martes 31 de enero de 2023

Prevención

Aumentan las estafas a la hora de alquilar alojamientos turísticos

En 2022 hubo más de 300 denuncias por este tipo de delitos. Cómo evitarlo.

viernes 06 de enero de 2023
Aumentan las estafas a la hora de alquilar alojamientos turísticos
En 2019 hubo solo 43 legajos iniciados por estafas y el número creció exponencialmente en pocos años. Foto: archivo.
En 2019 hubo solo 43 legajos iniciados por estafas y el número creció exponencialmente en pocos años. Foto: archivo.

En plenas vacaciones, las estafas continúan siendo uno de los delitos más denunciados, ya que muchas veces, la modalidad apunta a estafar a quienes desean alquilar alojamientos turísticos en distintos destinos de la provincia.

Con los planes y el apuro por reservar sitios en donde alojarse en los centros turísticos se profesionalizan nuevos modos de engaño. Entre ellos se han multiplicado denuncias contra complejos turísticos apócrifos que utilizan información y fotografías reales con la intención de engañar a potenciales clientes.

Los legajos penales ingresados bajo la calificación de estafas crecieron exponencialmente en los últimos años. En el 2019 se iniciaron sólo 43 en todo Río Negro, un año más tarde sumaban 222 y en 2023, 313. Gran parte de ellos están mediados por la tecnología y tienen directa relación con internet y los servicios que se brindan a través de los teléfonos celulares y que implican el acceso a tarjetas o cuentas bancarias.  

Los casos son denunciados por las personas damnificadas y también relatados ante las Fiscalías por propietarios/as de los complejos que dan cuenta cómo, información y fotografías reales se copia y vuelve a subirse en otras páginas, modificando los números y direcciones de E- mail de contacto. Luego de iniciar una charla con las personas interesadas, los falsos propietarios piden la transferencia de una reserva.

Numerosas familias han arribado a los centros turísticos y, recién allí, descubrieron que habían sido víctimas de estafas.

A la hora de investigar este tipo de delitos, la situación se complejiza ya que los números de teléfonos suelen corresponder a chips prepagos sin titular y las cuentas de destino del dinero, cada vez más, pertenecen a Bancos virtuales, que no están regulados por el Banco Central y a partir de las que no se puede rastrear la titularidad de personas físicas.

Ante la reiteración de los casos, es importante chequear la información de contacto del sitio web o perfil de redes sociales con otras fuentes de información para confirmarlas. Para eso se puede acceder a sitios web de las oficinas de turismo de cada municipio rastrear el nombre del alojamiento y llamar por teléfono a ese número para evitar cualquier tipo de engaño.

Los datos bancarios que brinda la persona que va a recibir el dinero también pueden cotejarse. A través del CUIT se debe controlar si corresponden a alguien inscripto en actividad. Para ello se puede ingresar a www.afip.gov.ar y generar una constancia de inscripción con el CUIT para poder observar si se corresponde con la cuenta bancaria y con la persona titular.

Si la actividad que se registra en AFIP, no corresponde con la compra o contratación que se estaba llevando a cabo, se sugiere no continuar con la transacción.

Respecto a los pagos online, se debe controlar que los medios de pago sean conocidos a nivel nacional. Siempre hay que priorizar el uso de la tarjeta de crédito que permite desconocer el gasto.

 

 

Te puede interesar
Últimas noticias