martes 31 de enero de 2023

Tragedia

Imputaron al dueño de Villa Huinid y a un arquitecto por el alud que mató a tres personas

Se formularon cargos por homicidio culposo contra el empresario Claudio Roccatagliata y Carlos Arbetman.

lunes 19 de diciembre de 2022
Imputaron al dueño de Villa Huinid y a un arquitecto por el alud que mató a tres personas
El hecho ocurrió el 6 de junio por la tarde. Foto: archivo.
El hecho ocurrió el 6 de junio por la tarde. Foto: archivo.

A más de seis meses del trágico alud que arrasó con un edificio del complejo Villa Huinid y causó la muerte de 3 turistas uruguayos, se formularon cargos por homicidio culposo contra el dueño del lugar, Claudio Roccatagliata y el arquitecto de la obra Carlos Arbetman.

En una audiencia realizada de forma virtual, la fiscal Betiana Cendón indicó que “se les atribuye a Carlos Arbetman y Claudio Roccatagliata el hecho ocurrido en el predio de Villa Huinid, en circunstancias en las que se produjo un deslave como consecuencia del derrumbe de un muro de contención”.

“Como resultado, pierden la vida tres personas de nacionalidad uruguaya. El fallecimiento se produce como consecuencia de accionar negligente y antirreglamentario del arquitecto y el ejecutor”, remarcó la fiscal.

Cendón señaló que se había llegado a la instancia de formulación de cargos luego de meses de investigación en los que determinó, por ejemplo, que “Roccatagliata avanzó en la construcción de una obra que requiere de una licencia y actuó de forma negligente porque había sido prevenido de los riesgos de construir muros de talud de estas dimensiones”.

El 6 de junio, luego de una intensa lluvia, se produjo un deslave de grandes magnitudes que ingresó al hotel cuya entrada se encontraba por la avenida Bustillo. A las 18,15, según relató la fiscal, se recibió a través del 911, el llamado de un empleado del hotel alertando por el derrumbe de un techo.

Las primeras informaciones que trascendieron esa jornada hablaban de un derrumbe en el edificio, aunque horas más tarde, se confirmó que se trataba de un alud luego del cual, ingresaron piedras, barro y ramas al complejo.

Durante las primeras intervenciones, lograron detectar a la primera persona sin vida y tras el operativo de evacuación, determinaron que faltaban dos personas más, aunque no se podía confirmar si habían salido o estaban en el interior del hotel al momento del alud.

Cendón detalló que como parte de la prueba recolectada, se secuestraron grabaciones de las cámaras en las que se registró a la pareja cuando ingresó a su habitación sin volver a salir, por lo que luego comenzó el operativo de despeje del lugar.

El trabajo que realizaron los Bomberos Voluntarios fue “artesanal”. De manera manual, sin maquinaria alguna, debieron retirar los 335 metros cúbicos de tierra que había ingresado al edificio, para poder encontrar a la pareja que falleció en la cama de su habitación.

Las víctimas fatales eran de Uruguay y habían llegado a la ciudad horas antes del trágico episodio. Alba González Giovanelli, su marido Orlando Casella y el hermano de la mujer, Víctor González Giovanelli, fallecieron como consecuencia de las heridas provocadas por la cantidad de tierra y piedra que ingresó.

“El muro de contención no tiene ni planos ni trámites y era de una altura exorbitante de 9 metros. Tuvimos que verificarlo con un mapa satelital”, relató Cendón para poder determinar cuándo se había construido.

Como parte de la prueba, señaló que cuentan con los informes de los médicos forenses, que determinaron la causa de muerte de los tres turistas uruguayos, cuyas familias presenciaron la audiencia a través de Zoom.

“Se secuestraron cuerpos del legajo de la obra, también tenemos un informe de la empresa que hizo la excavación, cuyo dueño advirtió que el muro de contención estaba vertical. Dijo que le advirtió al arquitecto y al dueño incluso frente a otros empleados. Tenemos informe de Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, de Vialidad Rionegrina, el Código de Edificación”, detalló la fiscal.

Cendón agrego además que un ingeniero había paralizado la obra, “pero se tomó la decisión de avanzar sin tener en cuenta estas circunstancias”, sostuvo y añadió que además hay antecedentes de otras intervenciones realizadas por la organización ambientalista Árbol de Pie, desde donde advirtieron los problemas que podía acarrear la tala indiscriminada de los árboles de lugar.

En base a todo esto, la fiscal solicitó la formulación de cargos contra Roccatagliata y Arbetman por homicidio culposo y solicitó que se otorgue un plazo de investigación de cuatro meses.

“Entendimos la formulación de cargos, no compartimos su teoría del caso, pero adherimos al pedido de 4 meses de investigación”, indicó por su parte Alejandra Autelitano, abogada defensora del empresario.

Sebastián Arrondo, el defensor del arquitecto, remarcó que “entendemos que corresponde la formulación de cargos y la investigación, pero más allá de esto, tenemos una teoría del caso distinta”.

En este sentido, Arrondo señaló que “el arquitecto había renunciado hace meses. Vamos a trabajar con esta situación. La otra cuestión es que existe la posibilidad de arribar a un acuerdo porque estamos en presencia de un delito culposo y mi defendido no tiene antecedentes”.

El juez Sergio Pichetto tuvo en consideración que “los elementos de prueba no han sido objetados. La causal de este deslave fue la mala construcción de un muro de construcción” y luego agregó que “Roccatagliata había sido notificado por dos personas y por Árbol de Pie, para hacerle saber la factibilidad de estos deslaves si quitaba los árboles que hacían de cobertura en este espacio de tierra”.

Teniendo en cuenta estos elementos y la situación, indicó que es “prueba suficiente como para tener por formulados los cargos y habilitar el plazo de investigación que finaliza el 19 de mayo de 2023”. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias