martes 25 de junio de 2024

Reclamo

Una escuela pasó los dos últimos meses sin agua de red y necesita soluciones

Está ubicada en el barrio Vivero y, como sucede en muchos lugares de Bariloche, la provisión de este servicio esencial no está garantizada.

martes 14 de diciembre de 2021
Una escuela pasó los dos últimos meses sin agua de red y necesita soluciones

Los problemas con el servicio de agua potable en Bariloche son cada día más ampliados y recrudecen en distintos puntos de la ciudad. El barrio Vivero, es solamente uno de los afectados por esta problemática, de la cual también se hacen eco los establecimientos educativos que allí se encuentran.

Tal es el caso de la escuela Cailén que desde el mes de octubre no tienen agua de red. En diálogo con ANB, la directora del establecimiento, Laura Belender, contó que “cuando empezamos con este problema, nos empezó a traer agua el Splif, siempre y cuando no pasara nada con los incendios porque en ese caso tenían que atender su trabajo y la escuela se quedaba sin agua”. Pero el problema central era otro, el agua con el que llenaban los tanques de la escuela no era potable.

“Hicimos un pedido al Consejo Escolar, que le daba agua en botellas al Maternal que funciona acá mismo, pero a nosotros no porque al ser de gestión social nos toman como escuela privada”, apuntó la directora de la escuela Cailén.

Desde aquel momento, poco después de haber retomado la presencialidad, la continuidad pedagógica fue complicada. “Dependíamos si teníamos agua o no para poder tener clases”.

“Después de un tiempo, nos contactó la municipalidad y empezamos a abastecernos con el camión, que nos llenaba los dos tanques chiquitos; los tenemos que convocar tanto a la mañana como la tarde, pero todavía no se realizó la limpieza de los tanques por lo que tampoco se puede tomar esa agua”, agregó Belender y explicó que “el problema del barrio es que no hay agua en la red o hay poca presión, por eso no llega a los tanques. Se complica el día a día en cuanto a la continuidad pedagógica; los chicos necesitan tomar agua, necesitan lavarse las manos, tenemos que limpiar, es un uso contante que con el calor empeora y se hace muy difícil llegar con agua al turno tarde”.

Enfatizó que “a nosotros como institución nos pone en pausa. Nos levantamos, averiguamos a través de los porteros si hay agua en la escuela y a partir de eso poder organizar la jornada”.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias