martes 28 de mayo de 2024

Día del Corazón

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo

Cuáles son los factores de riesgo más elevados en Argentina y qué importancia tienen los controles médicos.

jueves 29 de septiembre de 2022
Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo

Las enfermedades cardiovasculares representan el 28% de las muertes en el país, donde una de cada tres personas que sufrió un problema cardiovascular tuvo un segundo episodio por no controlar sus factores de riesgo, por lo que los especialistas instan a tomar conciencia sobre la salud cardíaca en el Día Mundial del Corazón que se conmemora cada 29 de septiembre.

El Ministerio de Salud de Río Negro adhiere a la fecha recordando que las enfermedades cardiovasculares (ECV) representan la primera causa de muerte en el mundo.

Según el último informe del portal de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Argentina las ENT (enfermedades no transmisibles) representan el 77% de las muertes en nuestro país, y el 28% de ellas están representadas por las enfermedades cardiovasculares (ECV).

El informe indicó que las ECV son la causa de mayor cantidad de muertes a nivel mundial, ya que, anualmente se cobran 17,3 millones de vidas.

Entre los factores de riesgo más elevados en Argentina se encuentran la obesidad, hipertensión, la inactividad física, el consumo de tabaco y alcohol.

Un sondeo realizado durante este mes por el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) denominado 'Encuesta sobre Conciencia de Prevención Cardiovascular' indicó que esta falta de control en los factores de riesgo propició que 1 de cada 3 pacientes (29,2%) vuelva a tener un segundo evento cardiovascular que requirió internación.

La principal causa de estas enfermedades es el depósito de placas de colesterol en el interior de las paredes de las arterias, causando lesiones, provocando su obstrucción o ruptura y comprometiendo la llegada de la sangre a órganos vitales como el corazón, el cerebro, los riñones y otros. Los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares se cobran más de 17 millones de vidas al año. Y se estima que la cifra ascenderá a 23 millones para el año 2030.

 ¿Qué podemos hacer para mitigar este impacto?

Mejorar nuestros hábitos, haciéndolos más saludables. Realizar 30 minutos de actividad física diariamente (sumar al menos 150 minutos semanales). Adoptar una alimentación más saludable, optando por incorporar más frutas y verduras, disminuyendo el consumo de grasas, frituras, azúcares y sal, como así también los productos elaborados comercialmente (ultraprocesados). Disminuir el consumo de alcohol. Evitar el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno.

Lo cierto es que cuando se habla de prevención de estas enfermedades, se omite otra medida fundamental: el control periódico de salud.

La creencia de que si no hay síntomas no hay enfermedad hace que sean muy pocos los que se someten a revisiones médicas regulares para conocer su estado de salud. Algo tan sencillo como ir al médico al menos una vez al año para realizar, según sea el caso, un diagnóstico temprano que permita un tratamiento oportuno.

En definitiva, la prevención de las enfermedades cardiovasculares sólo será posible a través de dos premisas imprescindibles: adoptar estilos de vida saludables y cumplir con los controles médicos de salud.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS