domingo 29 de enero de 2023

Impactante

Retos virales en redes sociales: hasta dónde se puede llegar

La aplicación de Tik Tok fue creada en China y permite a los usuarios crear videos y transmisiones en directo, siendo una de las plataformas más populares del mundo.

miércoles 18 de enero de 2023
Retos virales en redes sociales: hasta dónde se puede llegar
Foto: ilustrativa.
Foto: ilustrativa.

El mundo de Internet es cada vez más amplio y está lleno de oportunidades, pero también de peligros. Las redes sociales se convirtieron en una parte muy importante en la vida cotidiana de los seres humanos y permiten llegar al otro lado del mundo.

A través de ellas se puede compartir información personal, conectar con amigos, conocidos y personas que tienen los mismos intereses, conseguir un trabajo, un lugar para alquilar de forma permanente o turístico, comprar pasajes para viajar, conseguir entradas para un partido de fútbol y hasta vender ropa usada.

Pero también se pueden utilizar de forma negativa para dañar a otras personas o incluso a nosotros mismos, por lo que es importante aprender a ser un usuario responsable. Para lograr esto es de suma importancia poder dialogar con los menores sobre el contenido que consumen ya que son quienes más tiempo pasan en las redes sociales.

La peligrosa aplicación de Tik Tok fue desarrollada en 2012 por ByteDance, una compañía china creada por Zhang Yiming y lanzada al mercado occidental en 2016. Actualmente, se utiliza en más de 150 países y cuenta con más de mil millones de usuarios, por lo que se convirtió en una de las plataformas de redes sociales más populares del mundo.

Esta plataforma consiste en subir videos que pueden durar entre 5 segundos y 3 minutos mezclando animaciones y música que hacen más atractivo el contenido. Sin embargo, carece de controles estrictos respecto a los temas que se comparten por lo que se pueden encontrar videos inapropiados como chistes con doble sentido, groserías y, hasta contenido sexual.

Este no control produce que los famosos retos virales, que se dan en esta plataforma y muchas otras en la red, se hayan convertido en una problemática social grave que afecta, principalmente, a los niños, niñas y adolescentes y que, hasta el momento, no se puede frenar.  

De la “Ballena Azul” al “Blackout Challenge”: el que pierde, muere

Luego de un año de su salida, Tik Tok comenzó a generar graves inconvenientes en las sociedades del mundo. Es así que en 2017, el reto de la "Ballena azul", dirigido a adolescentes, se hizo viral en Internet. Este desafío establecía 50 tareas para realizar en 50 días. En un principio el juego no parecía plantear cosas extravagantes, simplemente se trataba de levantarse en la mitad de la noche o mirar una película de terror.

Sin embargo, a medida que iban pasando los días las propuestas se iban tornando más siniestras como, por ejemplo, pararse en el borde de un precipicio o tatuarse una ballena azul en el brazo. ¿El último reto? Hacer que el usuario se suicide.

Como si esto fuera poco, en 2020, a poco tiempo de comenzar la pandemia y el encierro, comenzó a difundirse un nuevo challenge que consistía en que una persona se acerca por detrás hacia su víctima y, usando una bufanda u otra prenda de ropa, la engancha por los tobillos y tira hacia atrásY la consecuencia es que la víctima, desprevenida, caía al suelo de boca.

Así nació el “Rompebocas”: romperse los dientes es una de las consecuencias que puede provocar este peligroso reto, tal como lo indica su nombre. En el peor de los casos, la persona puede sufrir un traumatismo craneal.

Finalmente, desde 2022 el trend llamado “blackout challenge” o “apagón”, en español, está dando que hablar alrededor del mundo. Este famoso desafío consiste en aguantar la respiración el máximo tiempo posible hasta perder la conciencia y luego poder contar su experiencia. Muchas veces, se ayuda a dejar de respirar con elementos caseros, como cintos o sogas. La práctica es filmada y compartida con los demás y resulta ganador aquel que soporte más tiempo sin respirar ni desmayarse.

Sin embargo, muchos de los jóvenes que comienzan este desafío terminan encontrando la muerte. Tal es el caso de Milagros, la nena de 12 años de Santa Fé que perdió la vida por ahorcamiento en su habitación. Según informaron investigadores del hecho, la pequeña no contaba con signos de violencia o de abusos a la hora de su deceso.

Un hecho similar ocurrió hace dos días atrás en General Roca, provincia de Río Negro, cuando un chico de 15 años murió ahorcado en su habitación y otro de 17 años permanece internado en estado reservado luchando para seguir viviendo.

Recomendaciones

Por todo lo expuesto con anterioridad, el Ministerio de Salud de Río Negro invita a la comunidad a tomar conciencia sobre el uso, consumo de contenidos y prácticas relacionadas a las redes sociales y recomiendan que las personas a cargo de niñosn, niñas y adolescentes deben informarse sobre las redes sociales y aplicaciones a las que acceden los menores, prestar atención a los contenidos y usuarios con los que interactúan (a través de likes, comentarios, seguidores y visualizaciones).

En este sentido es importante no prohibir su uso sino incvolucrarse y acompañar el aprendizaje consensuando los tiempos de estancia en las redes para que puedan lograr una mirada crítica y responsable.

Escucharlos es otro de los puntos a tener en cuenta. Muchas veces los jóvenes sienten miedo o verguenza de hablar con su progenitores o personas mayores acerca de las situaciones complejas que atraviesan. Entones es fundamental generar una relación de confianza, tener paciencia, mostrar empatía, estar abiertos a consultas, dudas e inquietudes y que puedan pedir ayuda en caso de que lo necesiten.

Asimismo es necesario poder incorporar estas temáticas a las charlas cotidianas, lo que genera, por el lado de los mayores transmitir interés por entender las preocupaciones de sus hijos e hijas y del otro lado, una libertad y confianza de poder contarlo.

Finalmente, hacer actvidades al aire libre e incentivar las reclaciones presenciales es un forma de encontrar tiempo de ocio libre de la tecnología.

Ante cualquier situación de vulnerabilidad o que conlleve riesgos para la salud o la vida de las personas, el ciudadano puede acercarse al centro de salud u hospital más cercano donde recibirá la ayuda necesaria para poder afrontar lo que sucede. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias