domingo 17 de octubre de 2021

Atención

Época de chaqueta amarilla reina: cómo controlarlas y qué hacer si nos pican

Este tipo de avispa puede ser un riesgo para las personas y otros insectos: por qué es momento a atacar a su población.

jueves 07 de octubre de 2021
Época de chaqueta amarilla reina: cómo controlarlas y qué hacer si nos pican

Por Cecilia Russo.

Llegó la primavera y es muy común observar en  esta época dela año algunas chaquetas amarillas. Su picadura puede traer serios problemas, especialmente a personas alérgicas, y su única manera de control es matando a la reina.

Desde el Laboratorio de Ecología de Poblaciones de Insectos del INTA Barioche, la bióloga Analia Mattiacci explicó que “si bien no hay que controlar a todos los insectos porque muchos son beneficiosos para el ambiente, en el caso de Bariloche y la región, la chaqueta es invasora y nosotros la queremos controlar porque no es endógena y puede perjudicar a otras especies que sí son de lugar”.

En la zona existen dos tipos de chaquetas, la Véspula Germánica y la Véspula Vulgari. Las dos pertenecen al mismo género y han invadido otras regiones del mundo como Chile, Canadá, EE.UU., Nueva Zelanda, Australia y otros países. “Es una especie con un gran poder invasor”, aseguró Mattiacci.

“Las que vemos ahora, que son del tamaño más grande, son las reinas y es porque tienen un ciclo de vida anual en donde, en primavera emergen para fundar un nuevo nido y poner huevos. Luego, nacen las obreras y va a comenzar el ciclo a lo largo de toda la primavera y el verano”, desarrolló.

Y agregó: “llegando el otoño, el nido empieza a morir y durante todo el invierno desaparece. Sólo sobreviven las futuras reinas que son las que vamos a ver en la primavera siguiente”.

¿Qué hacemos cuando vemos una reina en esta época del año? La bióloga fue contundente: “básicamente, capturarla y matarla de un golpe, de una forma mecánica. Cuantas menos reinas tengamos, menos nidos habrán en el verano”.

Tiempo atrás se difundió información sobre una trampa o cebo a base de vinagre, sin embargo “desde el INTA hicimos unas experiencias y no tuvimos buenos resultados, no funciona”, confirmó.

“Si no nos animamos a aplastarla, la podemos meter en un frasco y ponerla en el freezer que ahí se va a terminar muriendo”, añadió.

La reina, una vez que funda el nido se queda adentro y no vuelve a salir, se dedica solamente a poner huevos. “Es mucho más grande que las obreras, más anaranjada. Los zánganos, se pueden observar al final del ciclo, comenzando el otoño; son más grandes y con antenas mucho más alargadas”, indicó Mattiacci.

Y aclaró: “la chaqueta amarilla puede anidar en cualquier lado, pero mayoritariamente en el suelo, se puede ver como un agujero. Hay que tener mucho cuidado de no pisarlo. La avispa que hace los nidos en los aleros de las casas y que cada vez vemos más, es otra especie, se llama Avispa del Papel, y es bastante menos agresiva. Además, tiende a tener menos interacción con el ser humano porque no tiene un consumo tan importante de proteínas. No viene a alimentarse de nuestra comida, como pasa con la chaqueta, por ejemplo, cuando hacemos un asado y las vemos acercándose para forrajear”.

¿Qué hacemos si nos pica y cuál es la reacción?

“La chaqueta amarilla pica para defenderse. Si no la molestamos, no va a venir a picarnos”, aseveró la especialista.

“Si estamos en un ambiente con mucha presencia de estos insectos, lo mejor es no movernos bruscamente, no espantarlos, no hacer movimientos que puedan tomarlos como una agresión. Estar atentos a dónde nos movemos, dónde apoyamos la mano, qué comemos”, sugirió.

La chaqueta amarilla tiene una glándula de veneno al final del aguijón, el cual puede llegar a ser muy peligroso en personas  que son alérgicas. “Y también, puede despertar una nueva alergia después de un par de picaduras. Es muy común, por ejemplo, en apicultores, que tras sucesivas picaduras el cuerpo despierte esta reacción”, sostuvo Mattiacci.

“Lo que recomendamos es acercarnos lo más rápido posible a un centro de salud”, explicó la investigadora consultada sobre cómo proceder en caso de picadura. “Porque puede ser que nos despierte una reacción alérgica  y necesitemos atención médica”.

Además mencionó estar atentos a los síntomas: “si me duele la garganta, si tengo calor, si se me hinchan las manos, la cara. No siempre aparecen inmediatamente después de la picadura, pueden tardar varias horas. Podemos también, para bajar la inflamación, poner frio pero es algo más tópico”. (ANB)

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias