domingo 17 de octubre de 2021

Open Space

Un barilochense es parte del equipo que ganó el desafío internacional “Moon Rover”

Santiago Rodríguez integra SpaceBee. Como premio, su robot llamado "RoverTito" viajará a la luna.

jueves 02 de septiembre de 2021
Un barilochense es parte del equipo que ganó el desafío internacional “Moon Rover”

Un egresado de Ingeniería Electrónica de la Sede Andina de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) forma parte del equipo que ganó el desafío internacional “Moon Rover”. ¿El premio? Que su robot viaje a la Luna en 2024.

Santiago Rodríguez integra SpaceBee, el equipo que desarrolló el proyecto de un vehículo lunar (o moon rover) en el marco de la competencia internacional “Open Space”, que tiene como objetivo motivar a menores de 25 años a insertarse en la industria aeroespacial.

Todos los desafíos abiertos y los equipos ganadores pueden verse en el sitio spaceisopen.com, en donde se explica que Spacebee, equipo conformado por 21 jóvenes profesionales y estudiantes de Argentina y Cuba, “desarrolló a ‘RoverTito’, un rover hexápodo y autónomo que tiene como misiones principales utilizar métodos geofísicos para la detección de reservorios de agua y para determinar la ubicación geográfica y dimensiones de tubos de lava en el polo sur de la Luna”. El premio final del desafío es poner a su rover en un viaje al satélite natural de la Tierra en 2024.

Santiago nació y creció en Bariloche, ciudad en la que pudo quedarse a estudiar Ingeniería Electrónica en la UNRN Sede Andina. “Mi padrino es ingeniero químico, y desde los seis años le decía a mi mamá ‘quiero ser ingeniero como mi padrino’, pero la verdad que no tenía idea de qué era realmente hacer ingeniería”, recuerda Santiago.

Arrancó la secundaria en una escuela técnica, el Colegio Tecnológico del Sur, donde tuvo su primer contacto con el mundo de la electrónica. Ya finalizando estaba convencido de que quería estudiar ingeniería y, como era técnico electrónico, fue fácil decidirse por la ingeniería electrónica. “Buscando universidades encontré que la UNRN tenía la carrera que quería estudiar completa en Bariloche, así que ni bien me egresé, arranqué en la UNRN”.

Finalizando la carrera, en julio de 2020, con todas las materias aprobadas y la tesis pendiente, ingresó a trabajar como ingeniero en el grupo de Radiofrecuencia de INVAP. En diciembre se recibió.

¿Cómo te sumaste al proyecto de SpaceBee?

Me sumé desde su inicio. Entré a INVAP junto con Sol Maldonado, que es una de los líderes del equipo y, ni bien nos conocimos, me contó de Open Space y me invitó a formar parte. Desde entonces trabajé en lo que es la parte electrónica del rover que estamos desarrollando, pasando por las distintas etapas de diseño, partiendo del diseño conceptual, hasta el detalle, donde definimos qué elementos componen el rover.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro respecto al proyecto?

El objetivo que compartimos todos los miembros de SpaceBee es que nuestro rover llegue a la Luna y realice su misión, que en principio es la búsqueda de agua en el polo sur, que puede ser de utilidad para futuros asentamientos humanos. Así que en el largo plazo tengo la expectativa de que podamos desarrollar, construir y evaluar nuestro rover con la misma profesionalidad que INVAP desarrolla sus satélites y radares.

Es un proyecto ambicioso, te debe insumir mucho tiempo, casi un trabajo extra…

Más que un trabajo lo llamaría hobby. A veces se vuelve un poco demandante, hemos tenido días donde estábamos desde las 19 hasta las 00, pero el equipo que tenemos hace que sea muy llevadero; en estos meses aprendimos a trabajar muy bien como equipo y a coordinarnos pese a que estamos distribuidos en todo el país, trabajemos y/o estudiemos, y salvo que tengamos un objetivo puntual en el corto plazo, llevamos un ritmo más relajado.

¿Y tus expectativas a futuro respecto a tu profesión? ¿Cambiaron después de este proyecto o siguen siendo las mismas y solo se profundizaron?

Respecto de mi profesión, mantengo la idea de que no me equivoqué al estudiar ingeniería, que es a lo que espero poder dedicarme el resto de mi carrera profesional, ya sea en el área de radares, que es en lo que trabajo en INVAP, como en el área espacial o el área médica, si en algún momento se presentan las oportunidades.

Si te interesa estudiar ingeniería electrónica en la UNRN, en Bariloche, podés ingresar acá: https://bit.ly/IngenieriaElectronicaUNRN (Fuente: Área de Comunicación Sede Andina UNRN)

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS