lunes 26 de febrero de 2024

Incendio

“Estamos trabajando para resguardar nuestras casas porque el fuego está bajando muy rápido”

Así lo afirmaron a ANB, pobladores del Parque Nacional Los Alerces, donde el fuego ya lleva consumidas más de 2.000 hectáreas.

martes 30 de enero de 2024
“Estamos trabajando para resguardar nuestras casas porque el fuego está bajando muy rápido”
Este martes por la mañana se desplazaron por la zona 200 brigadistas Foto: Marcelo Martínez.
Este martes por la mañana se desplazaron por la zona 200 brigadistas Foto: Marcelo Martínez.

"Desde el jueves estamos viendo cómo se comporta y cómo avanza el incendio. Pensábamos que iba a pasar de largo, sin embargo, a medida que pasaron los días nos dimos cuenta de que el fuego está cada vez más cerca", aseguró a ANB, Miguel Rosales, quien junto a su familia tienen un emprendimiento de cabañas llamadas "Rincón del Sol".

Además, este año "quisimos sumar un nuevo servicio como lo es el camping y no alcanzamos a arrancar la temporada porque comenzó el incendio y sabemos que en 2024 no vamos a poder trabajar porque para que esto se apague definitivamente van a pasar dos o tres meses", remarcó. 

En estos momentos, los pobladores del Parque trabajan en la poda de las plantas que circundan sus casas, en el raleo de arbustos y matas y en la generación de cortafuegos "para preservar nuestra casa y nuestras vidas, porque al ver esta cantidad de llamas, nos da miedo perder todo lo que tenemos", afirmó Pablo, otro de los pobladores del lugar. 


El incendio lleva consumidas más de 2.000 hectáreas. Foto: Marcelo Martínez. 

"Tal vez no pase nada y el fuego se retire del lugar donde está, pero ante cualquier riesgo estamos preparándonos para ese evento porque la realidad es que el incendio está activo y no está controlado", informó Miguel. 

Ante esta situación angustiante, los pobladores se preguntan por qué sigue pasando esto. "Desde el 2008 venimos sufriendo incendios. Parece mentira, pero todos los años sabemos que van a volver a prender y no sabemos donde y es muy triste. El año pasado tuvimos el mismo evento a unos metros de diferencia. En nuestro campo iniciaron un foco que se logró apagar", contó Miguel. 

Además de sus cabañas, Rincón del Sol brinda un servicio turístico de cabalgatas, "por lo que este incendio también genera pérdida para la alimentación de los animales". Pero a los pobladores también preocupa la pérdida del ambiente "porque sabemos que la flora autóctona que hoy se está quemando no se recupera nunca más", aseguró Pablo. 

Muchos de quienes viven en el lugar insisten en que el personal de Parque Nacionales no actúa como debería en el sentido de que no realizan los trabajos de apertura de caminos que los pobladores solicitan para poder transitar por los bosques, cosa que hoy genera un inconveniente, ya que los brigadistas no pueden llegar al frente por tierra y lo tienen que hacer por aire. 


Las llamas consumen todo el alimento de los animales. Foto: Marcelo Martínez. 

"Tristeza, bronca y angustia es lo que sentimos al ver todo esto, pero peor va a ser cuando todo termine y quede todo desértico y de color negro", finalizó Pablo. 

Este martes se cumplen cinco días desde que comenzó el incendio en el arroyo Centinela en el Parque Nacional Los Alerces, ubicado en la Provincia de Chubut. Hasta el momento, las llamas consumieron más de 2.000 hectáreas de bosque autóctono. 

Según informo el intendente de Los Alerces, Danilo Hernández Otaño, el 70% de la zona consumida pertenece al Parque y un 30% a la jurisdicción de la provincia de Chubut. 

Actualmente, el incendio tiene dos flancos, derecho (es el más activo) e izquierdo, y un desarrollo longitudinal que ya supera los 8 kilómetros, mientras el frente de avance es variable según la geografía entre 800 y 1200 metros. 

Las condiciones de fuertes vientos y extremo calor no son de ayuda para lograr contener el fuego. A pesar de eso, los brigadistas se encuentran trabajando con herramientas de mano y equipos de agua con apoyo aéreo.

Para la jornada de este martes, se esperaba un ascenso de temperatura, con una máxima de 25 grados en la zona y vientos del sector Oeste con mayores intensidades por la tarde, de 20 a 30 kilómetros por hora.

A raíz de su extensión, para contrarrestar el avance del fuego, el comando a cargo del combate del incendio decidió dividir el área afectada en seis sectores. 


Weretilneck puso a disposición los recursos humanos y el equipamiento del SPLIF para combatir el fuego. Foto: Marcelo Martínez. 

En las primeras horas de este martes, se desplegó una mayor cantidad de personal disponible para el operativo: 131 brigadistas de Incendios Forestales, con un total de 230 agentes trabajando en el sistema de contención, quienes además tienen el apoyo de tres helicópteros, dos aviones hidrantes, maquinaria vial y drones de observación de puntos calientes.

Cabe recordar que, durante la jornada de este lunes, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck se solidarizó con la provincia vecina y puso a disposición del mandatario Ignacio Torres los recursos humanos y el equipamiento del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif) rionegrino para combatir el incendio.

En Bariloche y en El Bolsón se dispone de unas 180 personas, de las cuales un 70% son brigadistas a los que se suman técnicos, camiones cisterna y camionetas de ataque rápido. (ANB)

 

Te puede interesar
Últimas noticias