domingo 29 de enero de 2023

Defensoría

Presentan un proyecto para regular la producción de ruidos molestos

La iniciativa encara una redefinición de ruidos molestos, una limitación de decibeles y una mejor fiscalización.

domingo 15 de enero de 2023
Presentan un proyecto para regular la producción de ruidos molestos
Foto archivo - Marcelo Martínez
Foto archivo - Marcelo Martínez

Los ruidos molestos se convirtieron en una problemática que aqueja de manera recurrente a los barilochenses. Muchos afirman que la normativa vigente sobre el tema, para regularizar la situación, está desactualizada.

Sobre esto, a fines del 2022, la defensora del Pueblo, Analía Woloszczuk, suscribió la Recomendación al Departamento Deliberante con el fin de elaborar un proyecto de ordenanza que modifique las actuales 2401-CM-13 “Regular producción de ruidos molestos” y 1553-CM-05 “Metodología para medición, evaluación y clasificación de ruidos potencialmente molestos”.

Asimismo, también dirigió la Recomendación al Departamento Ejecutivo que se encarga de la fiscalización con la actual normativa.

A lo largo del año 2022, la Defensoría llevó a cabo ocho mesas de diálogo con la presencia de vecinos de diferentes barrios y representantes del Estado municipal. Al mismo tiempo llevó a cabo 10 mediaciones para poder encontrar puntos de acuerdo a lo que hace a la convivencia de la comunidad por el tema específico de ruidos molestos.

El abordaje del reclamo comenzó en una primera etapa que se realizó en febrero de 2022 con el dictado del abocamiento frente al incumplimiento de la Ordenanza 2401-CM-2013 en distintas partes de la ciudad. Las actuaciones culminaron  con una recomendación en el mes de diciembre después de un arduo y minucioso trabajo.

“Es público y notorio que la densidad poblacional, la actividad turística, cultural y recreativa, gastronómica y hotelera han cambiado a lo largo de los años. Por ese motivo es indispensable pensar en una actualización y modificación de la normativa vigente, aggironada  a las nuevas demandas. Esto implica una redefinición de ruidos molestos, una limitación de decibeles, una mejor regulación y fiscalización”, recalcaron desde el organismo. 

Cabe destacar que esta problemática, data desde 2009 desde las diferentes gestiones de la Defensoría y está siendo nuevamente abordada en defensa, protección y promoción de los derechos humanos  y garantías ya que afecta a la convivencia pacífica de la ciudadanía barilochense.

“En esta ocasión se sumaron nuevos argumentos a los ya dados en gestiones anteriores como la importancia desde la  perspectiva ambiental, ya que la ciudad de Bariloche está situada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, donde es fundamental pensar en términos de cuidado de nuestra biodiversidad.  El trabajo que continúa ahora es el de seguimiento desde el área técnica ambiental de la Defensoría”, explicaron.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias