, ya que tienen la capacidad de brindarle un gran armado territorial y legislativo para garantizar gobernabilidad. Y por último los bloques dialoguistas y/o moderados buscan consolidarse como una tercera fuerza que permita construir y posicionar ideas que eviten los cimbronazos que venimos acostumbrados los argentinos, desde el diálogo y el consenso.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS