sábado 18 de mayo de 2024

Juicio

Buchaillot: “Yo estoy acá de casualidad, pero he perdido todo”

El acusado por el crimen de Brian Quinchagual, dio su versión de los hechos y apuntó contra la Fiscalía.

miércoles 20 de septiembre de 2023
Buchaillot: “Yo estoy acá de casualidad, pero he perdido todo”
El hombre aseguró haber sido amenazado de muerte por Quinchagual. Foto: Marcelo Martínez.
El hombre aseguró haber sido amenazado de muerte por Quinchagual. Foto: Marcelo Martínez.

Mauricio Buchaillot se paró y se dirigió al banco donde prestaron declaración todos los testigos que fueron parte del juicio por jurados en su contra. Ya había indicado en la primera audiencia que declararía al final del proceso, pero lo hizo sin responder preguntas.

Durante más de media hora, Buchaillot habló sobre el día de los hechos y el impacto en su vida, así como también, se refirió a la investigación que encabezó la Fiscalía y criticó en duros términos al fiscal Martín Lozada.

“A lo largo de este proceso, se me ha destruido a lo largo del país, con mil cuestiones en los medios, pero nadie me preguntó a mi cómo fueron las cosas”, inició Buchaillot mirando a los miembros que componen el jurado popular.

Al referirse al día del crimen, señaló que “uno no se levanta pensando en ver a quién hacerle daño. Se levanta esperando lo mejor del día. Ese sábado iba a ser un día feliz”, relató y añadió que fue al supermercado para comprar una gaseosa para su hija.

El hombre criticó a la Fiscalía por la investigación realizada. Foto: Marcelo Martínez.

Buchaillot remarcó que no tiene antecedentes, que en sus 57 años no tuvo denuncias, “trabajaba 10 horas por día, sin francos para que mi familia estuviera mejor. Siempre que he podido ayudar a los vecinos les he dado una mano”.

Recordó también, que ese día compró la gaseosa y se puso en la fila de la caja para pagar su compra. “Estando en la fila, estaba lleno de mujeres y criaturas y desde atrás intempestivamente, un hombre de 1,80 mts y 110 kg, pasa y se adelanta”, recordó.

Sobre este momento, detalló que otras personas reaccionaron y le dijeron que no se colara en la fila, “a lo que yo le dije ‘por favor, hace la cola como todos’ y me dijo ‘¿qué te pasa boludo, qué les pasa giles de mierda?’”.

Según lo declarado por el hombre, Quinchagual lo amenazó diciéndole “yo a vos te voy a matar” y cuando la encargada del supermercado lo sacó del lugar, “se quedó detrás de las puertas, moviéndose de un lado para el otro como un león, me decía “a vos te voy a matar””, agregó.

Luego, Buchaillot indicó que pagó su compra y pese a que le recomendaron que no salga enseguida, se retiró porque “tenía que irme, tenía que ir con mi familia”. En el estacionamiento, ve a Quinchagual junto a su padrastro.

"He perdido todo", aseguró Buchaillot. Foto: Marcelo Martínez.

“Esta persona estaba sumamente agresiva. ¿Qué estaban haciendo? Estaban esperando”, consideró y añadió que “yo estoy acá de casualidad. He perdido todo. He perdido la casa, mi familia…”

Para Buchaillot, “otra hubiera sido la historia si me rompen la cabeza, me patean. Capaz que les hubiera importado un carajo mi verdad. Estuve encerrado un año y medio sin poder decir mi verdad”.

Luego, de espaldas a la gente que presenciaba la audiencia en la sala, manifestó dirigido a la madre de la víctima: “Le pido disculpas señora, por haberla dejado sin su hijo, pero yo conocí un aspecto de Brian que seguramente no era el hijo amoroso que usted conoció”.

“Fui amenazado y esperado para hacer lo que iban a hacer. Me defendí. No van a conocer a ninguna persona de edad que no tome sus recaudos”, señaló en relación a la portación del cuchillo que llevaba consigo.

Buchaillot apuntó contra la Fiscalía, criticó la investigación y sostuvo que “no hicieron los deberes, pero yo sí los hice” y sobre esto, agregó que Quinchagual tenía antecedentes y que en el vehículo en el que se movilizaban, tenía un cuchillo, pero que la Fiscalía nunca requisó el rodado.

Dirigiéndose al jurado, sostuvo “lo que vayan a hacer ustedes con mi vida, es exactamente lo que harían con la suya. Yo me defendí. O se creen todas las mentiras de fiscalía o me creen a mí”.

Por último, antes de retirarse, tomó una biblia que llevaba consigo con la que prestó juramento antes de declarar y se la arrojó al fiscal: “Tome, Lozada, la biblia la necesita más que yo”, dijo antes de pararse y volver a su lugar. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias