domingo 29 de enero de 2023

Audiencia

Reformularon cargos contra el hombre que asesinó a Eduarda Santos

La fiscalía logró precisar la hora en la que la joven brasileña fue asesinada, además del arma utilizada por Fernando Alves.

martes 29 de noviembre de 2022
Reformularon cargos contra el hombre que asesinó a Eduarda Santos
El imputado presenció la audiencia de manera virtual desde el Penal. Foto: Marcelo Martínez.
El imputado presenció la audiencia de manera virtual desde el Penal. Foto: Marcelo Martínez.

A casi 10 meses del femicidio de Eduarda Santos, la Fiscalía solicitó reformular cargos contra Fernando Alves Ferreira, el hombre imputado por el hecho quien admitió haberla asesinado, el 16 de febrero de este año, en Circuito Chico.

Tras meses de investigación, el fiscal Gerardo Miranda remarcó en la audiencia de este martes, que la Fiscalía logró precisar detalles necesarios para avanzar con la causa. El hombre fue imputado por femicidio y homicidio calificado por haber sido cometido con alevosía y con arma de fuego. 

Según el relato, minutos después de las 00.50 de ese 16 de febrero, Alves Ferreira se dirigió con la víctima, a bordo de su vehículo, en dirección al mirador del Lago Escondido circuito chico de esta ciudad. Para Mirando, Alves actuó con “la clara intención de darle muerte a Eduarda Santos y a resguardo de la víctima y terceros para poder actuar sin sobresaltos”.

Acorde al relato del Ministerio Público, Alves Ferreira habría planeado el hecho con premeditación. La noche del martes, previo al asesinato de la joven, el hombre habría salido a cenar con una amiga que también lo era de la víctima. A ella, testigo de la investigación, le comentó que Eduarda tenía una cita esa noche.

El fiscal Gerardo Miranda precisó cuál fue el arma utilizada para asesinar a Eduarda Santos. Foto: Marcelo Martínez.

Al llegar a la vivienda junto a su amiga, pasada la medianoche, es decir, ya siendo miércoles 16, la testigo relató que Eduarda estaba por irse a dormir y que se levantó para abrirles la puerta, vistiendo una musculosa y un camisón.

Continuando con los datos enumerados por el fiscal Miranda, según las imágenes de distintas cámaras, pudieron constatar que el hombre sale de su vivienda a las 00,50 a bordo de su Chevrolet Onix y regresó a las 2,15.

Tanto Eduarda como el ahora imputado, convivían en una vivienda en la calle Beethoven, ubicada en el oeste, cerca de la capilla San Eduardo. Desde allí salieron esa madrugada hasta el camino que conduce al lago Escondido, en Circuito Chico.

Al llegar al lugar indicado, Fernando Alves Ferreira estacionó su vehículo en la entrada al ingreso al mirador, a la vera de la ruta 77 y ambos se bajaron del rodado. Tras ello, el imputado, “quien llevaba consigo un arma de fuego tipo revólver marca Smith & Wesson modelo 686 calibre .357 Magnum, sin tener autorización legal para su portación, tomó todos los recaudos para que la víctima no pudiera defenderse y actuando sobreseguro le aplicó al menos seis disparos que impactaron en su cuerpo”, detalló Miranda.

El fiscal además remarcó que, debido al trabajo realizado durante los meses de investigación, pudieron comprobar que al menos cuatro disparos fueron aplicados por la espalda, para asegurarse de que la víctima no pueda defenderse.

Además, para la Fiscalía, se cometió el crimen en un contexto de violencia de género, ya que aunque no eran pareja, el imputado convivía con la víctima y “ejerció sobre ella durante años,  violencia psicológica y económica”, lo que profundizó la situación de vulnerabilidad de la víctima “por tratarse de una mujer extranjera, sin familiares ni personas de confianza, sin trabajo y con un bebe de un mes de vida”, detalló Miranda.

El fiscal debió repetir toda la información detallada debido a que Alves, quien presenció la audiencia a través de Zoom desde el Penal, manifestó no entender “nada” de lo que había expresado Miranda. “Solo entendí mi nombre y el de Eduarda”, dijo.

La defensa del imputado solicitó una extensión del plazo de la etapa preparatoria. Foto: Marcelo Martínez.

Apenas fue detenido y durante la primera formulación de cargos, Alves fue representado por los abogados Estanislao Cazaux y Pablo Callelo, aunque la defensa renunció y desde entonces, tomaron el caso los defensores oficiales Nelson Vigueras y Mónica Goye.

Durante la audiencia, los defensores de Alves solicitaron una extensión del plazo de la etapa preparatoria, alegando que manejan “otra teoría del caso” para la cual precisan más tiempo para recolectar la prueba necesaria para llegar a juicio.

El fiscal aclaró que por “buena fe procesal” acompañaba el pedido, aunque remarcó que la Fiscalía estaría en condiciones de avanzar a un control de acusación, pero que “queremos un juicio limpio y transparente, donde la defensa no nos haga planteos de que no tuvieron tiempo de preparar las pruebas”.

El juez Sergio Pichetto aceptó el pedido de la defensa de extender el plazo. Foto: Marcelo Martínez. 

Además, Miranda aclaró que solicitaría la extensión de la prisión preventiva. “El riesgo procesal es muy amplio, sobre todo teniendo en cuenta de que la condena a pedir será prisión perpetua”, añadió y sostuvo que “la Fiscalía pretende que Alves no recupere la libertad hasta que al menos, haya una condena firme”.

Sobre esto, la defensa no presentó objeciones, ya que indicaron entender los riesgos procesales y la situación del imputado. En cuanto a la ampliación del plazo, solicitaron que sea hasta el 15 de febrero.

El juez Sergio Pichetto aclaró que aceptaba la extensión del plazo, aunque aclaró que, si el pedido lo hubiese hecho desde la Fiscalía, se hubiera negado debido a que pasó casi un año del hecho y el mismo imputado admitió haber cometido el femicidio. (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias