viernes 12 de abril de 2024

Cuesta del Ternero

La fiscalía pidió 12 años de prisión para el acusado de disparar contra Elías Garay

Por otro lado, para Martín Feilberg solicitaron una condena de 6 años. Los defensores de los imputados remarcaron que no se pudo probar la teoría acusatoria.

viernes 10 de febrero de 2023
La fiscalía pidió 12 años de prisión para el acusado de disparar contra Elías Garay
La decisión del Tribunal se conocerá más adelante. fotos: Marcelo Martínez.
La decisión del Tribunal se conocerá más adelante. fotos: Marcelo Martínez.

Tras casi seis horas de debate en las que se escuchó a nuevos testigos incorporados por la querella y la defensa, se realizó la instancia de cesura de la causa por el homicidio de Elías Garay, cometido el 21 de noviembre de 2021, aunque la decisión del Tribunal se conocerá la otra semana.

La fiscalía fue la primera en alegar y solicitó 12 años de prisión para Diego Ravasio, considerado el autor de los disparos que terminaron con la vida de Elías Garay en la ocupación que mantenían en Cuesta del Ternero como parte de un reclamo territorial.

“Sabemos que Ravasio dio muerte y se deshizo de las circunstancias que lo podían incriminar. Ingresó a un predio que estaba en conflicto, para luego efectuar tres disparos que hicieron perder la vida a Elías Garay más una segunda víctima”, manifestó la fiscal Betiana Cendón en relación a Gonzalo Cabrera, el otro joven que resultó gravemente herido.

La querella adhirió al pedido de la Fiscalía. Foto: Marcelo Martínez.

La fiscal indicó que más allá de hablar de una víctima  fatal joven, de 29 años, también tuvieron en cuenta la situación de Ravasio, “una persona joven instruida, padre de familia que buscaba las herramientas para sacar adelante a su familia”.

Durante la audiencia de cesura, allegados al entorno de los acusados prestaron declaración para brindar detalles sobre la personalidad de cada uno de ellos. Todos los describieron a ambos como buenos amigos, padres presentes y hombres de trabajo.

Todo esto fue lo que tuvo en cuenta la Fiscalía, como atenuante,  antes de solicitar una pena que finalmente, fue de 12 años de prisión para el hombre que disparó el arma.

Por otro lado, en el caso de Martín Feilberg considerado culpable por el Tribunal en diciembre de 2022, por homicidio culposo y tentativa de homicidio, la Fiscalía se debatió entre el mínimo y el máximo previsto para este delito y solicitó 6 años y 4 meses de prisión.

Martín Feilberg y Diego Ravasio hablaron en la audiencia de cesura. Foto: Marcelo Martínez.

Andre Reile y Ezequiel Palavecino, abogados de la querella, por su parte, en representación de Gonzalo Cabrera, indicaron que “vamos a adherir en un todo”, a lo planteado por la Fiscalía.

“La comunidad indígena estaba aislada por los retenes policiales, con la dificultad de pedir ayuda”, señaló la abogada Reile y remarcó el “temor” que muchos de los testigos sienten, especialmente habló de Nadia Silvera (pareja de Elías Garay) quien “no pudo asistir” a las audiencias por miedo.

“Estamos hablando de un grupo vulnerable. Tenemos que pararnos en ese punto de vista. Feilberg y Ravasio han sido muy buenos ciudadanos para con quienes ellos consideraban iguales”, consideró la abogada aunque consideró que no fue así para con la comunidad mapuche.

El defensor de Ravasio, Nelson Vigueras, puso especial énfasis en la falta de antecedentes de su defendido y las cualidades que destacaron desde su entorno. “La idea de la pena es que Ravasio tenga un tiempo de comprensión de la ley y la gravedad de sus actos y se reinserte en la sociedad”, señaló y en base a esto, solicitó una pena de 10 años de prisión, el mínimo que barajaban desde la Fiscalía.

La defensa remarcó que "no se logró probar la teoría acusatoria". Foto: Marcelo Martínez.

Para Luciano Magaldi y Ernesto Saavedra, los abogados que defienden a Martín Feilberg, “está claro que no hubo un plan premeditado y que no entraron a matar” y en base a esto, también añadió que “si estuvieran convencidos de un hecho premeditado, no se entiende que limiten la pena a 12 años de prisión”, en relación al pedido de la Fiscalía.

Magaldi continuó y aseguró que “Feilberg no ingresó armado, no disparó. Ahora que pidan el máximo, nos vuelve a generar dudas” y agregó que “pretenden el máximo cuando las cosas por las que lo trajeron a Feilberg no fueron probadas”.

“Bregamos por la absolución de Feilberg pero nos vemos obligados a pedir el mínimo de la pena que es de 1 año de prisión”, sostuvo el abogado y su colega, en el mismo sentido, consideró al acusado como un “mero testigo” de los hechos que “intentó impedir”.

Además, Saavedra sostuvo que “quedó demostrado que no sabía que había una ocupación porque en todos lados se hablaba de que se había levantado. Estuvieron 40 días sin ir al predio, hubieran estado 42 días, nada los urgía, fueron porque entendieron que estaba desocupado”.

La palabra de los acusados

Diego Ravasio fue el primero en hablar, antes de que se formularan los alegatos, aunque se limitó a decir que “tengo 45 años, secundario completo, trabajé toda mi vida. Soy respetuoso de las leyes y estoy a su disposición”.

Martín Feilberg habló al finalizar el pedido de pena y señaló que “tengo 50 años, cuando esto empezó tenía 48 años de trabajo familia y amigos, jamás cometí un delito siempre buscando hacer las cosas de una manera correcta”

El hombre señaló que fue abuelo hace pocos meses y “todavía no puedo tener en brazos a mi nieto y no por algo que yo haya hecho”.  Además, remarcó que al ingresar al predio, pensaron que “no había más gente en la toma”.

En relación a lo remarcado por la Fiscalía en audiencias anteriores al asegurar que habían ingresado al predio “a matar”, señaló que “nunca tuvimos la intención, fuimos muy respetuosos y hasta nos saludábamos cuando pasábamos”.

"Yo soy inocente y nuestra vida también nos la arruinaron", indicó Feilberg. Foto: Marcelo Martínez.

“Hoy dijeron que pudo haber más muertes. Sí, las nuestras. Nosotros también somos seres humanos y tenemos derechos. Nosotros creíamos que no había nadie. Habían levantado las pancartas al lado de las tranqueras donde habían estado”.

“Más allá de ser trabajadores, dueños de una pyme, padres de familia, no íbamos a poner en riesgo de nuestra vida por el simple hecho de preservar a nuestra familia, no hubiésemos entrado, no solo por no lastimar a nadie. Solo queríamos trabajar”, aseguró y añadió que “yo soy inocente y nuestra vida también nos la arruinaron, por más que siga”, finalizó el hombre.

El Tribunal, compuesto por los jueces Gregor Joos, Bernardo Campana y Marcos Burgos, tras unos minutos para deliberar, anunciaron que darían a conocer el veredicto en otra fecha, que será definida por la oficina judicial el próximo lunes 13. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias