domingo 25 de septiembre de 2022

“Somos familias binacionales que compartimos las diferentes tradiciones”

Cómo viven hoy los chilenos en Bariloche y cómo se preparan para la “ramada”, la fiesta especial en la que celebran su Independencia.

viernes 16 de septiembre de 2022
“Somos familias binacionales que compartimos las diferentes tradiciones”
Círculo Chileno "Gabriela Mistral" - Foto: Marcelo Martínez.
Círculo Chileno "Gabriela Mistral" - Foto: Marcelo Martínez.

Por Cecilia Russo.

En algún momento, la población de chilenos en Bariloche llegó a alcanzar el 30% de la totalidad de los habitantes de la ciudad. Por eso, los festejos de la colectividad por sus Fiestas Patrias tienen gran influencia de este lado de la Cordillera.

“Las Fiestas Patrias son muy tradicionales para el chileno” contó, a ANB, Alejandra Guzmán, presidenta del Círculo Chileno de Bariloche. Este año, el país vecino conmemora estamos el 112º aniversario de su independencia y en el marco de ese festejo es que ya comienzan diferentes actividades.  

“Vamos a arrancar el viernes 16, a partir del mediodía, con un acto con autoridades en nuestra sede. Se invitan a los antiguos presidentes de la institución también, algo más formal donde compartimos empanaditas, acompañamos con un vinito”, explicó.

Todo listo para degustar las tradicionales empanaditas chilenas - Foto: Marcelo Martínez.

Será durante esta jornada y la del sábado cuando se lleven a cabo las famosas “ramadas”, la celebración más alegre del pueblo chileno. “Será a partir de las 22 y creemos que vamos a estar hasta las 4 de la madrugada, en nuestra sede (Neuquén y Sarmiento)”, detalló.

Además, para el sábado 17 se suma la venta de empanadas tradicionales chilenas y el lunes será la entrega del ajuar al primer nacido el 18 de septiembre (fecha de la Independencia chilena). “En el marco de este aniversario vamos a hacer una carrera de bicicletas, que está a cargo de la Asociación Pedal Club 9 de Julio, que arrancará desde nuestra sede, a las 9 de la mañana, el 2 de octubre”, agregó Guzmán.

“Lo que lamentamos es que no pudimos hacer el tributo a don José de San Martín en su monolito, ya que este año está en construcción. Para nosotros es una manera de agradecer al pueblo argentino el hecho de estar viviendo en esta ciudad, sintiéndonos parte; somos familias binacionales que compartimos las diferentes tradiciones”, expresó.

Poniendo a punto los preparativos de la ramada - Foto: Marcelo Martínez.

Guzmán destacó que “el chileno es muy festivo, nos gusta celebrar. Es la alegría, es poder bailar, poder comer y también degustar algún vinito, algún pisquito, algún terremoto, que generalmente tenemos ese tipo de tragos en nuestra ramada”.

En Bariloche la colectividad chilena es muy grande. Según los datos, en algún momento fueron el 30% del total de la población de la ciudad. “En ese margen más o menos nos quedamos porque después ya no ingresaron tantos chilenos. Ahora están nuestros hijos y nietos, sigue nuestra sangre y tradiciones”, señaló la presidenta del Círculo.

Sobre su historia personal, relató: “yo vine con dos años a vivir acá y crecí acá. Nos vinimos gracias a una decisión que tomó mi padre, que nos trajo a toda la familia a la ciudad. Pero las tradiciones se llevan en la sangre, es el modo de vivir, siempre mantuvimos la costumbre de festejar. Si vos vas a Chile ahora está todo embanderado. A todo este tipo de cuestiones le damos mucha importancia. El chileno tiene ese respeto por las fechas, por las tradiciones, por las autoridades. Nuestros padres nos han inculcado ese tipo de cultura y no la hemos perdido. Estamos lejos pero a su vez, con este sentimiento, estamos cerca de nuestro país”.

Foto: Marcelo Martínez.

Todo ese conjunto de tradiciones, cultura e historia, se sostienen, sobre todo, por el trabajo que el Círculo chileno en Bariloche ha mantenido desde la década del 70. “La propiedad donde hoy funciona la sede se compró a base de ventas de empanadas. Hay mucha historia ahí adentro. Se fue haciendo por partes. En la primera ramada que hicieron, cuentan los que estuvieron, que llovía y nevaba, y ellos estaban haciendo las empanadas debajo de un nylon. Se acuerdan de esas vivencias”, compartió Guzmán.

A lo que agregó: “En base a mucho trabajo y esfuerzo pudieron construir esta hermosa sede que hoy tenemos y que nuestra gestión, desde hace dos años, estamos poniendo en valor. Pudimos hacer una vereda, mejoramos el mural; adentro pintamos, cambiamos las luminarias. Nos tocaron dos años de pandemia pero mientras tanto pusimos en condiciones nuestra sede. No sé  en la ciudad cuántas instituciones tienen un lugar así, acogedor, cuidado, con valor”.

Entre las actividades que organiza la asociación se destacan los bailes y clases de folclore; talleres de corte y confección, pintura sobre tela y crochet; y Tae Kwon Do.

“Creemos en una sede social con las puertas abiertas para que a más gente le sirva este espacio. Hubo mucho trabajo antes, hecho por gente común que quiso tener su lugar en la ciudad para que puedan compartir sus tradiciones y recibir a toda la comunidad”, expresó. (ANB)

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias