lunes 5 de diciembre de 2022

Ciudad

Obras públicas escasas, inadecuadas y terriblemente lentas

El vecino Alejandro Vaccari repasa las últimas obras y anuncios y realiza una crítica sobre la ejecución.

sábado 24 de septiembre de 2022
Obras públicas escasas, inadecuadas y terriblemente lentas
Foto: archivo.
Foto: archivo.

Por Alejandro Vaccari*

TREN LINEA SUR

Vías de hace 70 años, gastadas y hundidas, tragadas por el paso del tiempo y de los trenes que otrora circulaban, paso a ni veles sin barreras en una ciudad que hace ya mucho tiempo dejó de ser una aldea, puentes viejos que se caen a pedazos (basta ver la de bulones y remaches que andan por el suelo), ya no hay cercos ni tejidos que separen la vía del monte incluso cuando hay casas cerca, tampoco hay señales y cartelería, ni para el maquinista, ni para los automotores,  ni en las estaciones que casi ya ni existen…

Entonces ponemos 2 vagones, reciclados, bien pintados… y ya está…

¡Ha vuelto el tren patagónico!

¿Es posible que creamos que con esa sola iniciativa, hemos vuelto a poner el tren en funcionamiento?...

Este tren, como está hoy día, estaba bien para el año 1945, pero es un absurdo en el 2022…

Un tren, como todo medio de transporte público necesita estar actualizado, cumplir todas las normas de eficiencia y seguridad del pasajero… entre otras cosas no puede colisionar un camión porque no escuchó la bocina (y buscamos algún culpable)…

Los trenes normales en países como España, por ejemplo, de lo más austero en Europa,  superan los 150 km/h, solo por poner un ejemplo de lo que tiene que ser un tren en la actualidad. (Puede que a alguno le moleste mi comparación, pero es necesaria… para tener una referencia, porque si uno no compara contra nada, incluso un pedazo de pan podría presentarse como un gran banquete, cuando en realidad por más bueno que sea un pedazo de pan, en lo que a alimentación se refiere, no deja de ser una migaja…).

Hacer sin hacer no es hacer, hacer para mostrar tampoco es hacer,

vivimos en una época en donde promover es casi más importante que construir o concretar, entonces los discursos la pompa  y la cháchara parecen cubrir todas las expectativas, con poco y nada se trata de llenar cada necesidad, mientras oculta detrás de la prédica, solo se esconde la ambición de poder y cada una de nuestras miserias no asumidas, el patear cada problema hacia adelante sin resolverlo nunca, el jamás asumir un error, jamás asumir que la forma misma de encarar las cosas está equivocada, porque entre otras cosas también hay que asumir la falta de capacidad, idoneidad, y honrado esfuerzo… jamás soñar, pensar y construir una realidad en verdad mejor para todos…

 

UNA CIUDAD QUE NO PARA DE CRECER

La ciudad crece, y sigue creciendo a paso velóz.

Ya sea la cantidad de residentes, casas y edificios construidos, oferta turística y cantidad de turistas. La cantidad de gente que vuela, la cantidad de gente que recibe el cerro cada día… ¿Quién controla o limita eso?...

¿Cómo es posible? que el crecimiento de servicios: luz, agua, gas, cloacas, transporte público, arterias de comunicación calles y rutas… ¿Por qué no crece a la par?

Más gente, más movimiento, más consumo, representa más caja pública

¿Dónde está la contrapartida?

La ruta 5 por ejemplo, casi al igual que el tren, sigue siendo la misma ruta que hace 50 años, con mucho más tránsito de vehículos y camiones… la repavimentación de la ruta 151 interrumpida, la ruta 23 otra obra eterna, pese a que se está trabajando, los tiempos de trabajo no se condicen con los tiempos de “nuestras vidas” y es probable que incluso cuando terminen un lado de la ruta, pasados ya tantos años, del otro lado ya esté para repavimentar, porque se ha pasado incluso de su propia vida útil… las arterias de conexión terrestre en estado lamentable…

ENSANCHAR BUSTILLO

Una obra necesaria, absolutamente.

¿Si ese ensanchamiento llegara al menos al km 8 cruce Catedral o incluso al 17?…

No, encaramos 4 km y vamos a tardar 3 años. Es más, al paso que va, armando paños de hormigón de aproximadamente 3x30 metros cada vez, y tapándolos con nylon y esperando un mes a que sea pisable… puede que demoremos otros 20 años…

Mientras tando las colas se generan cada día, media hora para hacer 6 km en las horas pico y en el regreso del cerro en ésta temporada…

Si bien no soy un especialista en éste tipo de obra, y entiendo que no es simple, que no se puede cortar del todo para trabajar… puedo a ojos vista ver que hay unas 10 personas trabajando, quizá del 8 a 18, porque no he visto nadie de noche por ejemplo… cuando podrían ser 100, por decir un número, con mucha maquinaria adecuada, trabajando en grupos, en muchos sectores a la vez…

Incluso generando el mismo caos que ahora, pero claro, muy acotado en tiempo.

Porque, a ver, el costo aunque se reduzca el tiempo sería cuando menos  el mismo, quizá incluso menos… Obviamente para hacer una obra obra tiene que haber una partida de dinero asignada.

Comentaría, y no comparando porque es algo muy distinto, sinó solo para dar una idea de lo que hoy puede hacer una industria, de lo que ocurre cuando en verdad se trabaja en el siglo XXI… una fábrica que hace camionetas para el mercado interno y externo… y saca “1 vehículo por minuto”… (y es una dato veráz, no es un cuento, y comparado con esto, lo otro “si parece cuento”, o al por lo menos un chiste)… 

CERRANDO

El dinero se gasta igual, se malgasta… Basta con ver la repavimentación de Mitre, el tiempo y el dinero que se llevó…

El nuestro no es un problema de dinero, no se engañen. Es un problema de mentalidad, de organización, de falta de pericia, de falta de buena leche.

Eventualmente habrá que asumir lo que se puede y lo que no, habrá que cambiar esa mentalidad  pasiva y equivocada, asumir entre otras cosas la realidad de la miseria, la eventual incapacidad, y cada vicio y cada corruptela.

Somos quizá el destino turístico más importante de la Argentina, y nuestra realidad, ésta realidad bastante lamentable, aunque de afuera se vea todo lindo (y soy el primero en ver muy bella mi casa pese a todo)ésta realidad,  está a la vista de quien quiera verla y por fin..,. aceptarla de una buena vez.

Todo está por hacer y rehacer, aún hoy.

Eso es mucho, muchísimo trabajo por delante.

Y eso es bueno, si nos damos cuenta y asumimos todo lo que hay por rever y encarar.

Mano de obra para emplear, maquinaria, materias primas, esfuerzo, capacidad, todo, aún hoy en Argentina, absolutamente todo para desarrollarse. 

Quisiera con ésta nota aportar eso, no una queja más ni una pálida más.

Sin ningún interés político.

Solo veo que las cosas no se hacen solas y si no cambiamos, las cosas jamás van a cambiar.

Si cada uno no ve más allá de su propio ombligo, todo va a seguir como está.

Se necesitan ganas, buena voluntad, ideas creativas, deseo real del bien común… dejar de comprar y vender mentiras, y… si es que podemos y queremos,  soñar y construir realmente un país mejor.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS